Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

suzanne-humphries1
Por el Dr. Joseph Mercola. – Las vacunas son una de las terapias médicas más controvertidas, y es imposible tomar una decisión informada a menos que sepa ambos lados de la historia. En el proceso de conocer ambos lados, el contexto histórico es fundamental.

La Dr. Suzanne Humphries, autora Vacunas: disolviendo ilusiones: enfermedades, las vacunas, y la historia olvidada, [1] es una médica nefróloga que ha cometido la última parte de su carrera médica a la exposición de la “historia perdida” de las vacunas.

Barbara Loe Fisher de NVIC comentó que este es uno de los libros raros que llevan a cabo una investigación en profundidad de la documentación de la historia clínica relacionada con los programas de vacunación masiva y las enfermedades infecciosas.

He leído el libro de principio a fin y le recomendaría encarecidamente conseguir una copia, si usted tiene incluso el más remoto interés en este tema, especialmente si usted cree en la seguridad y la necesidad de las vacunas, la documentación completa probablemente le causará reevaluar su posición.

Es una lectura absolutamente fascinante, y que de alguna manera demuestra que la aplicación de los programas de vacunación podría ser mucho peor hoy en día, en comparación con los estándares históricos cuando fueron encarceladas personas e incluso asesinadas cuando se negaron a cumplir.

Probablemente voy a volver a leer el libro otra vez, así puedo una estar bien preparado para expresar articuladamente mis preocupaciones acerca de por qué uno necesita tener serias reservas sobre la validez de las vacunas, con base en los precedentes históricos.

¿Por qué fue escrito este libro?

El interés de la Dra. Humphries en esta área comenzó en 2009, cuando varios de sus pacientes le dijeron que habían estado perfectamente sanos hasta que recibieron una vacuna u otra. Antes de esto, ella había estado, como ella misma dice, “agnóstica” sobre la vacunación”.

“Yo había vacunado a mis pacientes de diálisis, y yo misma estaba vacunada, y más o menos he creído lo que me enseñaron en la escuela de medicina”, dice ella.

Entonces comenzó a darse cuenta de que sus pacientes estaban siendo ordenados para vacunarse en su primer día de su admisión en el hospital, a menudo cuando tenían graves enfermedades: enfermedades inflamatorias, ataques al corazón, insuficiencia cardíaca congestiva, y un paciente con cáncer en quimioterapia.

“Mis pacientes fueron a vacunarse en su primer día de hospital antes de que yo siquiera los viera, y las órdenes tenían mi nombre”, dice ella. “Esto me alertó de que estaba sucediendo algo que yo no había aprobado. Me quejé a la administración del hospital al respecto. Fue a partir de la resistencia con la que me encontré, irónicamente, lo que me llevó a este camino”.

Rebatir los argumentos de la vacuna llevó a conclusiones alarmantes

El paradigma convencional afirma que las vacunas son seguras y eficaces, y que se les pueden dar a prácticamente cualquier persona, independientemente de qué tan enfermos estén.

Con el fin de abordar y contrarrestar los argumentos que se le dio a esta política de rutina, tuvo que investigar la vacunación, lo que la llevó a descubrir que no hay absolutamente nada en la literatura médica para apoyar la vacunación de una persona con una enfermedad aguda.

“En algún momento, llamaron a un experto para que me enderece”, dice ella. “Los argumentos que yo recibí de los expertos aún no se alineaban con la ciencia”.

“Mis pacientes estaban gravemente enfermos, tenían enfermedades inflamatorias, y yo no quería que sean vacunados. Me dijeron que estaba confundiendo al personal de enfermería por descontinuar las vacunas en mis pacientes. Así fue como empezó todo”.

Los argumentos utilizados a menudo por los defensores de las vacunas incluyen la frase tantas veces repetida como loros de que ‘enfermedades como la viruela y la poliomielitis fueron erradicadas por la vacunación’. “Por lo tanto las vacunas ocupan un lugar entre las mayores intervenciones médicas. conocidas.

Como resultado, ella comenzó por la investigación de la viruela y la poliomielitis, a pesar de que realmente no tenía nada que ver con lo que estaba sucediendo a sus pacientes. Por desgracia, ahí fue cuando la Dra. Humphries comenzó a llegar a algunas conclusiones realmente sorprendentes.

“En mi investigación, me sorprendió [se dio cuenta] que lo que encontré fue totalmente contrario a lo que me han dicho y enseñado toda mi vida. Yo ahora no creo que las vacunas contra la viruela, erradicaron la viruela. Ahora no creo que las vacunas contra la polio, erradicaron la poliomielitis.

Las historias eran muy retorcidas, largas y complicadas, y las vacunas han cambiado con el tiempo. Es muy fácil echar tipo de cortinas de humo aquí y allá, y hacer cualquier argumento que se podría querer, porque la gente es tan ignorante y porque la historia es tan complicada”.

La historia detrás de la vacuna contra la viruela

Cada vacuna tiene una historia detrás, dice la Dra. Humphries. La vacuna contra la viruela, por ejemplo, fue en realidad desarrollada mucho antes de que el establecimiento médico sepa algo sobre el sistema inmunitario humano. Las revelaciones sobre la viruela son suficientes para adquirir este libro fascinante, y es mucho más detallado que el resumen en este artículo.

La vacuna fue desarrollada en realidad sobre la base de un rumor que circulaba entre las lecheras. El rumor era que cuando una dama había sido infectada con la viruela de las vacas, que es una infección común en la ubre de la vaca ya no sería susceptible a la viruela.

El rumor fue persistente, ya que los rumores pueden serlo, a pesar de que había un montón de lecheras que desarrollaron la viruela después de la viruela vacuna (de las vacas). Pero este rumor, es lo que llevó a Edward Jenner a desarrollar la primera vacuna contra la viruela.

“Básicamente, se hizo raspando pus fuera del vientre de una vaca”, dice la Dra. Humphries. “A veces había un poco de enfermedad genética de las cabra y hubo viruela de caballo mezclada ahi”.

Hubo también viruela humana mezclada y glicerina. Se lo agitaba, y perforaba la piel varias veces con una aguja …

Lo que no me di cuenta fue de que había muchas personas que desarrollaron la enfermedad de viruela grave y murieron después de haber sido vacunados. La gravedad de la enfermedad a menudo era peor en los vacunados que en los no vacunados.

Hay estadísticas que muestran que la tasa de mortalidad fue mayor en los vacunados que en los no vacunados”.

Cuando se desarrolló la vacuna contra la viruela, tampoco había ninguna manera de diagnosticar con precisión el tipo de enfermedad de viruela que una persona tenía. Puede haber sido la varicela, viruela del simio, o viruela, pero en aquel entonces, cualquier tipo de enfermedad de la viruela fue considerada como viruela. – a pesar de que la vacuna no tuvo jamás viruela humana. La viruela animal tambien fue utilizada – Es la vacuna más contaminada que jamás haya estado en el mercado.

“Si nos fijamos en una ciudad como Leicester en Inglaterra, notamos que la ciudad tenía una de las tasas de vacunación más altas del mundo y su brote de viruela fue mayor que nunca”, dice la Dra. Humphries. “La gente de la ciudad hizo una protesta. El alcalde y algunos de los funcionarios de salud estaban allí. Todos estuvieron de acuerdo en que iban a dejar de vacunar … El resultado fue muy diferente de las predicciones.

Las predicciones eran que iba a ser una hoguera de enfermedad establecida en el planeta y que estas personas en Leicester estaban arriesgando la salud del mundo por no aceptar la vacunación obligatoria. Pero una vez que dejaron de vacunar contra la viruela, es que tuvieron la tasas más bajas de infección de viruela y muertes.

Lo que mostramos en nuestro libro – y nos muestran las gráficas de las tasas de la enfermedad y las tasas de mortalidad – era que ambas, descendieron precipitadamente después de que se detuvieron las vacunaciones. Esa historia ahí te dice que las vacunas no fueron las que hicieron que la enfermedad desaparezca; lo que hizo que la enfermedad desaparezca fue el aislamiento y el saneamiento”.

Las tasas de viruela

smallpox-rate
Las muertes por viruela

smallpox-death
La Vacuna contra la viruela

smallpox-vaccine

El anticuerpo es el camino equivocado para determinar la inmunidad

Uno de los principales argumentos en contra de la inmunidad inducida por la vacuna es que estimula principalmente el sistema inmune humoral y no el sistema inmune celular. Los anticuerpos son producidos por el sistema inmune humoral y luego se miden rutinariamente para determinar la “inmunidad”. El problema con este enfoque es que usted puede tener altos niveles de anticuerpos y aún así contraer la enfermedad. Es muy difícil y costoso medir la respuesta inmune celular, y los inmunólogos admiten que todavía están a oscuras acerca de muchos de los puntos más finos de la respuesta inmune en general.

Al utilizar los títulos de anticuerpos o los niveles en sangre para detectar la inmunidad, lo único que estamos haciendo es conseguir una imagen de lo sucedido (hubo una respuesta inmune); pero esto no dice si usted va a ser inmune en el futuro, ya que los anticuerpos son sólo un aspecto de la respuesta inmune, y en algunos casos, ni siquiera son necesarios para combatir fácilmente la enfermedad y ser inmune.

Por ejemplo, las personas con agammaglobulinemia- una enfermedad en la que no se puede hacer anticuerpos – pueden infectarse con el sarampión, y se recuperan sin problemas, y aún así pueden responder a los retos posteriores del virus de manera normal y saludable y no se enferman. Estas personas tendrán inmunidad de por vida para el sarampión, lo mismo que alguien sin agammaglobulinemia.

Tradicionalmente, la forma en que la inmunidad se determina es haciendo una prueba que mide los anticuerpos, que es el sistema inmune humoral. Pero no hay una buena forma de evaluar el sistema inmune celular. Es una ciencia muy imprecisa en el mejor de los casos. Como la Dra. Humphries anota:

“No es sólo imprecisa, a veces es francamente imprecisa. Usted puede tener niveles muy altos de anticuerpos, como numerosos informes de casos de personas que tienen niveles enormemente altos de anticuerpos contra el tétanos, o anticuerpos normales, y han tenido algunos de los peores casos de tétanos.. yo tengo documentos que muestran que las personas sin anticuerpos contra la poliomielitis en realidad han sido capaces de responder al virus como si fueran ya inmunes. El anticuerpo es realmente una auténtica guía equivocada a considerar, para decirle lo que realmente está pasando. A veces hay correlación, pero ciertamente no es un hecho”.

La historia detrás de la vacuna contra la poliomielitis

El otro argumento principal para la justificación y el apoyo del programa de vacunación muy agresivo de hoy, es el supuesto éxito de la vacuna contra la polio. Pero una vez más, la perspectiva histórica no apoya el paradigma de la vacunación.

“La historia detrás de la polio es absolutamente fascinante cuando se mira a la política que se declararó en la investigación de la vacuna, y cómo los científicos fueron despedidos si no estaban de acuerdo con el programa pasando a través de la Fundación Nacional de la Parálisis Infantil (NFIP) a finales de 1940 y principios de 1950. Esa fue la vacuna que Jonas Salk desarrolló”, dice la Dra. Humphries.

Antes de que la vacuna Salk estuviera disponible, si usted era admitido al hospital cualquier médico le podría diagnosticar con la poliomielitis en base a dos exámenes físicos en 24 horas, para comprobar si hay parálisis en uno o más grupos musculares. Ahora sabemos que una serie de virus pueden causar parálisis, pero en aquel entonces, se pensaba que en todas las instancias se debía al virus de la polio. Cuando se desarrolló la vacuna contra la polio, surgió un problema. Los científicos suecos estaban tratando de decir a los científicos estadounidenses que la inactivación de formaldehído no iba a funcionar como estaba previsto.

Su advertencia, sin embargo, cayó en oídos sordos. Esto es lamentable, ya que resultó ser correcta. Poliovirus vivos, que fueron puestos en una vacuna inyectable, que parecían ser inactivados, pero a veces podían “resucitar” en el vial … En esencia, el formaldehído no mata a todos los poliovirus en estas vacunas, lo que llevó a que los virus vivos de la polio se inyecten. Como resultado, más personas desarrollan parálisis por la vacuna en 1955 de lo que hubieran desarrollado a partir de un poliovirus salvaje normal y natural.

Algo había que hacer para que parezca como si la vacuna estaba trabajando. Así que lo que hicieron fue cambiar los criterios de diagnóstico para la polio. Lamentablemente esta es una práctica muy común en la medicina. Cuando las observaciones no se ajustan a sus expectativas, cambiar o manipular el sistema, de manera que hagan. Con la poliomielitis, el criterio original era de dos exámenes en 24 horas. Esto fue cambiado a dos exámenes dentro de los 60 días. Esto fue útil para cocinar los libros, ya que dentro de 60 días, la mayoría de las personas se recupera de su pelea con la poliomielitis.

“Todas esas personas que antes eran diagnosticados con polio ya no se clasificaban como poliomielitis, ya que se recuperaron de la parálisis dentro de ese tiempo,” explica la Dra. Humphries.

Luego estaba la cuestión de las pruebas. Antes de la vacuna, no había pruebas realizadas en sangre o muestras de heces. Después de que la vacuna llegó, hubo una epidemia en Michigan alrededor de 1958. Alrededor de 2.000 personas fueron diagnosticadas con la polio. En incredulidad sobre el brote, las pruebas serológicas se hicieron, y se descubrió que el virus de la poliomielitis se encontraba en sólo una pequeña minoría de alrededor de un cuarto de los que mostraban síntomas de infección. Curiosamente, en el resto descubrieron un virus diferente o ningún virus en absoluto! Y, posteriormente, los pacientes ya no eran “contados” como casos de polio.

“Así que simplemente por hacer las pruebas de diagnóstico y el cambio de los criterios de diagnóstico, las tasas de poliomielitis se desplomaron, hubiera o no alguna vacuna. Estas eran el tipo de cosas que sucedían en ese entonces”, dice el Dra. Humphries.

La Vacuna Oral contra la poliomielitis propaga el Virus de la Vacuna

Es importante darse cuenta de que la vacuna contra la polio inyectada no hace nada para prevenir la transmisión del virus, y que después de una vacuna oral contra la poliomielitis usted se convierte en un reservorio del virus que puede mutar o combinarse con otros virus intestinales, con la creación de nuevas cepas que son a menudo más virulentas que las de su alrededor. Según la Dra. Humphries, lo único que la vacuna inyectable hace teóricamente es darle cierta inmunidad en sangre, similar al tétanos. Esto significa que sólo se va a ser eficaz si su sangre se encuentra con el virus antes de que el virus se adapte a su sistema nervioso.

Una vez que los fabricantes de vacunas se dieron cuenta de lo difícil que era inactivar el virus de la polio, y mucha gente terminó por contraer polio por la vacuna, decidieron abandonar la vacuna inyectable contra la polio y crear una vacuna oral en su lugar, que es más similar a la vía natural de infección. Una vez más, la controversia se produjo. La vacuna oral interrumpió la transmisión del virus de tipo salvaje, pero propaga la transmisión del virus de la vacuna en su lugar.

“El asunto de la cuestión, es que se puede atenuar un virus todo lo que se quiera, lo que significa que se pasa a través de diferentes animales para que al mutar no sea tan letal o virulento en algún momento. Pero una vez que se pone esa vacuna o que el virus entra de nuevo en su huésped natural, muta de nuevo a la manera que era”, explica la Dra. Humphries.

“Usted puede dar a un bebé una vacuna oral contra la polio y puede ser atenuada. Pero incluso en el vial, antes de darle la vacuna a ese bebé, los virus están empezando a volver a su estado anterior problemático. Y luego, una vez que el bebé traga la vacuna , el bebé va a generar algo de inmunidad en el intestino. Pero lo que va a salir de ese bebé es el virus de la vacuna mutado. A menudo esto es problemático, especialmente en las personas inmunodeprimidas”.

En la década de 1990, en los EE.UU. se dejó de usar la vacuna oral, y cambiamos de nuevo a la vacuna inyectable. Para hacer frente a los peligros de la inyección de virus de la polio inactivados de forma incorrecta o inadecuada, se hicieron algunos ajustes en la formulación. Las vacunas contra la polio modernas se propagan y se inactivan de modo diferente de las versiones anteriores, y diferentes países también utilizan diferentes cepas del virus de la polio. La vacuna oral de la poliomielitis utiliza tres cepas. Hoy en día, algunos países sólo utilizan una o dos.

La polio fue ‘erradicada’ NO por la Vacuna sino a través de la Redefinición

Como ha señalado la Dra. Humphries, es muy fácil de derrotar el argumento de la vacuna contra la polio, como la mayoría de la incidencia de la poliomielitis desapareció porque la enfermedad fue redefinida, no porque hubo un cambio real en la prevalencia de la enfermedad. De hecho, se podría argumentar que la vacuna hizo más daño que bien, ya que algunas versiones causaron la poliomielitis, y otros propagan nuevas cepas mutadas del virus. Según la Dra. Humphries, en un momento, los únicos casos de polio en los EE.UU. fueron inducidos por la vacuna. Sin embargo, a pesar de que no existen casos de polio salvaje, la vacuna contra la polio sigue siendo parte del programa de vacunas de Estados Unidos …

“Incluso hoy en día, usted puede ir al sitio web de los CDC, al Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR). Usted puede ver que los casos de polio en este país por lo general ocurren cuando las personas reciben la vacuna oral en otro país y luego vienen aquí. Cuando dicen que la polio es sólo un viaje en avión, la verdad es que la enfermedad de la vacuna contra la polio es también un viaje en avión de larga distancia … Como dije, las vacunas inyectadas no interrumpen la propagación del virus. Si alguien que viene a este país, ha tenido recientemente una vacuna oral contra la poliomielitis y está derramando una cepa altamente virulenta, la gente en este país puede comenzar a estar a su alrededor”.

La Epidemia de polio fue Históricamente conectada con un Aumento del Consumo de Azúcar

Aquí hay otro dato interesante del que nadie habla: En el pasado, a veces se ha sugerido que una gran parte de la epidemia de polio estaba relacionada con el aumento en el consumo de azúcar. El Dr. Benjamin Sandler escribió un libro entero sobre esto, y la Dra. Humphries se refiere a su trabajo en su libro también. Ella explica la conexión de la siguiente manera:

“De la Poliomielitis, un enterovirus [es decir, un virus que entra en el cuerpo a través del tracto gastrointestinal y prospera allí]. La integridad y la población flora en su intestino es extremadamente importante cuando se trata de lidiar con cualquier tipo de infección intestinal. Una dieta con alto contenido de azúcar va a 1) afectar su sistema inmune mediado por células, y 2) destruir su flora intestinal … se demostró que en las poblaciones que redujeron su consumo de azúcar, las tasas de poliomielitis se desplomaron … Pero fue tan increíble que en realidad nadie lo escuchó.

Era lo mismo que cuando el Dr. Frederick Klenner trató de decir que él curó el 100 por ciento de los pacientes con vitamina C intravenosa y que no se registró. La… dieta baja en azúcar era muy eficaz debido al efecto que tiene sobre el sistema inmune y en la flora intestinal. Lo mismo con diclorodifeniltricloroetano (DDT); el DDT realmente destroza el intestino, las paredes intestinales, y la flora …. No sólo puede el DDT darle todos los síntomas de la polio por sí mismo, sino que también puede hacer que el poliovirus mucho más virulento y activo en el cuerpo por la misma razón: perturba la función normal del intestino”.

La exposición al DDT también se ha relacionado con la enfermedad de Alzheimer, y vale la pena señalar que el equivalente contemporáneo del DDT, el glifosato, según el Dr. Don Huber, profesor emérito de la Universidad de Purdue, es mucho más tóxico que el DDT. Definitivamente se ha demostrado que diezma su microbioma, y el glifosato preferentemente mata las bacterias que se sabe que son beneficiosas para la salud humana.

“Usted no puede incursionar en el tema de la vacunación”

La Dra. Humphries dejó una práctica exitosa en la que ganaba $300.000 dólares al año para ser una investigadora mal pagada. Para ella vale la pena, ya que su integridad no le permitía hacer la vista gorda a lo que ella sabía que era malo.

“Si quieres hacer argumentos contra estas vacunas, tenemos que tener la información y tenemos que tener conocimiento. Tenemos que entender la historia, la literatura médica, la biología, la química, la fisiología y la inmunología. Eso es no es fácil, y así no se puede incursionar en el tema de la vacunación. Si usted lo hace, probablemente va a ser derrotado por el lobby pro-vacunas porque ellos sí están haciendo su tarea.

Sentí que era más importante hacer mi tarea y hacer estos argumentos que quería hacer … hago conferencias si me invitan. He recorrido Escandinavia. Nuestro libro ha sido traducido a dos idiomas diferentes [español y alemán] … Ahora mismo estoy realmente inmersa en el tema de la inmunidad infantil porque hay tanta información que acaba de salir en los últimos años que, en mi opinión, resulta que el paradigma de la vacuna para bebés está completamente en su cabeza.

En lugar de discutir acerca de cualquier vacuna en particular, si se entiende la forma en la que el sistema inmunológico infantil está diseñado, se puede ver de forma automática que si vas a aplicar cualquier tipo de vacuna en allí, usted puede darles un poco de inmunidad a corto plazo, pero usted también va a cambiar su sistema inmunológico por lo que no podrá funcionar de la manera en que fue diseñado para funcionar … los argumentos en contra de las vacunas cuando realmente entiendes el sistema inmunológico infantil creo que son irrefutables”.

La Ciencia de la Epigenética cambia todo…

La epigenética es otro campo en el que la biología se está volviendo en contra y todos los viejos paradigmas están siendo desechados. La ciencia de la epigenética nos dice ahora que nuestros genes no son nuestro destino, y el problema es que una vez que usted comienza a juguetear epigenéticamente con el sistema inmune infantil, básicamente depositando a lo que la Dra. Humphries se refiere como “bombas de racimo” que con el tiempo van a “explotar en un gran problema”. Como ejemplo, cita un estudio realizado por Nikolaj Orntoft, en el que las niñas africanas fueron inyectadas con una vacuna contra el tétanos para ver qué genes podrían estar regulados por incremento o regulados hacia abajo. Lo que encontraron es que realmente no hay manera de predecir qué genes se verán afectados.

Así que no sólo cada individuo va a tener una respuesta única a cualquier vacuna administrada, en función de su estado de salud actual, también estamos epigenéticamente predispuestos a responder de manera diferente en cuanto a los efectos secundarios que se podrían desarrollar. Esto significa que, el hecho de que usted tenga una tabla de compensación para las vacunas para el reembolso por los daños de una vacuna no tiene sentido ya que estamos obligados a tener diferentes genes des-regulados después de que se administran las vacunas.

“Podemos tener los genes del cáncer sobre regulados o enfermedades autoinmunes sobre-reguladas. Esto se ha demostrado en la literatura moderna que utiliza estas sofisticadas técnicas genéticas para ver realmente lo que pasa después de que se inyecta la vacuna. Creo que esta es información muy poderosa para demostrar que, cuando las vacunas empezaron, no sabían nada sobre el sistema inmunológico. Luego los científicos sabían algo sobre el sistema inmunológico, pero ahora sabemos acerca de la genética del sistema inmunológico y la epigenética del sistema inmune, y eso tiene que ser tomado en cuenta … “

La mayoría de los médicos están totalmente desinformados, lo que significa que usted no puede tomar una decisión informada

La Dra. Humphries hace hincapié, en la importancia de “pensar largo y tendido” sobre la cantidad de información que le han dado, antes de que su niño reciba una vacuna.

“[Vacunas] pueden tener células renales tumorígenos de un cocker spaniel en ellas. Pueden tener células fetales humanos con retrovirus. [Pueden tener] aluminio, que es una de las cosas más horribles para inyectar en cualquier tipo de forma de vida, sobre todo en un músculo … Los padres realmente necesitan saber que sus médicos no están informados y por lo tanto no pueden dar su consentimiento informado, y realmente necesitan pensar en ello porque no se puede des-vacunar.

El temor de, “Oh, ¿y si mi hijo recibe una enfermedad”, ahí es donde conocer la historia se hace realmente importante, porque de lo que estamos hablando es, bajo qué condiciones las personas se vuelven susceptibles. Eso es realmente más importante que la transmisión. Porque, sí, el sarampión se transmite muy rápidamente a través de la población, pero en realidad tiene un montón de beneficios para el sistema inmunológico, tanto es así que lo están utilizando para tratar el cáncer hoy en día”.

Realmente tenemos que entender cada enfermedad – el riesgo que tiene, cómo se transmite, la efectividad de la vacuna, y cuáles son los riesgos. La Dra. Humphries también toma nota de que el cuerpo humano está diseñado de una manera tan perfecta que existe un sistema para manejar todo lo que sucede en él, siempre que hemos tratado a nuestro cuerpo correctamente.

“Los bebés que vienen a este mundo de una manera normal y natural, y que son amamantados por una cantidad adecuada de tiempo, esa es la mejor protección que usted puede darle al sistema inmune o al cerebro de su bebé. Tengamos en cuenta cuando se inicia el miedo, que si usted está amamantando a su bebé, ya le está dando la cosa más poderosa en el planeta que se le puede dar a ese bebé”, dice ella.

Más información

La gente ha estado asustada en la creencia de que las vacunas son la respuesta para prevenir la enfermedad, pero cuando nos fijamos en la evidencia histórica, los argumentos utilizados simplemente se desmoronan. Simplemente no hay duda de que la mejora de su sistema inmune innato a través de la reducción del azúcar y los alimentos procesados de su dieta, mejorando su flora intestinal, lo que lleva un estilo de vida saludable, y a tener niveles adecuados de vitamina D, idealmente a través de la exposición al sol – proporcionan una respuesta inmune mucho más efectiva y prácticamente eliminan cualquier riesgo de desarrollar una infección potencialmente mortal.

La clave es tener el coraje de confiar en esta verdad: en que su cuerpo está diseñado para mantener la salud. Su curso natural y la dirección es ser saludable, y no enfermo. Si usted tiene un estilo de vida saludable, la exposición a casi todos estos agentes infecciosos en última instancia lo harán más sano y más fuerte. Esto es similar al ejercicio, que en realidad desgarra su cuerpo para hacerlo más fuerte. La naturaleza realmente sabe lo que está haciendo, mientras que poner productos químicos en su cuerpo sobre la base de las teorías humanas (o rumores!) que son a menudo completamente equivocados, es poco probable que produzca mejores resultados. Como ha sido señalado por la Dra. Humphries:

“Tenemos una religión altamente rentable y lucrativa que involucra al gobierno, la industria y el mundo académico. Esa religión es la vacunación. La gente cree en las vacunas. Te dirán, que ellos creen en las vacunas. Pero si les preguntamos lo que saben acerca de las vacunas, la respuesta será que casi nada. De hecho, las personas que más las defienden y los más ruidosos, suelen saber lo más mínimo a la hora de tratar de convencerlo a usted de tomar una vacuna. Esa ha sido mi experiencia.

Las escuelas de medicina están desprovistas de información sobre la historia de la vacunación, del contenido de los mismas, y de los problemas potenciales. Tenemos que ir a los médicos, como el Dr. Paul Offit, enseñando a los médicos cómo hablar con los padres que se niegan a las vacunas. Tenemos médicos como el Dr. Robert Jacobson haciendo presentaciones de PowerPoint para dar a los médicos, literalmente, diciéndoles de persuadir a los padres y no para informarles …

A los médicos realmente se les está lavando el cerebro de forma sistemática. No sólo eso, sino que si los médicos empiezan a ver los problemas … a despertar; a hacer su propia investigación, y a desafiar el sistema, se arriesgan a ser tratados de la forma en la a mi, me han tratado. Yo era muy respetada por todo el estado de Maine. La gente estaba refiriendo a sus pacientes a mí. Mis colegas venían a mí con sus problemas médicos … Pero una vez que empecé a argumentar en contra de la práctica de la vacunación, es que fui lanzada de forma automática a la categoría de charlatán … “

Para aprender más, no podría recomendar más altamente el excelente libro de la Dra. Humphries, Disolviendo Ilusiones: enfermedades, las vacunas, y la historia olvidada, disponible en papel y en Kindle de Amazon. También puede encontrar más información en la web del libro, dissolvingillusions.com. Lo he leído de principio a fin y planeo hacerlo de nuevo, ya que hay un montón de información de gran alcance que ayuda a combatir la aceptación a ciegas de los tontos, de casi todos los medios de comunicación y los profesionales, sobre el valor de las vacunas.

Proteja su derecho al consentimiento informado y defienda las Exenciones a las Vacunas

Con toda la incertidumbre en torno a la seguridad y la eficacia de las vacunas, es fundamental proteger su derecho a tomar decisiones independientes de la salud, y ejercer el consentimiento informado y voluntario a la vacunación. Es urgente que todos se pongan de pie y luchen para proteger y ampliar las protecciones del consentimiento informado en las leyes de salud pública y de empleo estatales. La mejor manera de hacerlo es involucrarse personalmente con sus legisladores estatales y educar a los líderes en su comunidad.

Lea el artículo original del Dr. Joseph Mercola

Referencias:
1. Weston A Price November 17, 2014

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: