Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina


De acuerdo con un reciente trabajo de investigación publicado por los científicos Stephanie Seneff y Anthony Samsel, el herbicida glifosato, un análogo artificial del animoácido glicina, puede acumularse en los seres vivos y a su vez, podría estar integrándose en las proteinas.

A principios de este año, la organización MomsAcrossAmerica, envió cinco vacunas infantiles a un laboratorio independiente, y las cinco dieron positivo para el glifosato – con la polémica MMR (triple viral) que muestra que la vacuna contiene niveles 25 veces mayores que otras vacunas.

Las vacunas probadas por MomsAcrossAmerica y que contienen glifosato fueron las siguientes:

DTAp Adacel (Sanofi Pasteur) vacuna, que tuvo .123 ppb de glifosato (Adacel se aplica a las embarazadas de Argentina)

Influenza Fluvirin (Novaris), que fue de .331 ppb de glifosato

HepB Energix-B (Glaxo Smith Kiline, a 0.325 ppb de glifosato

– Vacuna neumocócica Pneumovax 23 (Merk), que tenía 0.107 ppb de glifosato

MMR II triple vírica (Merck), 2.671 ppb de glifosato.

Los científicos Anthony Samsel y Stephanie Seneff han publicado el quinto trabajo de investigación revisado por pares sobre el glifosato. Se llama “Vías de glifosato a las enfermedades modernas V: Análogos de aminoácidos de glicina en diversas proteínas”.

Anthony Samsel: Glifosato en las Vacunas (activar subtítulos y traducción automática)

 

La pregunta es: ¿Cómo llega el glifosato a las vacunas?

Los cultivos transgénicos y otros, son rociados con glifosato y con ellos se alimenta al ganado que luego forma parte de los ingredientes de vacunas.

La científica del MIT, la Dra. Stephanie Seneff, agregó:

“el glifosato podría fácilmente estar presentes en las vacunas debido al hecho de que ciertos virus de la vacuna (incluyendo la triple vírica y del virus de la gripe) se cultivan en gelatina derivada de los ligamentos de los cerdos alimentados con OGM que contienen altas dosis de glifosato. Se permite la alimentación del ganado a tener hasta 400 ppm de residuos de glifosato por la EPA, miles de veces mayor de lo que se ha demostrado que causa daño en numerosos estudios.”

La Dra. Toni Bark, MD, pediatra, afirma:

“Estoy profundamente preocupada por la inyección de glifosato, un pesticida conocido, directamente en los niños. Ni el Roundup ni el glifosato han sido probado para la seguridad como un inyectable. La inyección es una ruta muy diferente de entrada de la vía oral. Las toxinas inyectadas, incluso en pequeñas dosis pueden tener profundos efectos en los órganos y los diferentes sistemas del cuerpo. Además, la inyección de un producto químico junto con un adyuvante o virus vivo, pueden inducir reacciones alérgicas graves a dicha sustancia como las vacunas inducen al sistema inmune para crear anticuerpos para lo que se incluye en la vacuna. Dado que el glifosato se utiliza en gran medida en el maíz, la soja, el trigo, el algodón y otras materias primas, podemos esperar ver las alergias alimentarias más graves en los receptores de la vacuna. Además, los productos químicos en dosis ultra bajas, pueden tener efectos poderosos sobre la fisiología al comportarse casi como hormonas, estimular o suprimir los receptores fisiológicos. “

Para leer el informe de glifosato en las vacunas: haga clic aquí.

Para leer los resultados de la prueba de laboratorio: haga clic aquí.

Para leer la carta a la FDA: haga clic aquí.

 

El público debe saber que las vacunas es probable que contengan glifosato, un herbicida tóxico, que es reconocido por la EPA como un “disruptor reproductivo”(es decir: disruptor endocrino; sólo unos pocos ejemplos 1,2,3,4) que “puede causar daño hepático y renal” y que se ha demostrado que es una neurotoxina. La OMS ha considerado al glifosato como un probable – no como un improbable – cancerígeno.

 

Algunos de los problemas de salud y enfermedades relacionados con el glifosato en humanos y animales publicados en la literatura científica.

Daño en el ADN

Linfoma de Non-Hodgkin

Trastornos hormonales en niños

Testosterona demasiado baja

Leucoplasia vellosa

Linfoma

Exposiciones prenatales químicas

Estrés oxidativo

Cáncer de piel

Exposición a sustancias químicas

Enfermedades alérgicas de las vías respiratorias

Enfermedades de la sangre

Anemia hemolítica

Melanoma

Mieloma múltiple

Artritis reumatoide

Rinitis

Neurotoxicidad

Trastornos parkinsonianos

Infertilidad: Hombre

Enfermedades endocrinas

Cáncer de hígado

Enfermedad de Parkinson

Parkinsonismo

Intoxicación por Productos Químicos: Acumulación de toxinas ambientales

Enfermedad renal crónica de etiología desconocida (CKDu)

Bajos niveles de dopamina

Peroxidación lipídica

Envenenamiento por mercurio

Microcefalia

Atención Postnatal

Daño a la sustancia nigra

Daño hepático inducido químicamente

Disbiosis

Meningitis aséptica

Enfermedades neurodegenerativas

Toxicidad inducida por vacunas

Aflatoxicosis

Enfermedad de Alzheimer

Asma

Inflamación cerebral

Cáncer

Anormalidades de desarrollo reproductivo femenino

Toxicidad por metales pesados

Daño renal: inducido químicamente

Enfermedades del riñón

Enfermedades pulmonares

Anomalías masculinos desarrollo reproductivo

Baja calidad del esperma

Cáncer de mama

Cáncer de mama: inducido químicamente

Cáncer de mama: receptor de estrógeno alfa-positivo

Enfermedades de los genitales en el hombre

Daño en el riñón

Daño hepático

Cáncer del sistema linfático

Disfunción mitocondrial

Acciones farmacológicas adversas

Genotóxico

Disruptor endocrino

Carcinógeno

Neurotóxico

Citotóxico

Biocida

Teratogénico

Hepatotóxicos

Oxidante

Disruptor de Aromatasa

Bioacumulador

Inhibidor de la acetilcolinesterasa (xenobióticos)

Clastogénico

El glifosato de ningún modo y por ningún motivo debería ser inyectado en nuestros niños o embarazadas, ni en ninguna persona

No creemos que ningún estado o gobierno debería tener el derecho de exigir vacunas que contienen aditivos dañinos, incluyendo un probable cancerígeno como los herbicidas a base de glifosato, especialmente a nuestros más vulnerables, los bebés y las embarazadas. Ciertamente, ningún padre debería tener que inyectar a sabiendas directamente en su recién nacido, a las pocas horas de haber nacido o a su hijos en crecimiento, con un probable cancerígeno. Ninguna madre embarazada debe inyectarse nunca con una neurotoxina y disruptor endocrino. Estamos muy preocupados de que la introducción de glifosato en nuestros cultivos de alimentos,  se correlacione con el aumento de los informes de daños de la vacuna, y que podría ser un factor contribuyente importante en la epidemia de autismo. Esto debe ser investigado. Pruebas y reformulaciones también se deben hacer.

Ya no vamos a conformarnos con otra cosa que no sea la derogación total de la ley de vacunación obligatoria. Simplemente ya no se puede confiar en organismos y gobiernos, que nos han puesto deliberadamente en peligro.

Por favor firma y difunde la Petición para Derogar la Ley de Vacunación Obligatoria en Argentina.

Por favor envíe esta información a sus representantes electos, autoridades, y a su familia y amigos.

Fuentes:

http://www.momsacrossamerica.com

Estudios publicados por Seneff y Samsel:

Glyphosate pathways to modern diseases V: Amino acid analogue of glycine in diverse proteins. Journal of Biological Physics and Chemistry 16 (2016) 9–46. doi: 10.4024/03SA16A.jbpc.16.01

Glyphosate, pathways to modern diseases IV: cancer and related pathologies. Journal of Biological Physics and Chemistry 15(3):121-159 doi: 10.4024/11SA15R.jbpc.15.03

Glyphosate, pathways to modern diseases III: Manganese, neurological diseases, and associated pathologies. Surg Neurol Int. 2015; 6: 45. doi: 10.4103/2152-7806.153876

Glyphosate, pathways to modern diseases II: Celiac sprue and gluten intolerance. Interdiscip Toxicol. 2013 Dec;6(4):159-84. doi: 10.2478/intox-2013-0026.

Glyphosate’s Suppression of Cytochrome P450 Enzymes and Amino Acid Biosynthesis by the Gut Microbiome: Pathways to Modern Diseases Entropy 2013, 15(4), 1416-1463; doi: 10.3390/e15041416

Recursos adicionales sobre glifosato:

161 estudios científicos sobre la toxicidad glifosato. http://www.greenmedinfo.com

La vacuna DTaP y Tdap no afectan las posibilidades de que adquiera la pertussis en primer lugar. No son más que su propio cinturón de seguridad personal en el caso de un accidente. No hay nada de altruista en vacunarse a sí mismo con la vacuna de la tos ferina acelular. Usted no está contribuyendo a cualquier “inmunidad comunitaria” vacunándose. No hay tal cosa como la estrategia de “capullo” para un bebé recién nacido, vacunando a los miembros de la familia.

Cada año, más de 600 niños menores de 13 años, mueren en accidentes de tráfico. Este es un hecho terrible. Pero, ¿qué diría usted si su médico, el médico de su hijo, sus senadores y todo el mundo en los medios dijeran tienen la solución para evitar estas muertes? Y estuviera total y completamente dentro de su poder salvarlos, y por supuesto, usted está sólo en un agujero si no sigue este consejo y salva las vidas de los 600 niños cada año.

¿Estás listo para esta idea genial?

Póngase la hebilla de su cinturón de seguridad.

Espere. No me refiero a la hebilla del cinturón de seguridad de su hijo. No. Sino a la hebilla de su propio cinturón de seguridad para salvar vidas de 600 niños cada año.

Tiene cero sentido, ¿verdad? Que usted se ponga su propio cinturón de seguridad no tendría absolutamente ningún impacto en el número de accidentes o de los niños que mueren en accidentes cada año en este país. En el mejor de caso el cinturón de seguridad significa que saldrá menos lesionado en un accidente de lo que estaría sin él.

Y sin embargo, se nos dice que la respuesta a la prevención de las 10 muertes infantiles por la tos ferina que se producen cada año en este país es vacunarnos nosotros mismos, y a nuestros propios niños mayores, con la Tdap y DTaP. Esto es tan irracional como ponerse en usted mismo el cinturón para salvar la vida de alguien más.

Tengan paciencia conmigo, a través de estos dos párrafos siguientes que son claves. Es posible que desee masticarlos dos veces.

He aquí por qué: las vacunas contra la tos ferina no contienen la bacteria pertussis. Las vacunas Tdap y DTaP que fueron desarrolladas durante la década de 1990, no confieren inmunidad a las bacterias de la tos ferina. Las vacunas contienen toxoide de pertussis. Toxoide es la versión inactivada de la exotoxina desagradable que las bacterias segregan durante una infección que causa daños importantes en el cuerpo humano.

Estas vacunas son “acelulares” (es decir, de la célula no completa) también contienen la pertactina, fimbrias, y hemaglutinina-filamentosa todo el combo que produce la tos ferina—en un intento fallido para impedir que la tos ferina se pegue a sí misma y aparezca en su garganta. La tos ferina y la toxina pertussis no son la misma cosa: pensar en ello como la diferencia entre las uvas y el vino. ¿Es usted arrestado por conducir después de comer las uvas? No, no lo es. Porque aunque de uno se hace lo otro, no son la misma cosa.

La toxina pertussis es llamada una toxina AB debido a que la unidad B (B es para la unión) se une a las células sanas, mientras que la unidad A entra a través de las membranas y causa daños. Es la unidad B, la que el cuerpo puede aprender a reconocer y a la que obtiene cierta inmunidad. Las vacunas DTaP/Tdap son para enseñarle a su cuerpo a combatir cuando se encuentra con la unidad B.

Uf. La parte más difícil ha terminado. Lo hiciste. Es todo cuesta abajo desde aquí.

Pero el hecho clave mal representado por los medios de comunicación, legisladores y establecimiento médico es el siguiente: las vacunas no pueden luchar contra la tos ferina hasta que su cuerpo esté infectado y para entonces ya es demasiado tarde para que le impida ser contagioso. No hay una toxina para combatir—y ninguna unidad B para reconocer—hasta que la infección se afianza en cualquier lugar desde los 4 a 21 días después de la exposición. DTaP y Tdap pueden ser vacunas de reducción de los síntomas, pero no están diseñadas para prevenir que una infección ocurra. No son vacunas de transmisión sino de reducción. De hecho, los anticuerpos a la toxina pertussis no sirven de nada hasta que ocurre una infección.
¿Se va a encontrar alguna unidad B de toxina pertussis todos los días en su vida cotidiana? Sólo si se trabaja en un laboratorio. Y ya no hay una vacuna (en EE.UU. y Europa – En Argentina los niños aun reciben la cuestionada DTP) de la bacteria pertussis de células enteras regulares que haya producido alguna exotoxina.

Lea mas: SIDS (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante). Los datos sugieren que probablemente se debe a la vacuna DPT (difteria-tétanos-pertussis)

Según los datos ¿Cuál es la vacuna más mortal de todas?

La vacuna DTP de edad a partir de los años 50, 60, 70 y 80 (y fue eliminada 1996-1999) era probablemente algo responsable de la menor tasa de casos diagnosticados, pero incluso en los años 90 los investigadores sabían que los niños vacunados con DTP estaban desarrollando infecciones de la tos ferina sin mostrarlo. Entre ser vacunado con la vacuna DTaP, DTP o soportar una infección natural, sólo aquellos que han tenido una infección natural tienen verdadera inmunidad del contagio de infecciones contagiosas por hasta 20 años.

“En 1979, Suecia abandonó la vacuna de la tos convulsa. De 5.140 casos en 1978, se encontró que el 84% habían sido vacunados 3 veces.
B Trollfors and E Rabo. Whooping cough in adults. Br Med J (Clin Res Ed). 1981 Sep 12; 283(6293): 696–697. PMCID: PMC1506984

La antigua DTP de células enteras no estaba impidiendo estas muertes 10 pertussis por año tampoco. En los tres años abarcados desde 1992 a 1994, cuando estaba en uso la DTP hubo 32 muertes totales (si se hacen las cuentas), 25 de estas fueron en lactantes menores de 6 meses de edad. En 2014 hubo 9 muertes de niños menores de 11 meses de edad. Por supuesto, ha habido avances médicos en los últimos 20 años que están salvando vidas infantiles si son infectados con la tos ferina.
Por lo tanto, en virtud de diseño, las vacunas DTaP y Tdap sólo funcionan después de que se haya ya infectado con tos ferina, y con la esperanza es que le impidan no estar tan enfermo como lo haría sin ellas. A veces funciona, a veces—y como usted ha leído en los medios de comunicación—falla por completo. Tal vez se está enfermo en toda la regla, o tal vez usted siente como que tiene un resfriado, o tal vez usted no se siente como usted está enfermo en absoluto, pero todavía tienes la infección. Y todavía va a pasar por delante de un bebé recién nacido.
Sin embargo, la vacuna DTaP y Tdap no afectan las posibilidades de que adquiera la tos ferina en primer lugar. No son más que su propio cinturón de seguridad personal en el caso de un accidente. No hay nada de altruista en vacunarse a sí mismo con la vacuna de la tos ferina acelular. Usted no está contribuyendo a cualquier “inmunidad comunitaria” vacunándose. No hay tal cosa como la estrategia de “capullo” para un bebé recién nacido, vacunando a los miembros de la familia.

La FDA y los CDC saben esto y eso es por que nunca los ha visto culpando a los no vacunados durante los picos de la tos ferina que hemos estado viendo desde el año 2004. Sería calumnioso de su parte hacer tal acusación debido a que Estados Unidos renunció de manera efectiva la vacunación contra la tos ferina de bacterias reales en los años 90. La DTaP y Tdap no son vacunas bacterianas “débiles”. No son vacunas bacterianas en absoluto.

Son … dígalo ahora conmigo … vacunas de toxoide bacteriano.

Y las madres embarazadas que reciben la vacuna Tdap no están pasando anticuerpos contra la tos ferina a sus bebés. Es más probable (aunque no está garantizado) transmitir los anticuerpos de toxina pertussis para el bebé, pero la cantidad de anticuerpos que la vacuna Tdap con la que estos bebés nacen (la medida tiende a ser 68 por mililitro) no se encuentra con lo que de lo es necesario para prevenir los estragos de una infección de tos ferina en el evento que están expuestos a las bacterias (que ha de ser de al menos 256 por mililitro) y caen rápidamente después del nacimiento (al 20 por mililitro).

¿Que sigue? ¿Decir a las madres que deben obtener cuatro dosis de la vacuna Tdap durante el embarazo?
Incluso la vacuna prenatal suena como que es mejor que nada, y deja de considerar los ingredientes de la vacuna Tdap antes de hacer esa elección.

Después del nacimiento, bebé que tiene la misma probabilidad de contraer tos ferina en la infancia como lo hizo sin Tdap de la madre, ya que no tiene ningún anticuerpos contra la tos ferina. Bueno, casi la misma posibilidad, porque si ese bebé está expuesto a una de las nuevas cepas de la tos ferina que no contienen el componente pertactina que he mencionado anteriormente, no sólo esta Tdap prenatal no va a proteger al niño, pero casi acturá como un pararrayos para las cepas nuevas de tos ferina para causar la infección.

¿Lo tienes? La vacunación de usted mismo para la unidad B de la toxina pertussis no va a dejar que se contagien con la bacteria de la tos ferina. No va a detener que la tos ferina se convierta en una infección. No te va a detener la propagación de la tos ferina. Y no va a proteger a un niño en su hogar o en la comunidad de contraer tos ferina que sería como ponerse su propio cinturón de seguridad para proteger el nuevo bebé de su vecino en un accidente de coche.

He aquí un pregunta y respuesta de los CDC donde dicen que los niños no vacunados no son la fuerza impulsora detrás de los brotes o epidemias:

Pregunta: He escuchado que los padres que niegan a vacunar a sus hijos o los viajeros … están esparciendo la enfermedad; ¿se los debe culpar por los brotes de tos ferina? Respuesta: Incluso si los niños que recibido las vacunas de DTaP tienen al menos 8 veces más posiblidades de tener tos ferina que los niños que recibieron todas las 5 dosis de recomendadas de DTaP, ellos no son la fuerza impulsora detrás de los brotes o epidemias.

Pregunta: He escuchado que los padres que niegan a vacunar a sus hijos o los viajeros … están esparciendo la enfermedad; ¿se los debe culpar por los brotes de tos ferina?
Respuesta: Incluso si los niños que recibido las vacunas de DTaP tienen al menos 8 veces más posiblidades de tener tos ferina que los niños que recibieron todas las 5 dosis de recomendadas de DTaP, ellos no son la fuerza impulsora detrás de los brotes o epidemias.

CDC, pregunta y respuesta: (los no vacunados no tienen realmente 8 veces más probabilidades de “tener” la tos ferina porque obviamente serían entonces la fuerza motriz. De hecho, sólo se enteraron de que los pararrayos para las nuevas cepas son los vacunados contra la tos ferina. Escribí al CDC para la fuente de su declaración y ellos me respondieron con este estudio. Se encontró que la proporción de niños no vacunados fue del 7,8% de los casos de tos ferina estudiados y el 92,2% fueron vacunados. La única conclusión matemática adecuada para sacar esta conclusión es que uno tiene 11,8 veces más probabilidad de tener tos ferina si es vacuna.)

 

Enlaces:
http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/00048610.htm
http://www.cdc.gov/pertussis/clinical/disease-specifics.html
https://en.wikipedia.org/wiki/Exotoxin
http://wwwnc.cdc.gov/eid/article/6/5/00-0512_article
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24277828
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15876927
http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/00038200.htm
http://www.cdc.gov/pertussis/downloads/pertuss-surv-report-2014.pdf
http://share.kaiserpermanente.org/article/kaiser-permanente-study-finds-effectiveness-of-routine-tdap-booster-wanes-in-adolescents/
http://www.fda.gov/newsevents/newsroom/pressannouncements/ucm376937.htm
http://www.cdc.gov/pertussis/about/faqs.html
http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1866102
http://jid.oxfordjournals.org/content/181/3/1010.full.pdf
http://www.cdc.gov/pertussis/pertactin-neg-strain.html
http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1456072

 

Lea el artículo original de LeviQuakenboss

De acuerdo con los autores de un artículo de Instituto de Ciencias de la Salud (HSI) en enero de 2016,”los investigadores de la UCLA, descubrieron que sólo una de cada 175 personas que reciben la vacuna serán capaces de esquivar un brote de herpes zoster.”

Por Claire Dwoskin – Dos importantes cambios aprobados por la FDA en el prospecto de advertencia de la vacuna Zostamax contra el herpes zoster (culebrilla), de Merck Pharmaceutical, se han realizado desde que la controvertida vacuna fue introducida en 2006. La primera fue en agosto de 2014, cuando, además de potencialmente causar la varicela, se añadió otro efecto secundario: ¡herpes zoster! Está bien. Se encontró que—la vacuna que había sido y sigue siendo—agresivamente comercializada vacuna para evitar que las personas mayores contraigan esta condición dolorosa en realidad causa el herpes zóster en algunos individuos.

En febrero de este año, la FDA aprobó un cambio en la etiqueta para advertir a los que prescriben la vacuna Zostamax de otro posible efecto secundario: “Trastornos oculares: retinitis necrotizante.”

Daños a la visión vinculados a la vacuna contra el herpes zoster

Este trastorno, así como la queratitis, que provoca inflamación y cicatrización del tejido ocular y pueden conducir a la pérdida permanente de la visión si no se tratan rápidamente. Fue informado por WebMD que 20 individuos (niños y adultos) han desarrollado queratitis dentro de un mes después de recibir una vacuna contra la varicela o el herpes zoster. Los síntomas de queratitis para los adultos se desarrollaron dentro de los 24 días de la vacunación, mientras que los síntomas en los niños comenzaron dentro de los 14 días de la vacunación.

“Los investigadores concluyeron que existe una relación probable entre la vacuna y la inflamación de los ojos, aunque el estudio no fue diseñado para probar que la vacuna en realidad causó la condición”, según un artículo publicado por el bufete de abogados de lesiones personales y Matthews Associates.

Aunque los investigadores no saben por qué la vacuna del herpes zoster puede causar queratitis, la condición se ha relacionado con trastornos autoinmunes. La conexión entre las vacunas y las enfermedades autoinmunes ha sido ampliamente reconocida, y más recientemente por los investigadores médicos en todo el mundo en una recopilación de estudios publicados en 2015, en el libro de texto médico Vacunas y autoinmunidad.

Eficacia insignificante de Zostamax

De acuerdo con los autores de un artículo de Instituto de Ciencias de la Salud (HSI) en enero de 2016,”los investigadores de la UCLA, descubrieron que sólo una de cada 175 personas que reciben la vacuna serán capaces de esquivar un brote de herpes zoster.” Mientras que Merck afirma Zostamax tiene un 50 % de efectividad, en el grupo placebo, el 3,3 por ciento de los participantes en el estudio desarrollado herpes zoster, en comparación con el 1,6 por ciento en el grupo de la vacuna. Así, mientras que es una diferencia del 50%, lo real, es que la reducción del riesgo absoluto es sólo 1,7 puntos porcentuales.

Más “Efectos adversos” de la vacuna del herpes zoster

De acuerdo con su etiqueta de advertencia actual, los efectos secundarios más comunes de Zostovax son “dolor de cabeza, enrojecimiento, dolor, picor, hinchazón, induración, calor o moretones donde se aplicó la vacuna.” Sin embargo, los más graves “efectos secundarios” incluyen:

• reacciones alérgicas, que pueden ser graves y pueden incluir dificultad para respirar o tragar
•varicela
•fiebre
• urticaria en el lugar de la inyección
•dolor en las articulaciones
•dolor muscular
•náusea
•erupción
• erupción en el lugar de la inyección
•herpes
• inflamación de las glándulas cerca de la zona de inyección (que pueden durar desde unos pocos días a unas pocas semanas)

Sin embargo, a pesar de su dudosa eficacia en la prevención de la culebrilla (y el hecho de que puede causar herpes zóster!) Y los graves efectos secundarios que puede producir, los sitios en línea financiados por la industria farmacéutica (por ejemplo, WebMD) y las farmacias de barrio continúan aconsejando ominosamente a las personas mayores obtener las vacunas de la culebrilla – a un costo de $ 150 – $ 300 por inyección para las compañías de seguros. Zostamax es claramente eficaz en algo – y no hay nada “potencial” sobre los ingresos que está generando para sus fabricantes, promotores y distribuidores.

Lea artículo original de cmsri.org

Por D. Samuelson – Hace dos años, Natural News comenzó a informar sobre un denunciante desconocido que había sido empleado como científico en la oficina de seguridad de la inmunización del Centro para el Control de Enfermedades (CDC). Este denunciante estaba arrepentido por su participación en un estudio de los CDC, que según él indicó inicialmente un aumento del riesgo de autismo, especialmente para los niños jóvenes afroamericanos que recibieron la vacuna M-M-R®II (MMR) de Merck. Fue este aumento del riesgo, el denunciante dijo, que había sido omitido intencionadamente a partir de los resultados de la investigación.

Antes de que el nombre del denunciante se hiciera público, pasaba horas de conversación con el Dr. Brian Hooker, un ingeniero bioquímico y padre de un niño con autismo. Después de que estas conversaciones/confesiones fueron grabadas, el doctor Hooker recuperó copias del estudio de los CDC de De Stefano, a través de la Ley de Libertad de Información (FOIA). Hooker reevaluó los datos con el aporte del denunciante. La investigación reevaluada mostró que la MMR aumentó el riesgo de autismo y los descubrimientos del Dr. Hooker fueron publicados en BioMed Central. Esto creó un gran revuelo cuando informó de un “aumento de 3,4 veces en las tasas de autismo“, cuando se inyecta la vacuna triple vírica a los brazos de los niños afroamericanos antes de los 3 años de edad. Aproximadamente una semana más tarde, BioMed Central retracta el artículo un “conflicto de intereses” no divulgado.

Este denunciante es bien conocido en la actualidad. Su nombre es el Dr. William Thompson. Es su testimonio el que es el motor central en el documental VAXXED: Del Encubrimiento a la Catástrofe, co-dirigida por el Dr. Andrew Wakefield.

La periodista independiente Sheryl Attkisson ha escrito que el Dr. William Thompson también compartió su testimonio con el Senador, congresista por Florida, Lee A. Posey. Así es como Thompson describió cómo el CDC se deshizo de los hechos inconvenientes:

“. . .programamos una reunión para destruir documentos relacionados con el estudio. . . trajeron un gran cubo de basura a la sala de reuniones. . . se revisaron los documentos en papel, que pensamos que debería destruirse. . . y fueron puestos en un enorme cubo de basura.”

La Sra. Attkinsson también consideró que el congresista Posey no haría nada porque, “la poderosa industria farmacéutica alcanza profundamente en el Congreso. . .” Ella tenía razón. Ya en 2008, Attkinsson hizo una historia para la CBS sobre el dinero detrás de las vacunas y la Academia Americana de Pediatría, que se recibió millones de los gigantes farmacéuticos y fabricantes de vacunas Wyeth, Merck y Sanofi Aventis. ¿Hay alguna razón para pensar que ha cambiado en los últimos ocho años?

También hay otros giros y vueltas. Globe News Wire informó a principios de 2016 que el Dr. William Thompson – que todavía está trabajando con el CDC – va a “publicar una reelaboración de los datos de un controvertido estudio publicado por primera vez en 2004.” ¿Quiere decir que ha cambiado de opinión? El Dr. Brian Hooker, que rompió por primera vez la historia de Thompson en 2014, tiene algunas ideas, según lo informado por Age of Autism. Podría ser sobre el dinero de la subvención que el CDC recientemente le dio a Thompson, y el hecho de que el CDC es “no está ahí para decir la verdad, sino para manipular la opinión pública.”

A día de hoy, ha habido una tormenta de controversia. Las acusaciones de fraude y el engaño en ambos lados. El nombre por el que se llama está dividiendo lados también. “Anti-Vacuna ” o “Anti Vaxer” son las nuevas frases para algunos que simplemente cuestionan la investigación farmacéutica financiada por un gobierno que está financiado por las empresas farmacéuticas. Parece razonable cuestionar eso. Pero no en una dictadura “científica” emergente.

 

Lea el artículo original de Vaccine.News

 

Fuentes:

NaturalNews.com
Science.NaturalNews.com
NCBI.NLM.NIH.gov
TranslationalNeurodegeneration.BioMedCentral.com
TranslationalNeurodegeneration.BioMedCentral.com
ScienceBlogs.com
VaxxedTheMovie.com
YouTube.com
SharylAttkisson.com
CBSNews.com
GlobeNewsWire.com
AgeOfAutism.com

FEATURE-MAN

Por John Lieff, M.D. — Desarrollos recientes apuntan hacia los sistemas inmunitario y nervioso siendo el mismo sistema, incluyendo el uso de las mismas moléculas críticas y vías de señalización. Dos acontecimientos recientes, en particular, muestran la conexión íntima—el origen de la sinestesia y la destrucción de las sinapsis en la enfermedad de Alzheimer. El dogma anterior de que el SNC es un “privilegiado inmune” ahora parece demasiado simplista como vastas redes de moléculas inmunes se encuentran en el sistema nervioso central.

Además, publicaciones anteriores han demostrado cómo las células inmunes son señalizadas y controladas por las neuronas y responden a los neurotransmisores. Esto pone de relieve la nueva información sobre la sinestesia, la enfermedad de Alzheimer, y sobre todo el gran complejo de señalización del MHC, el complejo principal de histocompatibilidad del sistema inmune, que determina si nuestras células se consideran “propias” o se destruyen como “ajenas”, tales como un microbio o una célula de cáncer. Este complejo de compatibilidad de los genes y las proteínas, que es la columna vertebral de toda inmunidad, utiliza moléculas de doble función para el cerebro y la inmunidad.

Alzheimer y receptores inmunes

La investigación reciente muestra que las proteínas inmunes en la superficie de las neuronas cerca de las sinapsis son receptores para la beta amiloide, los péptidos que forman placas en la enfermedad de Alzheimer están relacionados con la destrucción de las sinapsis y neuronas. De hecho, este estudio demostró que el receptor de la proteína inmune, PirB, mediante la atracción de amiloide beta es un mecanismo que inicia el clúster de amiloide en la neurona, disparando una cascada de actividad que mata las células del cerebro y causa la demencia del Alzheimer.

Hiper Conectividad de la sinestesia y la poda Inmune

Otro conjunto de la investigación muestra que la sinestesia también podría estar relacionada con la regulación inmune del sistema nervioso. Mientras que la sinestesia se asocia con un aumento de la creatividad y la cognición, también existen problemas médicos asociados. Es en gran parte hereditaria, pero también se produce después de la lesión. Recientemente, varios genes han demostrado ser importantes en sinestesia y tienen funciones críticas en el sistema inmune (2a24, 5q33, 6p12 y 12p12). Estas regiones de genes están muy conectadas a la interleuquina 17, así como muchas otras moléculas inmunes. Además, hay una posibilidad de que sinestésicos tienen una mayor incidencia de esclerosis múltiple y autismo, ambos vinculados a trastornos del sistema inmune y la conectividad cerebral inusual. Además, con la aparición repentina de la sinestesia después de una lesión cerebral, problemas inmunológicos podrían ser la causa. Otro estudio mostró que existe una asociación con el colon irritable y la sinestesia.

Investigaciones recientes muestran que la mayor parte del cerebro es multisensorial, es decir, (a diferencia de la vieja teoría de módulos del cerebro) la mayoría de las neuronas del cerebro tiene múltiples conexiones con otros sentidos y regiones del cerebro. La sinestesia, las combinaciones inusuales de sentidos como la forma, el color, olor y sabor, se sabe ahora que es mucho más común de lo que se pensaba anteriormente.

Ahora está siendo cuestionado si la poda inmune de las sinapsis hace a la hiper conectividad en la sinestesia. Diferencias estructurales se han observado en sinestesia con el aumento de las conexiones en la corteza. El exceso de conectividad permite que un área, tal como la visión, active directamente otra región, la auditiva. Otras investigaciones apuntan a una disminución de la retroalimentación de la corteza parietal no suprime información de las regiones más bajas (neuronas excitadoras excesivas, menos inhibitorias). Probablemente, ambas se producen debido a una menor inhibición también fomentaría una mayor conectividad.

Microglia comiendo sinapsis

Microglia comiendo sinapsis

Una teoría de la sinestesia es que durante la poda fetal (de 9/10 de los billones de neuronas) algunas de las conexiones entre las regiones cerebrales sensoriales no están limpias. Hay mucho que aprender sobre el proceso de poda que es inmenso justo después de nacer, y continúa a un nivel mucho más pequeño cada noche en la edad adulta. Este aumento de la conectividad puede ocurrir de los cambios en la función inmune.

Los sistemas inmunitario y nervioso son uno

Existe una amplia evidencia de las conexiones entre el sistema inmunológico y el sistema nervioso. Esto se ha abordado en dos de mis publicaciones anteriores (“Neuronas y células inmunes trabajando juntas”, y “Componentes del cerebro ‘con cable’ e ‘inalámbricos’” en Scientific American Guest Blog), donde se muestra que el sistema nervioso está muy involucrado en todos los aspectos de la inflamación y está enviando constantemente información que aumenta la respuesta de la célula inmunitaria. De hecho, las células inmunes como los linfocitos responden a neurotransmisores como la dopamina en este proceso. En el otro lado hay vigilancia y la regulación del cerebro por las células inmunes constante.

Red de citoquinas

Red de citoquinas

Lo que no ha sido apreciado hasta hace poco es que muchas señales, los receptores de reconocimiento de patrones, y un gran número de proteínas tienen una doble función, tanto en los sistemas inmunitario y nervioso. Cuando el sistema inmunológico poda la sinapsis es crítico en el desarrollo del cerebro. La señalización en las células inmunes es al menos, si no más, compleja que en el cerebro, y a menudo utiliza las mismas vías de señalización.

Muchos de los genes se han demostrado para producir proteínas que ayudan al desarrollo tanto de la corteza cerebral y la función inmune. Estos genes en las células del cerebro influyen en el viaje y la orientación de los axones a medida que crecen, y la producción y en la poda de las sinapsis. El sistema inmune tiene influencia directa en gran parte de esta actividad, así, posiblemente a través de las acciones de la microglia (los astrocitos también tienen una actividad principal que es la producción y el mantenimiento de las sinapsis – ver post). El sistema inmune es, también, crítico en el desarrollo y la neuroplasticidad de las neuronas exitatorias de glutamato y la sinapsis.

Viejo dogma del sistema nervioso e inmunológico

El dogma anterior ha sido que el cerebro es (tiene muy poca actividad inmunológica) “privilegiado inmune”, ya que no hay muchas células inmunes típicas, tales como macrófagos, células dendríticas y los linfocitos T y B. Hay, por supuesto, microglias que son un tipo de macrófagos del cerebro. Sin embargo, recientemente, este punto de vista está siendo alterado debido a la enorme cantidad de moléculas inmunes específicas con propiedades vitales para el funcionamiento cerebral, muchas de ellas en las superficies de las células del cerebro. Estas miles de moléculas tienen una doble función en los sistemas inmunitario y nervioso. Esto incluye citoquinas, complementos y las proteínas del MHC.

Este post va a describir las tres áreas principales de funciones duales que se están encontrando, pero con énfasis en el MHC, uno de los factores más importantes para el sistema inmunológico.

Las citoquinas

El sistema de las señales de citoquinas ahora se sabe que es tan complejo como los sistemas de neurotransmisores. Estas señales regulan el movimiento crítico de las células T, guiándolas para viajar a los distintos ganglios linfáticos y el timo (cerebro del sistema inmune), con el fin de cumplir con las células que presentan antígenos que entonces cazarán. Las citoquinas son críticas para el movimiento de todas las células inmunes en el proceso de la lucha contra bacterias, incluyendo durante la inflamación. Las citoquinas son señales críticas para todos los aspectos de la función inmune, y para la señalización de las células inmunes a las células cerebrales.

Ahora, también se ha demostrado que tienen una función dual en que están involucrados en la estimulación de nuevas células cerebrales y el aumento de la neuroplasticidad. La señalización con citoquinas se produce a partir tanto de células cerebrales y células inmunes.

Sistema complementario

La familia crítica de proteínas complejas llamadas, sistema del complemento, se ha demostrado que tiene una doble función en los sistemas inmunológico y nervioso. Esta compleja cascada de moléculas etiqueta las sinapsis para la poda, así como microbios, células defectuosas, y las células de cáncer para la eliminación. Como en el MHC estos procesos parecen limitar el crecimiento del sistema nervioso central, es decir, limitan la conectividad.

 

Sistema de complemento

Sistema de complemento

La mayoría de las acciones tanto del sistema del complemento y el MHC son para controlar la actividad cerebral a través de la inhibición. Sin esta regulación constante, la actividad cerebral podría salirse de control (que es lo que hace en algunas enfermedades).

MHC inmune

El complejo principal de histocompatibilidad, MHC, es el conjunto crítico de genes, proteínas y los receptores, que no sólo distingue lo que son nuestras propias células, las células “propias”, (nuestras propias células que no deben ser asesinadas junto con los intrusos), y las células “extrañas” que deben ser destruidas. Los pedazos de proteínas a partir de las células en el interior combinados con las proteínas del MHC se colocan en la superficie de casi todas nuestras células y son fundamentales para los procesos de adaptación de los sistemas inmunes en la lucha contra los microbios y el cáncer.
MHC

La colocación del MHC con péptidos específicos de las proteínas intracelulares en la superficie de las células produce una señal de ’luz de neón’ para las células T para entender lo que está ocurriendo dentro de las células. Esto le dice a la célula T que deje a la célula tranquila (nuestras propias células no infectadas) o para atacar (una célula infectada, defectuosa o cancerosa). Estas muchas señales del MHC en la membrana exterior permite que las células T inmunes determinen si una célula tiene adentro material normal o material anormal. Cuando se encuentra anormalidad, se produce la respuesta inmune y la destrucción de la célula.

MHC en las neuronas

Es importante tener en cuenta que MHC también se encuentra en la superficie de casi todas las células del SNC también. De las clases de MHC I y II, el MHC de proteínas clase I, llamado MHCI, están involucrado en el desarrollo del cerebro, así como la producción y la neuroplasticidad de las sinapsis en los adultos. El MHC es uno de los conjuntos más grandes y más significativos de genes en los seres humanos y es crítico en las enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, el colon irritable, y la artritis.

Dendritas

Dendritas

Están compitiendo, procesos de estimulación e inhibitorios, en la creación de la sinapsis y su poda. La conectividad del cerebro se determina por los axones que viajan uniendo dendritas y forman sinapsis. Si bien no se entiende completamente, parece que el sistema inmune, especialmente el MHC (también el complemento y los sistemas de citoquinas) regulan este proceso, junto con los factores neurales, como BDNF, que estimulan la neuroplasticidad. Gran parte de esta investigación se ha demostrado en el sistema visual, sino también en todas las otras partes del cerebro.

Un balance de dos conjuntos de proteínas con funciones de promoción o inhibición de las sinapsis—determina las conexiones en el cerebro. Muchas de las moléculas inhibidoras son proteínas del sistema inmune. El MHCI parece regular las excrecencias de la célula, las neuritas, la guía del trayecto y las conexiones que participan en las sinapsis, y de la neuroplasticidad en el sistema visual. Existe una vasta literatura de las funciones críticas de la MHCI en todos los aspectos de la inmunidad. Pero, hace poco el MHCI ha demostrado ser crucial en el desarrollo del cerebro, la neuroplasticidad, y la reparación de los nervios en el sistema nervioso periférico.

Proteínas de MHCI en las células del sistema nervioso central

Moléculas de MHCI se encuentran en el SNC, en las neuronas y en las células gliales. La mayor cantidad se encuentra justo después del nacimiento. Se pensaba en un principio que MHCI no estaba en las neuronas, pero ahora son vistas en los axones y dendritas, en las neuronas pre y post-sinápticas. mRNA (micro arn) de MHCI son encontrados en las dendritas de las células del hipocampo. MHCI se han encontrado en astrocitos en cultivo y en la microglia activada. La expresión MHCI se altera cuando se activan las células.

Moléculas MHC

Moléculas MHC

Además, los receptores MHCI se encuentran en todo el SNC. Dos receptores importantes en este proceso son PirA, activando y PirB, inhibiendo, que recientemente se ha demostrado que atraen partículas de amiloide y crean nuevas placas de amiloide (un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer – una causa o un efecto). PirB, se encuentra en las neuronas del hipocampo, en los conos de crecimiento axonal y en las sinapsis. Es evidente que afecta el desarrollo del cerebro. Este mismo receptor de las señales del sistema inmune en las células asesinas naturales y suprime la formación de sinapsis. Hay muchos otros receptores inmunes muy complejos y vías de señalización que ahora se encuentra que regulan la neuroplasticidad. Ahora hay pruebas sustanciales de que MHCI media la poda de las conexiones en los sistemas visuales.

  • Lesiones e infartos: MHCI y PirB límita los axones después de la lesión y aumenta el daño. Después de infartos hay más MHCI y PirB. En la periferia, a veces MHCI hace lo contrario y parece mantener sinapsis ciática después de la lesión en comparación con el efecto opuesto en el SNC.
  • Los MHCI en las neuronas son regulados por citoquinas. En los trastornos degenerativos hay niveles alterados de citoquinas de la sangre y CSF (fluido cerebro-espinal). Mientras que no es tan bien conocido cómo MHCI y los receptores de señalización operan en los astrocitos y microglia, es posible que MHCI esté implicado en la función crítica de la microglia en la poda sináptica.
  • Así como el sistema visual, ahora hay pruebas para el MHCI en la regulación del desarrollo del cerebelo y el sistema olfativo. En el cerebelo se parece regular el aprendizaje motor y la plasticidad sináptica. MHCI también parece fundamental en la orientación de los axones a medida que viajan a sus sitios de sinapsis. MHCI se muestra que limita el crecimiento de algunos axones y dendritas. Los niveles de anticuerpos MHCI aumentan y disminuyen los niveles de Ly40 de las molécuas sinapsina.

MHCI Inhibe de manera diferente en diferentes regiones del cerebro

MHCI inhibe conexiones iniciales del SNC. Sin MHCI hay demasiadas conexiones en el desarrollo del sistema visual. Muchas áreas de la investigación apuntan al hecho de que MHCI restringe la densidad de las sinapsis en el sistema visual y el hipocampo. No está claro si este proceso es limitante de las sinapsis, o en el aumento de la poda.

Tractografía de conecciones de la materia blanca obtenidas resonancia magnética

Tractografía de conecciones de la materia blanca obtenidas resonancia magnética

MHCI afecta a la transmisión de manera diferente en diferentes regiones del cerebro. Los niveles de moléculas MHCI afectan el equilibrio de la excitación y la inhibición en la corteza. Se muestran que limitan la función de NMDA y el aumento de AMPAR que se produce en la neuroplasticidad (ver post sobre Neuroplasticidad del glutamato). MHCI tiene una doble función tanto de la regulación de la creación inicial de sinapsis y el fortalecimiento de la sinapsis después.

MHCI conecta con muchas otras proteínas importantes para la señalización

MHCI representa otra gran red de regulación que responder instantáneamente al pensamiento y las circunstancias en la neuroplasticidad.

Receptores de la menbrana

Receptores de la menbrana

MHCI funciona a través de la unión a otras proteínas que estimulan entonces las vías. Estas vías complejas están mediadas aunque el rango de las proteínas inmunes y los receptores que existen dentro y sobre las neuronas. MHCI se une a factores y receptores de insulina, interleucina-2, la molécula de adhesión intercelular y el factor de crecimiento epidérmico. MHCI está presente en los axones, conos de crecimiento, las dendritas y sinapsis.

Debido a la gran complejidad de las moléculas MHCI hay muchos receptores diferentes y rutas de señalización. Parece que MHCI altera los receptores, las señales y las vías basadas en la etapa de desarrollo (feto, joven o adulto), el estímulo ambiental específico, los diferentes tipos de células cerebrales, y las diferentes regiones.

Las moléculas de doble función para el cerebro y la inmunidad

A pesar de las barreras físicas entre el sistema inmune con los vasos linfáticos, el bazo y la médula ósea; y el sistema nervioso de los circuitos cerebrales, los astrocitos, los axones y dendritas, hay una interacción constante en todas las funciones del sistema inmune y el sistema nervioso. Todas las principales moléculas de señalización del sistema inmune – complenteos, MHCI, citocinas, quimiocinas, y MHC – desempeñan una doble función en los sistemas nervioso e inmunológico. El inmune regula las funciones del cerebro y el nervioso hace lo mismo para todos los aspectos de la inmunidad.

MHC1

MHC1

La gran complejidad de la señalización molecular en las neuronas sólo es igualada por la notable complejidad de la señalización inmune. Muchas de las vías de señalización utilizan enzimas similares. De hecho, no hay forma real de hacer una distinción entre los sistemas nervioso e inmunológico.

La mente al instante altera las moléculas complejas en amplios circuitos en todo el cerebro por la neuroplasticidad (ver: Actualización sobre neuroplasticidad). La investigación sobre la meditación (ver: Boletín de meditación 2013) muestra que los circuitos inmunes también son estimulados por la mente. Futuras publicaciones darán más detalles sobre la relación íntima del cerebro, la mente y la inmunidad.

Lea el artículo original en JonLieffmd.com

Dr. Sin Hang Lee, M.D

Dr. Sin Hang Lee, M.D

Por Brian Shilhavy – Mi predicción fue que Gardasil se convertirá en el mayor escándalo médico de todos los tiempos, porque en algún momento en el tiempo, la evidencia se suma para demostrar que esta vacuna, por proeza técnica y científica que pueda ser, no tiene absolutamente ningún efecto sobre el cáncer de cuello de útero y todos los muchos efectos nocivos que destruyen vidas e incluso matan, no sirven para ningún otro propósito que la de generar ganancias para los fabricantes.

Esta declaración fue hecha en abril de 2014 por el médico francés Dr. Bernard Dalbergue, un ex médico de la industria farmacéutica Merck, el fabricante de la vacuna Gardasil contra el VPH. (La historia aquí.)

La semana pasada, el Dr. Sin Hang Lee, M. D., F.R.C.P. (C), FCAP, director del Diagnóstico Molecular Laboratorio de Milford, en Connecticut, demostró la predicción del Dr. Dalbergue fue correcta, cuando publicó una carta enviada al CDC de Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud de Japón, entre otros, la documentación “mala conducta científica” entre las organizaciones de salud líderes en el mundo que tienen el deber de proporcionar la seguridad de las vacunas, por las autoridades sanitarias japonesas deliberadamente engañosos sobre la seguridad de la vacuna contra el VPH.

Las autoridades sanitarias japonesas habían detenido su recomendación de las vacunas contra el VPH en 2013, por razones de seguridad. Las autoridades japonesas comenzaron una investigación completa sobre las vacunas contra el VPH en ese momento.

El Dr. Sin Hang Lee supuestamente ha descubierto que en una audiencia pública en la seguridad de las vacunas contra el VPH que se celebró en Tokio, Japón, el 26 de febrero de 2014, los miembros del Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS), la Organización Mundial de la Salud, el CDC y otros profesionales de la salud y científicos:

Deliberadamente establecidos para engañar a las autoridades japonesas respecto a la seguridad de las vacunas de virus del papiloma humano (VPH), Gardasil® y Cervarix®, que se estaban promoviendo en aquel momento.

El Dr. Lee descubrió el presunto engaño mediante la obtención de una serie de correos electrónicos a través de una solicitud de información presentada en Nueva Zelanda.

Según el Dr. Lee, estos correos electrónicos revelan:

Que el Dr. Robert Pless, el Presidente del Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS), el Dr. Nabae Koji del Ministerio de Salud de Japón, la Dra. Melinda Wharton de los CDC, la doctora Helen Petousis-Harris, de la Universidad de Auckland, nueva Zelanda, y otros (incluidos los funcionarios de la OMS) pueden haber estado involucrados activamente en un plan para engañar deliberadamente al Consejo de Expertos de Japón sobre la seguridad de la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) antes, durante y después de la audiencia pública de febrero de 26 de, 2014 en Tokio. (Fuente.)

El Dr. Lee emite una declaración muy severa en la conclusión de su carta:

Es mi opinión que el doctor Pless, y aquellos cuyos nombres aparecían en los mensajes de correo electrónico adjunto a la presente queja, y todos los que ciegamente descartan la posible toxicidad del compuesto de nueva creación de ADN del gen L1 del VPH / AAHS con el fin de seguir promoviendo la vacunación contra el VPH deben rendir cuentas de sus acciones. No hay excusa para ignorar deliberadamente la evidencia científica. No hay excusa para engañar a los fabricantes mundiales de políticas de vacunación a expensas de interés público.

Mi opinión es que estas personas no sólo han violado los Términos de Referencia del Comité Consultivo Mundial de la OMS para la seguridad de las Vacunas (GACVS); sino que han violado la confianza pública. Investigaciones inmediatas, independientes y exhaustivas sobre sus acciones con medidas disciplinarias apropiadas es la única opción disponible que podría restablecer la confianza del público en las autoridades de salud en todo el mundo.

¿Quién es el Dr. Sin Hang Lee?

Sin Hang Lee, M. D. está graduado en la Wuhan Medical College en China. Después de una residencia de beca en el Hospital-Cornell de Nueva York y el Memorial Hospital for Cancer, el Dr. Lee fue certificado por la Junta Americana de Patología y obtuvo el F.R.C.P. (C) en 1966. Él estuvo en la facultad de la Universidad McGill y la Universidad de Yale a partir 1968-2004, mientras que hacía la práctica en patología de base hospitalaria.

El Dr. Lee ha sido un patólogo practicando desde hace más de 50 años, y actualmente es el director de Milford Molecular Diagnostics, Milford, en Connecticut. En los últimos 10 años, el Dr. Lee ha desarrollado métodos de prueba basados en la secuenciación de Sanger para el VPH, Neisseria gonorrhoeae, Chlamydia trachomatis, enfermedad de Lyme borreliae y el virus de Ébola implementables en los hospitales de la comunidad.

En 2012 el Dr. Lee fue llamado para examinar la muerte de Jasmine Renata en Nueva Zelanda, que murió 6 meses después de recibir la vacuna Gardasil.

El se testimonio el Dr. Lee declaró:

El hallazgo de estos fragmentos de ADN extraño en las muestras post-mortem seis meses después de la vacunación indica que algunos de los fragmentos de ADN residuales del gen viral o plásmido inyectado con Gardasil® han sido protegidos de la degradación en forma de complejos de ADN-aluminio en el macrófagos; o mediante integración en el genoma humano.

Fragmentos de ADN viral y el plásmido no degradados se sabe que activan macrófagos, provocando la liberación de factor de necrosis tumoral, un depresor del miocardio que puede inducir choque letal en animales y humanos. (Fuente.)

La censura en los medios de escándalo de la vacuna contra el VPH continúa

La carta del Dr. Sin Hang Lee, que incluye copias de los correos electrónicos que obtuvo a través de la ley de libertad de información, revelan que el presunto engaño deliberado de las autoridades sanitarias del mundo, incluyendo el CDC de EE.UU., debería ser noticia de primera plana en los medios convencionales. En el momento de escribir estas líneas, no pude encontrar una sola mención de esta historia en cualquiera de los medios de comunicación.

Como hemos informado muchas veces aquí en Health Impact News, la vacuna contra el VPH disfruta de la aceptación generalizada de los grandes medios de comunicación y la aceptación médica aquí en los Estados Unidos, pero no fuera del país. Cualquier reportero de medios de comunicación en los EE.UU. que se atreva a informar sobre la controversia en torno a Gardasil recibe la burla y una pérdida potencial de su carrera. (Sólo hay que preguntárselo a Katie Couric.)

La legislación estadounidense impide que alguien pueda demandar a Merck o cualquier otro fabricante de la vacuna desde que el Congreso de Estados Unidos les dio total inmunidad contra demandas civiles en 1986, y la protección legal que les da un pase libre para poner la mayor cantidad de vacunas en el mercado que quieran, fue confirmada por el Tribunal Supremo de Estados Unidos en 2011. Además, el Instituto Nacional de Salud recibe regalías de las ventas de Gardasil.

Así que no espere verdadera información objetiva de los medios de comunicación, o de su médico.

Merck no tiene la misma protección legal fuera de los EE.UU., y es aquí donde tenemos que encontrar información sobre demandas por lesiones y muertes relacionadas con Gardasil. Los medios alternativos se volverán cada vez más importante como esta censura en la seguridad de las vacunas continúe. Sanevax.org es uno de los mejores lugares para obtener la información más actualizada con respecto a la vacuna contra el VPH.

 

Lea el artículo original de HealthImpactNews.com

 

Las niñas y mujeres jóvenes están muriendo y perdiendo su capacidad de tener hijos después de la vacuna contra el VPH [1][2][3]

Mujeres jóvenes cuyas vidas fueron destruidas por Gardasil.

Mujeres jóvenes cuyas vidas fueron destruidas por Gardasil.

 

 

1. Colafrancesco S. Human papilloma virus vaccine and primary ovarian failure: another facet of the autoimmune/inflammatory syndrome induced by adjuvants. Am J Reprod Immunol. 2013 Oct;70(4):309-16. doi: 10.1111/aji.12151. Epub 2013 Jul 31.
2. Gruber N, Shoenfeld Y. A link between human papilloma virus vaccination and primary ovarian insufficiency: current analysis. Curr Opin Obstet Gynecol. 2015 Aug;27(4):265-70. doi: 10.1097/GCO.0000000000000183.

3. El Colegio Americano de Pediatras es una asociación médica nacional de médicos licenciados y profesionales de la salud de EE.UU., que se especializan en el cuidado de bebés, niños y adolescentes.

Lea a continuación la declaración de su posición sobre las vacunas contra el VPH:

“Pocas otras vacunas además de Gardasil® que se administran en la adolescencia contienen polisorbato 80. [6] Los ensayos de seguridad pre-licencia para Gardasil® utilizaron placebo que contenía polisorbato 80, así como adyuvante de aluminio. [2,7] Por lo tanto, si estos ingredientes podrían causar disfunción ovárica, un aumento de la amenorrea, probablemente no se habrían detectado en los ensayos controlados con placebo. Por otra parte, un gran número de niñas en los ensayos originales estaban tomando anticonceptivos hormonales que pueden enmascarar la disfunción ovárica incluyendo amenorrea y la insuficiencia ovárica. [2] Por lo tanto una relación causal entre las vacunas del papiloma humano (si no Gardasil® en concreto) y la disfunción ovárica no se puede descartar en este momento.”

“El Colegio publica esta declaración para que las personas que consideren el uso de las vacunas contra el virus del papiloma humano puedan ser conscientes de estas preocupaciones pendientes de más acción de las agencias reguladoras y los fabricantes. Si bien no hay una fuerte evidencia de una relación causal entre HPV4 y la disfunción ovárica, esta información debe ser de conocimiento público para los médicos y pacientes que están considerando estas vacunas.”

American College of Pediatricians – Enero 2016

“El Colegio se opone a cualquier legislación que requiera la vacunación contra el VPH para la asistencia escolar. Excluir a los niños de la escuela por la negativa de vacunar a una enfermedad transmitida solamente por la relación sexual es una acción grave que sienta precedentes traspasando el derecho de los padres a tomar decisiones médicas para sus hijos. Obligar a la vacunación ya a los 9 años de edad coloca el proveedor de servicios médicos en un dilema ético. La administración de la vacuna requiere una explicación a los padres y el niño. Los padres pueden haber optado por no introducir el tema de la actividad sexual a sus hijos preadolescentes debido a su falta de madurez física y emocional. La mayoría de los niños 9-12 años de edad no son sexualmente activos, y muchos no han entrado en la pubertad. Obligar a un padre/madre a abandonar su mejor juicio y discutir esta información con el niño sería inadecuado e innecesariamente intrusivo.”

American College of Pediatricians – Enero 2016

Disertación sobre vacunas del Dr. Silvio Najt, MD, como parte de ciclo “Semana de la Ciencia Digna en Salud“, que se desarrolló en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, del 15 al 19 de Junio de 2015.