Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

Como las tasas de las enfermedad contra las que vacuna bajan (pero no necesariamente como resultado de las vacunas tóxicas), la tasa de enfermedades crónicas sube a pasos agigantados. Las vacunas, como comúnmente se dan, destruyen el proceso de la inmunidad natural y aceleran el proceso de la enfermedad autoinmune.

Como las tasas de las enfermedades contra las que se vacuna bajan (pero no necesariamente como resultado de las vacunas tóxicas), la tasas de enfermedades crónicas suben a pasos agigantados. Las vacunas, como comúnmente son dadas, destruyen el proceso de la inmunidad natural y aceleran el proceso de la enfermedad autoinmune.

Por Craig Stellpfug, NDC. – Sólo hay una especie de inmunidad y es la inmunidad natural que se consigue luchando contra las enfermedades infecciosas. La vacunación es simplemente el desencadenamiento artificial de respuestas temporales a los agentes patógenos hechos por el hombre. Las vacunas son dañinas y peligrosas y están dando lugar a generaciones de seres humanos que no tienen defensas naturales para las enfermedades.

Las vacunas no proporcionan inmunidad a largo plazo; sólo temporal en el mejor caso. En las vacunas, un antígeno se inyecta en el cuerpo para producir una reacción y el sistema inmune responde en forma de anticuerpos, pero la presencia de anticuerpos no confiere inmunidad. La gente todavía tiene las enfermedades contra las que están vacunados. Las vacunas de hecho pasan por alto las respuestas inmunes normales para activar las células asesinas que pueden desencadenar una sobreproducción de citoquinas en respuesta a los adyuvantes tóxicos de las vacunas y pueden dañar los tejidos y los órganos e incluso detener el corazón y bloquear las vías aéreas.

Las vacunas no deben ser llamadas inmunizaciones, ya que es un nombre inapropiado. Inmunidad y vacunas son dos materias por completo diferentes. De hecho, la leche materna es tan potente con efectos inmunes energizantes en el lactante que los investigadores de los CDC recomiendan que las mujeres se detengan de amamantar a sus hijos el fin de impulsar la “eficacia” de las vacunas infantiles. En el documento se afirma que las mujeres deben dejar de amamantar el tiempo suficiente para que el veneno hecho por el hombre pueda trabajar la “inmunidad” artificial/temporal.

No hay tal cosa como un “efecto secundario”

Las secuelas de las vacunas sólo son seguidas durante un tiempo muy corto. Los efectos que no se ven durante 30 años, ni siquiera serán asociados con las vacunas. Las vacunas están contribuyendo a la reducción de la inmunidad junto con la propagación de enfermedades autoinmunes tales como la artritis e incluso SIDA en todo el mundo. La investigación muestra claramente que el aluminio mezclado en las vacunas conlleva riesgo de autoinmunidad, inflamación cerebral a largo plazo, y complicaciones neurológicas posteriores, y que puede tener complicaciones de salud adversas profundas y generalizadas. Muchas vacunas contienen ambas, cantidades de aluminio y de trazas de mercurio. Cuando se mezclan estos dos metales juntos causan toxicidad sinérgica extrema.

Los hechos:

Como las tasas de las enfermedades contra las que se vacuna bajan (pero no necesariamente como resultado de las vacunas tóxicas), la tasas de enfermedades crónicas suben a pasos agigantados. Las vacunas, como comúnmente son dadas, destruyen el proceso de la inmunidad natural y aceleran el proceso de la enfermedad autoinmune.

Las muertes por sarampión en 1900 fueron 13 por cada 100.000 personas. En 1948: menos de uno cada 100.000 personas. Las vacunas contra el sarampión se introdujeron en 1963, pero tomaron el crédito por lo que nunca hicieron – eliminar el sarampión. Las autoridades sanitarias japonesas se dieron cuenta de que las primeras inoculaciones estaban causando muertes de cuna por lo que las pospusieron hasta el mes 24 y el SMSL (SIDS) prácticamente desapareció junto con la tos ferina (pertussis) durante los dos primeros años de vida de los bebés. En lugar de prevenir la tos ferina la DPT la promueve, así como lo hace con el SMSL. Reuters informa recientemente que de acuerdo con los CDC, el número de casos de tos ferina está creciendo – en la población, ¡totalmente vacunada!

El reciente estudio de las vacunas de Bachmair revela que la tasa de alergia en los niños vacunados es más del doble de la tasa que en los no vacunados. Los niños vacunados son también casi ocho veces más propensos a desarrollar asma o bronquitis crónica que los no vacunados. Por otra parte, los niños vacunados sufren de más neurodermatitis, herpes, otitis media, fiebre del heno, hiperactividad, escoliosis, epilepsia y convulsiones, migrañas, enfermedad de la tiroides, y SMSL que los niños no vacunados. Los niños vacunados históricamente también tienen más de sarampión que los niños no vacunados.

Médico tras médico le dirán que las vacunas han reducido la incidencia de muchas enfermedades infecciosas, pero no tienen ninguna prueba real de eso. De hecho, toda la evidencia epidemiológica muestra que las tasas de enfermedad aumentan después de las vacunas – en la población vacunada. ¿Hay que confiar sólo en su palabra? Tome una decisión informada acerca de su salud y la de su hijo.

Fuentes de este artículo incluyen:
Inhibitory effect of breast milk on infectivity of live oral rotavirus vaccines. Pediatr Infect Dis J. 2010 Oct;29(10):919-23. doi: 10.1097/INF.0b013e3181e232ea.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20442687

Tomljenovic L and Shaw CA. Aluminum vaccine adjuvants: Are they Safe? Current Medicinal Chemistry. 2011; 18: 2630-2637.
www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21568886

http://www.flcv.com/hgsynerg.html

Sobre el Autor:
Craig Stellpflug es un especialista en Nutrición del Cáncer, Coach del estilo de vida y Consultor del Neurodesarrollo en Healing Pathways Medical Clinic, Scottsdale, AZ. http://www.healingpathwayscancerclinic.com/ Con 21 años de experiencia clínica trabajando con ambos trastornos, cerebrales y cáncer, Craig ha visto de primera mano los efectos devastadores de vacunas y fármacos en el cuerpo humano y ha llegado a la conclusión de que un estilo de vida natural y los remedios naturales son las verdaderas respuestas para una salud y una vida vibrante. Puede encontrar su blog diario de salud en http://www.blog.realhealthtalk.com y sus artículos y archivos de sus programas de radio en www.realhealthtalk.com

Lea el artículo original de NaturalNews.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: