Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

bebé felíz

Por el Dr. Paul Thomas, M. D. – Recuerdo estar recién salido de mi entrenamiento de residencia pediátrica. Era el verano de 1988, y lleno de emoción de que estaba fuera de Portland, Oregón, para empezar mi carrera en la Pediatría. Mi primer trabajo fue en el Hospital de Niños Emanuel donde trabajé enseñando a residentes y estudiantes de medicina, veía a los pacientes en su consulta externa y estaba a cargo de la Clínica Pediátrica de tiempo completo. Todavía estábamos usando la vacuna DPT a pesar del conocimiento de que Japón estaba usando la vacuna acelular con efectos secundarios significativamente más bajos.

Sabíamos que la DPT casi universalmente causaba fiebres altas, a veces causaba convulsiones y raramente, pero definitivamente estaba asociada con muertes. Simplemente no había hecho la conexión con la DPT y el SIDS (síndrome de muerte súbita del lactante) hasta que la lectura de la página (que se puede leer aquí.) Publicado por el Representante Robert Foley en Maine. Nos enseñaron y hemos leído que los SIDS se incrementan cuando hay fumadores en la casa, cuando la casa está demasiado caliente y cuando los bebés son puestos a dormir sobre su barriga en lugar de en sus espaldas. ¿Y si la mayoría de los casos de SIDS se debieron a una vacuna peligrosa, la DPT (vacuna de células enteras)?

El Rep. Foley escribe: “En 1990, la tasa de muerte de SIDS en los Estados Unidos fue de 130,3 muertes por cada 100.000 nacimientos, al mismo tiempo, estaba siendo administrada la vacuna contra la tos ferina de célula. A finales de 1990, la vacuna contra la tos ferina acelular o de antígenos benignos comenzó a ser administrada, y la tasa de muertes por SIDS en 2013 era de 39,7 muertes por cada 100.000 nacidos vivos, según un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades publicado 01 de abril, 2015.”

En los EE.UU., de los casi 4 millones de nacimientos al año, tenemos 23.440 muertes infantiles o un poco menos de 1 de cada 100. (596 en 100.000 para ser exactos). El cambio de la vacuna DPT de células a enteras por la vacuna acelular resultó en una disminución de 130-40 = 90 muertes en 100 000, que asciende a 3.600 vidas infantiles resguardadas anualmente por cambiar a la vacuna DTaP. Estamos teniendo algunos incrementos en el fracaso de esta vacuna (DTaP), pero los datos de la última década demuestran que tenemos menos de 20 muertes al año en los EE.UU. por la tos ferina. No debemos volver a la vieja  DPT, NUNCA!

Las principales causas de las muertes infantiles son:

Malformaciones congénitas y anomalías cromosómicas
Pre término y bajo peso al nacer
SIDS

Me pregunto: ¿Cuántos de los SIDS restantes (muertes infantiles) desaparecería si vacunamos de forma más sensata?

Más información sobre las tasas de mortalidad infantil de los CDC aquí.

Lea el artículo original del Dr.PaulThomas,MD.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: