Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

Matthew-Gage-Downing-PowersMattew Gage Downing-Powers
26 abril 2013-9 octubre 2013

Falleció a los 5 y medio meses de edad, menos de 2 días después de recibir 8 vacunas

Por Agustina Ursino (Vactruth.com) – Unos padres en California están consternados después de perder a su hijo recién nacido luego de ser vacunado. Murió mientras dormía y fue llevado al hospital ya fallecido. El personal del hospital dictaminó su muerte como, Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. A la pareja se le dijo que estaban obligados a llevar a cabo una autopsia en su hijo.

Después regresaron a su casa, y se quedaron a la espera de obtener más noticias, que nunca recibieron. Se hicieron numerosas llamadas telefónicas para obtener respuestas. Pasaron las semanas. Por último, recibieron la confirmación verbal y le dijeron que era mejor no vieran a su hijo antes de ser cremado, debido a la condición en que estaba. Una vez incinerado, podían recoger los restos de su hijo del crematorio. No se les dio la oportunidad de decir adiós.

Más de un año y cuatro meses han pasado y la familia aún no ha recibido su informe de la autopsia. Resulta que su hijo recibió una vacuna no está aprobada para su edad y una dosis extra de la vacuna contra la hepatitis B que no debería haber recibido hasta más tarde.

Esta desgarradora historia es un recordatorio de que las vacunas pueden ser letales. Los padres deberán mantener los derechos de elegir que intervenciones médicas sienten que son seguros para dar a su hijo. Después de todo, son ellos los que tienen que vivir con las consecuencias.

Crystal Downing comparte con nosotros lo que le pasó a su hijo Mattew, con la esperanza de recordar a los padres para investigar vacunas antes de inyectar a sus hijos con cualquier cosa que el médico dice.

Un bebé menos

“Nuestro pequeño y dulce osito quisquilloso Mattew Gage Downing-Powers nació sano el 26 de abril de 2013. En el hospital, se le dio la vacuna contra la hepatitis B después del nacimiento. Eso es lo que hacen aquí en los Estados Unidos y lo que el CDC recomienda que los recién nacidos reciban, siguiendo el calendario actual. Sus reacciones a la vacuna se consideraron normales y no tengo hijos mayores que hayan recibido todas las vacunas, así que era consciente de lo que podía esperar.

Lleve a Mattew a chequeo de “bebé sano” de los 2 meses, el 2 de julio de 2013. Durante esta cita, se le dieron 8 vacunas de DTaP (3 en 1), polio, Hib, Hep B, neumococo PCV y la vacuna oral contra el rotavirus. Entonces me retrasé en llevarlo al chequeo de los 4 meses. Lo llevé tan pronto como pude.

El lunes 7 de octubre de 2013, cuando Matthew tenía 5 ½ de meses, lo llevé tarde para su visita de 4 meses. El médico dijo que podía ponerse al día con las vacunas. Me pareció bien, si usted puede hacer eso. Mattew recibió 8 vacunas DTaP, Polio, Hib, neumococo, la hepatitis B y la hepatitis A. Estos serían las últimas vacunas que alguna vez recibiría.

Después de los vacunas, no tenía fiebre ni fiebre bajo grado. Nosotros no le damos Tylenol. No parecía estar más que de mal humor y algo llororo. Nosotros lo revisabamos cada hora. Su temperatura se mantuvo normal, pero él no tenía su feliz de niño con suerte. Todos mis hijos tuvieron mal humor después de sus vacunas.

No llamé al médico ese martes. Sabía que se trataba de comportamientos típicos después de que los niños reciben sus vacunas. Él es mi cuarto hijo. Teníamos nuestros otros 3 hijos vacunados y sabíamos qué esperar.

Pensé que le daría otro día para ver si todavía estaba de mal humor, pero no tuvimos hasta el día siguiente. Mattew se había ido para entonces. Fue encontrado sin vida. Lo llevamos a la cama esa noche del martes y mi marido lo encontró muerto la mañana del miércoles.

Mi marido Zack, y yo realizamos RCP en nuestro hijo y también lo hicieron mi padre y madrastra. Tenía un poco de mucosidad teñida de color rosado-marrón proveniente de la nariz y la boca. Yo no estaba dispuesta a creer que se había ido. Ninguno de nosotros estaba dispuesto a renunciar a él.

Mi marido llamó al 911 pero tardaron tanto tiempo. Corrí con mi bebé al hospital que estaba a 2 cuadras de distancia. Lo llevé al hospital que se llama Río Colorado Medical Center in Needles, CA. En el hospital también se le hizo RCP y nos dijeron que murió de muerte súbita, poco después de que lo traje. Él se había ido por hora, dijeron. Me dijeron que paso entre las 11 PM (después de que se puso a la cama) y las 7 am la mañana del miércoles (poco antes de ser encontrado).

Mi vida ha estado llena de angustia desde que perdimos a nuestro bebé. Ese fue el peor día de mi vida, ver a mi hijo de esa manera, pero todavía creyendo que vendría de nuevo a mí.

El personal del hospital dijo que sería objeto de investigación y que era la ley de California cuando el bebé muere, y que ser sometido a una autopsia. Desde el hospital en Needles, Mattew fue trasladado desde el hospital a la oficina del médico forense, en San Bernardino, CA. Nosotros habíamos elegido que Mattew sea incinerado en una funeraria en San Bernardino.

Después de dejar a Mattew en el hospital, nos dijeron que fueramos a casa y esperaramos noticias para saber cuando se llevaría a cabo la autopsia. Planeamos volver a verlo en la funeraria que elegimos, después de decidir que sería cremado. Me dijeron que sería informada cuando se hiciera la autopsia y que cuándo estuviera terminada podía verlo antes de ser cremado.

Yo no escribí los nombres de los miembros del personal con los que dejé a mi hijo. Yo no pensé en eso cuando sucedió. Pero debería haberlo hecho. Nadie me llamó para informarme de lo que estaba pasando. Llamé varias veces y seguí recibiendo evasivas. Absolutamente nadie me daría respuestas.

Pasaron las semanas antes de recibir una llamada de vuelta. En ese momento, se me informó Mattew no estaba en una condición que me gustaría que lo recordara. Me sentí impotente, yo estaba convencida de que debía firmar un papel para dejarlos cremarlo. Antes de esto, la funeraria confirmó que los restos eran de Mattew. Me preguntaron qué urna quería y luego confirmaron que era él. También envié una foto de él, para asegurarse.

El cuerpo Mattew no pudo ser traido de vuelta a nuestra casa en Needles, California hasta el 20 de noviembre de 2013. Un mes y medio después de su muerte.

No creo que lo hayan cremado antes de decirme, pero parte de mí siente que lo hicieron, para encubrir su muerte. Nunca lo sabré, pero mi instinto me dice que algo se está ocultando. Creo que la funeraria hizo un buen trabajo, fueron muy pacientes conmigo, entendieron por qué los seguí llamando tantas veces, para ver si alguien podía decirme que pasó con el cuerpo de mi hijo.

Yo no sabía dónde estaba el cuerpo de mi hijo. Yo no sabía lo que estaba pasando en la oficina del forense. Nunca fui notificada en absoluto y para ser honesta, realmente estaba flipando. Yo quería saber lo que estaba pasando con mi bebé y qué respuestas tenían para mí hasta ese entonces.

Al forense se le informó de las vacunas que Mattew acababa de recibir. Incluso le pregunté al forense si era posible que las vacunas hubieran mataron a mi hijo. El forense me mintió directo en mi cara, y más, por el teléfono, diciendo que no, que no eran las vacunas lo que lo mataron.

Sólo hubo un momento en que puso en contacto conmigo y fue para preguntar sobre cuántas personas habían hecho RCP en él. Y esa fue la última vez que oí hablar del forense.

Me puse en contacto con él después de haber recibido su certificado de defunción diciendo investigación todavía pendiente y me preguntó si habían terminado con su informe de la autopsia. Me dijeron que no. Llamé de nuevo y me dijeron que no me podían dar más información y que iba a tener que llamar a la oficina del forense aquí en Needles, California. Ya lo he hecho y aún no hay respuesta, no hay nada.

El forense dijo que no era mi culpa y que a veces esto simplemente sucede. Yo no podía creer lo que estaba diciéndome.

Me tomó mucho tiempo para hablar y compartir mi historia a causa de este dolor. Decidí sobreponerme y hacerlo, porque yo no quiero que la muerte de Mattew debido a los fabricantes de vacunas no hacer un mejor trabajo en hacer vacunas más seguras, antes de presionar a los padres desprevenidos y sus bebés inocentes, a los que ven como seres rentables.

¿Por qué los bebés reciben tantas vacunas a la vez? ¿Se ha demostrado que es seguro dar a estos niños todas estas vacunas que les estamos dando durante estos chequeos de niño sano? Por lo que he aprendido después de todo esto, la respuesta es no.

Más tarde, me enteré de que dos de las vacunas administradas en su última cita, no se las deberían haber dado. No se supone que los bebés deben darse la vacuna contra hepatitis A hasta por lo menos 1 año de edad yle fue dada a Mateo a los 5 1/2 meses de edad.

También aprendí que se le dio la tercera dosis de la hepatitis B antes de tiempo. Mateo no tenía que recibir que hasta su próxima visita durante el chequeo de 6 meses que también se deberían haber retrasado para espaciar las tomas, porque llegamos tarde para las vacunas de los 4 meses.

Creo que fue justo después del funeral que me enteré de que le habían dado la vacunas de la hepatitis A antes de tiempo. Cuando yo su de esto, me devastó. Empecé a culparme a mi misma y todavía lo hago porque nunca me tomé el tiempo para saber qué vacunas se supone que debían darse a un niño, en qué mes, cuántas dosis, etc.

Me sentía así porque yo no hice la investigación hasta después de que Matthew murió, yo fui tonta y esto fue de alguna manera mi culpa. Sentí que de alguna manera esto fue mi culpa porque yo lo llevé tarde para sus vacunas. Mis pensamientos eran, si yo hubiera seguido el calendario del CDC y no habuiera sido tarde para la revisación de los 4 meses, él probablemente no habría recibido las vacunas equivocadas. Ahora se ha ido.

Yo entiendo que podría haber muerto antes incluso si se le daban las vacunas correctas del calendario. Es algo con que vivo.

Ha pasado más de un año y cuatro meses desde que Mattew falleció el 9 de octubre de 2013 y todavía no he recibido el informe de la autopsia, del que les dije que quería una copia. Sigo corriendo atrás de ellos!

Fui el consultorio del médico recientemente y me enteré de que la enfermera que inyectó Mattew ya no trabaja allí. Me dijeron que fue despedida porque no sabía lo que estaba haciendo al dar vacunas.

Les dije en la oficina que si resultaba que la muerte de mi hijo fue a causa de su ignorancia, iría detrás de todos ellos. Mi hijo no debería haber muerto, porque ustedes estaban demasiado perezosos para entrenar a la enfermera en cómo dar vacunas correctamente. Ellos ni siquiera se disculparon conmigo. Yo estoy un poco más enojada de lo normal en este momento. No puedo para obtener respuestas.

Dijeron que mi bebé era el único que había fallecido desde que comenzó a trabajar, hasta el final de su trabajo. ¿Quién sabe si eso es verdad? Podrían haber sido tomadas más vidas y no lo admitirían.

Quiero decirle a otros padres, dicen las vacunas son seguras, pero en realidad, no lo son.

Haga preguntas y sepa qué vacunas planean darle a su bebé. Conozca los riesgos asociados con todas las vacunas que planean dar durante el chequeo. Y recuerde, es su elección. Es su hijo. Y hagas lo que hagas, no dejes que se mezclan las vacunas en una sola aguja o que les den tantas a la vez, porque si usted cree que esto no va a dañar a su hijo, entonce mire al niño que yo perdí. Es algo posible.

A Mattew le dieron las vacunas DTaP, IPV, Hib, PCV, hepatitis B y la hepatitis A en 3 disparos, uno en el brazo derecho y dos en la pierna izquierda.

Ahora estoy embarazada de mi quinto hijo. Tengo que permanecer fuerte. Tengo que hacerlo. Tengo que permanecer lo menos estresada por mi familia y durante mi embarazo. Tengo 3 hijos, un esposo y pronto tendré a mi nuevo arco iris de bebé, todos cuentan conmigo, para mantener unida a esta familia.

En honor a la verdad, sin embargo, a veces me siento tan abrumada porque extraño tanto a Mattew y la gente es tan inconsciente de con qué frecuencia las vacunas toma la vida de los niños. Estoy tan enojada de que esto haya sucedido a mi bebé. Y tengo miedo de pueda volver a ocurrir con los niños que sí tengo. Y de que me veré obligada a vacunar a este bebé aun no nacido.

Hay un proyecto de ley que fue actualmente planteado por nuestros políticos del estado de California para quitar mi derecho a eximir a mis hijos de otras vacunas debido a creencias personales. Si esto pasa, esto llevaría los derechos de los padres a mucha distancia de los padres, para elegir si vacunar o no a mis hijos en el futuro. Lo que deberían hacer, es crear una nueva exención para los padres que tuvieron a algunos de hijos muertos por las vacunas! Deberíamos ser capaces de optar por esa sola razón.

¿No fue suficiente con que la vida de Mattew fue tomada? Él debe ser honrado por estas personas, pero en cambio, se niega su existencia impulsando proyectos de ley que abofetean a los padres en la cara que han perdido a sus hijos por las vacunas o de aquellos padres con niños de dañados por vacunas. Tal vez si harían vacunas más seguras, más personas querrían aplicarselas.

Mi hijo fue inyectado con 8 vacunas, si usted no sabe lo que hay en ellas, aprenda! Cuando lo hice, me quedé muy sorprendida y enojada conmigo misma por no cuestionar esto antes. Mattew es la razón por la que abrí los ojos, para ver qué lo que las vacunas realmente puede hacer a un bebé, y a los demás. Yo no soy la único que cree que las vacunas no son lo que dicen que son. Realmente espero que esto abra los ojos de los padres que hacen vacunar a sus hijos.

Mi hijo mayor está teniendo un momento difícil, mi segundo hijo ahora dice que tiene miedo de los vacunas y mi tercer hijo que tiene 3 años, él sólo sabe que su hermanito se ha ido. En cuanto a mi marido, él lo mantiene dentro, por lo que es un poco difícil saber lo que está sintiendo.

Al día de hoy, todavía no he recibido el informe de la autopsia. Sigen dando vueltas. Así que la investigación aún está pendiente. He presentado un informe al Sistema de Resportes de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS). He aprendido que a veces no aceeptan los reportes de los padres, lo que les impide informar de una reacción. Hasta que reciba un informe de la autopsia, se hace difícil poder presentar una reclamación ante el Programa de Compensación de Daños por Vacunas Nacional (NVICP). Siento que nos están frenando debido a que el plazo para presentar un reclamo cuando se pierde un niño a las vacunas es de 2 años, y que ya va en un 1 año y medio para nosotros. No vamos a renunciar. Mi hijo todavía debería estar aquí.

Sus datos de vacunación no mienten! Ellos no deben encubrir estas reacciones a las vacunas que los niños sufren. No deberían sofocar a los padres de perseguir el reclamo y disuadirlos del recurso que han montado, ni de hablar sobre el programa de indemnización por lesiones vacuna.

Desde que me puse en esto más, he aprendido que es muy común que los bebés mueran inmediatamente después de recibir vacunas. Sólo quiero que se sepa que esto puede suceder y espero que las madres hagas preguntas primero, antes de entregar su hijo a recibir una vacunas. ¿Cuántos de nosotras mamás ayudariamos a sostener a nuestro propio niño en el suelo, para restringirles de moverse mientras son vacunados, a sabiendas de que ayudamos a lastimarlos?

La muerte de Mattew era un alto precio a pagar en nombre de la prevención de estas enfermedades por las que mi hijo hubiera estado bien si era tratado.

Yo no creí en algunas personas que me dijeron esto podía suceder, pero sucedió. Y ahora tengo que vivir con eso por el resto de mi vida, sabiendo que debería haber preguntado e investigado en primer lugar, antes de aceptar ciegamente a ellos inyecten o le den algo. No investigué. Yo no cuestioné las vacunas que le diron a todos mis hijos. No tenía ninguna razón para desconfiar de los médicos, hasta ahora. Dado que esto le pasó a Mattew, mis ojos están bien abiertos ahora. Ahora no tengo miedo a cuestionar todo lo que se hace para mis hijos.

Es una decisión de los padres, vacunar o no, a su hijo. Los padres necesitan investigar ambas partes, a favor y en contra. Luego tomar su decisión sobre el asunto. Mi papá me contó que yo nunca me había enfermado hasta después de que empecé la escuela y me pusieron todas esas vacunas requeridas. Después de eso, mi papá nunca me vacunó otra vez. Mi padre me lo dijo que un par de veces antes de que todo esto sucedió, pero no le presté atención. Me hubiera gustado haberlo escuchado.

Solo dejé que los médicos y enfermeras hagan lo que dijeron que se necesitaba hacer. Sin hacer preguntas. Pensé que me iban a decir si había riesgos graves involucrados. Nunca nadie me dijo nada de eso. Yo confiaba en ellos con la vida de mi hijo y me hubiera gustado haber sabido que la muerte por la vacunación es un riesgo asociado. ¿Por qué los médicos o enfermera no dicen esto? Realmente me hubiera gustado haber investiguado y hacer preguntas en lugar de sólo confiar en el sistema y los médicos. Y ahora que ya no lo hice, mi hijo se ha ido.

Hay muchos más padres por ahí como yo. Algunos no salen a hablar debido a hecho de que tienen miedo de lo que la gente diga. A veces la gente puede ser muy cruel y no entender lo que los padres como yo pasamos.

Sólo quiero que su historia a sea contada. Mi marido y yo digo damos gracias a todos los que nos prestaron su apoyo. Fuimos muy afortunados de tener el poco tiempo que tuvimos con nuestro pequeño oso quisquilloso. Espero que compartir esto ayudará a las madres a saber lo que puede suceder.

Quiero que dede bien claro, que no estoy diciendo a los padres que no vacunen a sus hijos. Simplemente estoy diciendo que se informen antes de vacunarlos. Si Sabiendo los riesgos usted decide vacunar, entonces esa es su elección, no de otra persona, porque lo pagan con las consecuencias.

No le falten el respeto a los padres como yo, que han perdido a sus hijos a las vacunas. Y no faltarle el respeto a los padres de niños que viven dañados por vacunas. Nuestros derechos a elegir estas intervenciones médicas deben ser preservados. Está muy enojada de que los políticos comprados piensen que pueden decidir lo que se inyecta en nuestros hijos. Ellos no se preocupan por la salud de su hijo. Es evidente que muchos están muriendo y siendo heridos de estas vacunas y hacen la vista gorda. Eso debería decirte algo.

Echo tanto de menos a mi bebé. Una gran parte de mí se fue con él. No puedo permitir que esto vuelva a suceder. No puedo poner mis otros niños en riesgo de ser dañados por las vacunas otra vez.

Mattew fue arrancado de mi y su vida no importaba a aquellos que quieren violar mis derechos a optar por la no vacunación. ¿Por qué no les importa? ¿Por qué los casos leves que involucran el sarampión son reportados en todas las noticias,.pero no bebés muertos después de recibir la vacuna MMR u otras vacunas? ¿Por qué no importan los niños dañados por vacunas?

Te echamos de menos y te amamos tanto Mattew. Estare siempre pensado en él, todos los días. Estarás siempre en mi corazón y nunca voy a dejar de amarte.

Con amor, mamá.
Crystal Downing-Powers

Conclusión

Mientras los fabricantes de vacunas evitan hacer estudios de causalidad, siempre y cuando no exista esta información, los funcionarios de salud y, la literatura revisada por pares publicada por los promotores de las vacunas se puede afirmar que no hay prueba de las vacunas vacunas causan SIDS u otras lesiones de vacunas.

¿Cómo puede un médico puede estar seguro de cuál fue la vacuna que causó que la salud de una se deteriore cuando se dan vacunas múltiples a la vez? La sobreestimulación del sistema inmune a través de la vacunación puede conducir a un desenlace fatal. Puesto que se hace difícil demostrar qué vacuna contribuyó a la muerte de un niño después de la vacunación, dar numerosas vacunas o una combinación vacunas, debe ser una preocupación.

Lea el artículo original VacTruth.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: