Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

La inmunidad natural típicamente ofrece protección de por vida. En una población en la que se ha conferido inmunidad natural, cada generación de hijos contrae las enfermedades infantiles, al mismo tiempo impulsa de forma natural la inmunidad de los infectados previamente, a través de un ciclo de re-exposición.

La inmunidad natural típicamente ofrece protección de por vida. En una población en la que se ha conferido inmunidad natural, con cada generación de hijos que contrae las enfermedades infantiles, al mismo tiempo se impulsa de forma natural la inmunidad de los infectados previamente, a través de un ciclo de re-exposición.

“A. W. Hedrich estudió la epidemiología del sarampión en los EE.UU. desde 1900 hasta 1931, y en 1932, publicó un documento sobre la vulnerabilidad al sarampión en niños. Llegó a la conclusión de que una vez que el 68% de los niños en una población había sido infectado con el sarampión, el ciclo de sarampión en la población que se vería interrumpido, poniendo así fin a la epidemia. El fundamento de la teoría era el conocimiento de que una vez que un niño tiene el sarampión, el niño se vuelve inmune al sarampión para toda la vida. La teoría de la inmunidad de grupo asume que una gran parte de la población es verdaderamente inmune al patógeno en cuestión.

Los funcionarios de salud y defensores de vacunas han comenzado recientemente ha utilizar la teoría de la inmunidad de grupo para presionar al público en la vacunación. Su argumento es que los no vacunados sólo están a salvo de contraer enfermedades ‘prevenibles por vacunación’ , ya que están disfrutando de la protección más amplia de la manada vacunada. En otras palabras, sostienen que cuando una cierta porción de una población está totalmente vacunada, la incidencia de la enfermedad será tan rara que la exposición es muy limitada.

Suena plausible, en la superficie y ha sido la comercialización de oro para los fabricantes de vacunas, añadiendo el impulso para la creación de una agenda legislativa que hará que las vacunas sean obligatorias y sin excepciones. Es eficaz, ya que es, a la vez, una táctica de miedo y una apelación a nuestro sentido de la obligación y la compasión por los demás. Influir en la opinión pública es la tarea #1 cuando se tiene algo que vender y sería difícil encontrar una herramienta más eficaz. El único problema es que no es cierto.

El concepto original de la inmunidad de grupo se refiere a la inmunidad natural, conferida como resultado de contraer y de la recuperación de la enfermedad. La transferencia del concepto y aplicarlo al por mayor a una población vacunada asume algunos hechos básicos que no son verdad. Es una teoría fundamentalmente defectuosa en relación con una población vacunada.

La inmunidad natural típicamente ofrece protección de por vida. En una población en la que se ha conferido inmunidad natural, con cada generación de hijos contrae las enfermedades infantiles, al mismo tiempo se impulsa de forma natural la inmunidad de los infectados previamente, a través de un ciclo de re-exposición. Este es un modelo para la verdadera inmunidad de grupo, y sus beneficios para la protección de la manada son evidentes.”

— Speed The Shift, Vision Launch

 

Cortesía: The Outliers

Lea el artículo original en ThereIsNoHerdImmunity

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: