Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

Por Dave Mihalovic (PreventDesease.com) – Desde que se declaró la pandemia de gripe, han habido varios llamados “expertos en vacunas” que salen a intentar justificar la eficacia de las vacunas. Todos ellos repiten como loros, las mismas perspectivas históricas y pseudocientíficas ridículas de las vacunas, que son fácilmente aplastadas con las siguientes 9 preguntas.

Reclamo: El estudio de las vacunas, su récord histórico de logros, la eficacia, la seguridad y el mecanismo de acción en los humanos se entienden bien y han sido probados en los círculos científicos y médicos.

Hecho: La afirmación es completamente falsa.

1. Qué preguntar: ¿Podría presentar un estudio doble ciego, controlado con placebo, que pueda probar la seguridad y eficacia de las vacunas?

2. Qué preguntar: ¿Podría presentar evidencia científica sobre cualquier estudio que pueda confirmar la seguridad a largo plazo y la eficacia de las vacunas?

3. Qué preguntar: ¿Podría presentar evidencia científica que pueda demostrar que la reducción de la enfermedad en cualquier parte del mundo, en cualquier momento de la historia fue atribuible a la inoculación de las poblaciones?

4. Qué preguntar: ¿Podría explicar cómo es científicamente demostrada la seguridad y el mecanismo en que las vacunas actuan en el cuerpo humano si su farmacocinética (el estudio de la absorción corporal, distribución, metabolismo y excreción de los ingredientes) nunca se examinó o fue analizado en cualquier estudio de vacuna?

Uno de los elementos más críticos que definen el potencial de toxicidad de cualquier vacuna son sus propiedades farmacocinéticas. Las compañías farmacéuticas y las agencias de salud se niegan a considerar el estudio, análisis o evaluación de las propiedades farmacocinéticas de cualquier vacuna.

No hay un estudio doble ciego, controlado con placebo en la historia del desarrollo de vacunas que jamás haya probado su seguridad, eficacia o logros (a menos que esos logros han subrayado su daño para la salud humana).

Asimismo, no hay estudios controlados realizados en cualquier país, que han demostrado objetivamente que las vacunas han tenido un efecto directo o indirecto en la reducción de cualquier tipo de enfermedad en cualquier parte del mundo.

Cada estudio que ha intentado alguna vez validar la seguridad y la eficacia de las vacunas ha establecido de manera concluyente, deterioros, y efectos neurotóxicos, en la fertilidad, carcinogénicos, mutagénicos, pero no se abordará sobre esos.

Reclamo: los conservantes y aditivos químicos utilizados en la fabricación de las vacunas son seguros y no hay estudios que los hayan vinculado o comprobado por ser inseguros para su uso en humanos.

Hecho: La afirmación es completamente falsa.

5. Qué preguntar: ¿Podría por favor dar una justificación científica en cuanto a la forma en que la inyección de un ser humano con una neurotoxina confirmada, es beneficioso para la salud humana y evita la enfermedad?

6. Qué preguntar: ¿Puede proporcionar un perfil de riesgo / beneficio sobre cómo los beneficios de inyectar una neurotoxina conocida superan sus riesgos para la salud humana de la meta deseada de la prevención de la enfermedad?

Este problema, ya no es aún objeto de debate. Es un hecho científicamente establecido en literalmente cientos de estudios que los conservantes y aditivos químicos en las vacunas dañan las células. La neurotoxicidad, la supresión inmune, la inflamación crónica inmune mediada y la proliferación cancerígena son sólo algunas de varios efectos que se han observado en el cuerpo humano. Vea una lista de productos químicos en las vacunas.

Afortunadamente, las compañías farmacéuticas todavía nos dicen sobre el daño vacunas tienen en el cuerpo humano. La gente simplemente no los lee. Todo lo que tienes que hacer es mirar el prospecto de cualquier vacuna, y detallará los ingredientes exactos, alertas, y efectos potencialmente letales.

Ver mi último análisis de la vacuna Arepanrix H1N1 para un ejemplo.

Cualquier profesional médico que crea que está justificado para inyectar cualquier tipo de neurotoxina en cualquier persona para evitar cualquier enfermedad está completamente equivocada, mal informado, engañado e ignorante de cualquier lógica con respecto a la salud humana.

Reclamo: Una vez que un individuo es inyectado con el antígeno extraño en la vacuna, ese individuo se vuelve inmune a infecciones futuras.

Hecho: La afirmación es completamente falsa.

7. Qué preguntar: ¿Podría por favor dar una justificación científica sobre cómo pasar por alto el tracto respiratorio (o membrana mucosa) es ventajoso y cómo inyectar directamente los virus en el torrente sanguíneo aumenta el funcionamiento inmune y previene futuras infecciones?

8. Qué preguntar: ¿Podría por favor dar una justificación científica sobre cómo una vacuna podría evitar a los virus mutantes?

9. Qué preguntar: ¿Podrían presentar la justificación científica de cómo una vacuna puede dirigirse a un virus en una persona infectada que no tiene la configuración viral exacta o cepa para la cual, la vacuna fue desarrollada?

Todos los promotores de la vacunación no se dan cuenta de que el tracto respiratorio de los seres humanos (en realidad de todos los mamíferos) contiene anticuerpos que inicia respuestas inmunes naturales dentro de la mucosa del tracto respiratorio. Sin pasar por este aspecto de la mucosa del sistema inmunológico, mediante la inyección directa de virus en el torrente sanguíneo conduce a una corrupción en el sistema inmunológico mismo. Como resultado, los virus o las bacterias patógenas no pueden ser eliminadas por el sistema inmune y permanecen en el cuerpo, donde pueden crecer / o mutar como el individuo está expuesto a alguna vez más antígenos y toxinas en el medio ambiente que siguen asaltando la sistema inmunológico.

A pesar de la inyección de cualquier tipo de vacuna, los virus continúan circulando a través del cuerpo, mutando y transformandose en otros organismos. La capacidad de un fabricante de vacunas para apuntar la cepa viral exacta sin conocer sus propiedades mutagénicas es equivalente a disparar un arma a un objetivo fijo que ya se ha movido de su ubicación. Usted estaría disparando a lo que fue, no a lo que es!

Los virus de la gripe, pueden mutar, cambiar o adaptarse varias veces durante el período de un temporada de la gripe, por lo que la vacuna contra la influenza estacional es 100% redundante ineficaz, con cada nueva temporada de gripe. Irónicamente, las defensas inmunológicas naturales del cuerpo humano pueden dirigirse a estos cambios, pero las vacunas no pueden.

Nunca me he encontrado a un defensor de las vacunas, ya sea médicamente o científicamente calificado, que podría responder siquiera a la primer pregunta por no hablar de todas, las 9 preguntas. Uno o todos los siguientes, sucederán al debatir cualquiera de las preguntas anteriores:

– Van a reconocer la derrota y admitir que están perplejos

– Se tratará de desacreditar a cuestiones no relacionadas que no pertenecen a la pregunta.

– Van a formular su respuesta y refutación basada en argumentos históricos y estudios científicos que se han refutado una y otra vez.

Ningún defensor de las vacunas directamente, nunca abordará estas cuestiones en un lugar público.

Datos del autor: Dave Mihalovic es un médico naturópata que se especializa en la investigación de vacunas, la prevención y un acercamiento natural al tratamiento del cáncer.

Lea el artículo original de PreventDesease.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: