Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

vaccine_mmr_spreads_infection(1)

Por Sayer Ji (GreenMedInfo.com)- Hace 20 años, que la vacuna MMR fue encontrada por infectar prácticamente a todos sus destinatarios con sarampión. El propio fabricante Merck, puso una advertencia en su producto que vincula a la vacuna MMR con una forma potencialmente mortal de la inflamación del cerebro causada por el sarampión. ¿Por qué no se informó de esta evidencia?

El fenómeno de la infección por sarampión propagada por la MMR (vacuna de virus vivos contra el sarampión, las paperas y la rubéola) se conoce desde hace décadas. De hecho, hace 20 años, los científicos que trabajan en el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas, financiado por el Programa Nacional de Vacunas de la OMS y los CDC, descubrieron algo realmente inquietante acerca de la vacuna MMR: lleva a la infección por sarampión detectable en la gran mayoría de los que la reciben.

Publicado en 1995 en el Journal of Clinical Microbiology y titulado, “La detección de ARN del virus del sarampión en muestras de orina de receptores de la vacuna“, los investigadores analizaron muestras de orina de recién vacunados con MMR de los niños de 15 meses de edad y los adultos jóvenes y se reportaron sus resultados reveladores de la siguiente manera:

  • ARN del virus del sarampión se detectó en 10 de 12 niños durante el período de muestreo de 2 semanas.
  • En algunos casos, el ARN del virus del sarampión ya se detectó en 1 día, o tan tarde como 14 días después de que los niños fueron vacunados.
  • ARN del virus de sarampión también se detectó en las muestras de orina de los cuatro de los adultos jóvenes de entre 1 y 13 días después de la vacunación.

Los autores de este estudio utilizaron una tecnología relativamente nueva en ese momento, es decir, reacción inversa de cadena de polimerasa (RT-PCR), que a su juicio podrían ayudar a resolver los crecientes desafíos asociados con la detección del sarampión en su desplazamiento después de la inmunización masiva y su paisaje epidemiológico y clínico. Estos desafíos incluyen:

  • Una presentación clínica cambianda hacia una ‘más suave’ o sarampión asintomáticos en individuos previamente vacunados.
  • Una distribución epidemiológica cambiante de sarampión (un cambio hacia los niños menores de 15 meses, adolescentes y adultos jóvenes)
  • El aumento de dificultad para distinguir los síntomas asociados a sarampión (exantema) causado por una serie de otros patógenos de los causados por el virus del sarampión.
  • Un aumento en los brotes de sarampión esporádicos en individuos previamente vacunados.

 

Veinte años más tarde, la prueba PCR es ampliamente reconocida como altamente sensible y específica, y la única manera eficaz de distinguir la cepa de la vacuna y la infección por sarampión natural, ya que en su presentación clínica son indistinguibles.

¿El CDC utiliza pruebas PCR sobre los casos de sarampión de Disneyland?

El brote reciente de sarampión en Disney es un perfecto ejemplo de que la prueba de PCR podría ser utilizada para determinar el verdadero origen del brote. La hipótesis a priori de que los no vacunados son portadores y transmisores de una enfermedad y que los vacunados son inmunes no ha sido validada científicamente. Desde que la cepa de la vacuna del sarampión ha suplantado casi totalmente a la de tipo salvaje, comunmente adquirida, es estadísticamente improbable que las pruebas PCR revelarán la histérica historia de los medios de comunicación – “¡los no vacunados trajeron una enfermedad erradicada!” – como una verdad. Hasta que se realicen y se expongan dichos estudios, nunca lo sabremos con certeza.

Laura Hayes, de Age of Autism, recientemente abordó esta cuestión clave en su perspicaz artículo “Disney, el sarampión y el Fantasyland de Perfección de la Vacuna“:

“¿Ha habido alguna confirmación de laboratorio de un solo caso de los supuestos relacionados con el sarampión Disneyland? En caso afirmativo, se puso a prueba el caso confirmado para determinar si se trataba de sarampión de tipo salvaje o el sarampión de la cepa de la vacuna? Si no, ¿por qué no? Son preguntas importantes. es el sarampión o no? En caso afirmativo, de qué tipo, porque si es el sarampión de la cepa de la vacuna, entonces eso significa que las cepas de la vacuna del sarampión son contagiosas y de resultantes de la propagación, en lo que los medios les gusta etiquetar como “brotes” para crear pánico (un pánico más apropiadamente desencadenado por nuestros 25 años de historia de epidemia de autismo).

Sería lo que podríamos llamar, una lluvia de la vacuna. Las personas que reciben vacunas de virus vivos, como la triple vírica, a continuación, pueden arrojar virus vivos, hasta por varias semanas y pueden infectar a otros. Otras vacunas de virus vivos incluyen la vacuna nasal contra la gripe, la vacuna contra la culebrilla, la vacuna contra el rotavirus, la vacuna contra la varicela y la vacuna contra la fiebre amarilla”.

Evidencia adicional de que los Vacunados no son inmunes, y de que propagan la enfermedad

El Centro Nacional de Información sobre Vacunas ha publicado un importante documento pertinente a este tema titulado “Los riesgos emergentes de las vacunas de virus vivos y de vectores virales sin virus: Vacuna: Infección cepa de la cepa, Mutación y transmición”. Páginas 34 a 36 en la sección de “Vacuna del sarampión, paperas, rubéola viva atenuada” discute la evidencia de que la vacuna MMR puede conducir a la infección por sarampión y la transmisión.

Casos destacados incluyen:

  • En 2010, Eurosurveillance publica un informe sobre la excreción del virus del sarampión de la cepa de la vacuna en la orina y secreciones faríngeas de un niño croata con enfermedad eruptiva asociada a la vacuna. [1] Se dio un niño de 14 meses de edad sano antes de la vacuna MMR y ocho días después desarrolló erupción macular cutánea y fiebre. Las pruebas de laboratorio de las muestras de la garganta y de orina entre dos y cuatro semanas después de la vacunación dieron positivo por el virus del sarampión de la cepa de la vacuna. Los autores del informe señalaron que cuando los niños experimentan fiebre y erupción cutánea después de la vacunación triple vírica, sólo las pruebas de laboratorio molecular pueden determinar si los síntomas se deben a la infección por el virus del sarampión de la cepa de la vacuna. Afirmaron: “De acuerdo a las directrices de la OMS para la eliminación del sarampión y la rubéola, la discriminación rutinaria entre las etiologías de la enfermedad febril eruptiva se realiza mediante la detección de virus. Sin embargo, en un paciente recientemente vacunado con MMR, sólo las técnicas moleculares pueden diferenciar entre el sarampión de tipo salvaje o rubéola, o la enfermedad asociada a la vacuna. Este caso demuestra que la excreción del virus del sarampión Schwartz se produce en personas vacunadas “.
  • En 2012, Pediatric Child Heath publicó un informe que describe a un niño de 15 meses de edad sano en Canadá, quien desarrolló irritabilidad, fiebre, tos, conjuntivitis y erupción dentro de los siete días de la vacuna MMR. [2] Los análisis de sangre, orina y frotis de garganta fueron positivos para la infección por el virus del sarampión de la cepa de la vacuna 12 días después de la vacunación. El estudio reveló el potencial de transmisión de virus del saramíón de la cepa de la vacuna contra el sarampión a otros, afirmaron los autores, “Mientras el virus atenuado se puede detectar en muestras clínicas después de la inmunización, se entiende que la administración de la vacuna triple vírica a individuos inmunocompetentes no conlleva el riesgo de transmisión secundaria a huéspedes susceptibles.”
  • En 2013, Eurosurveillance publica un informe de la cepa del sarampión de la vacuna que se producen semanas después de la vacunación con la triple vírica en Canadá. Los autores declaran: “Se describe un caso de enfermedad asociada a la vacuna contra el sarampión, paperas y la rubéola (MMR) que fue positivo tanto por PCR y IgM, cinco semanas después de la administración de la vacuna triple vírica.” El caso se refería a un niño de dos años de edad, quien desarrolló, fiebre, tos, erupción macular nasal y conjuntivitis después de la vacunación y dio positivo a la infección del virus del sarampión de la cepa de la vacuna en las muestras de la garganta y los análisis de sangre. [3] Los funcionarios de salud canadienses que tienen la autoría del informe plantean la cuestión de si existen casos no identificados de infecciones con la cepa de la vacuna contra el sarampión y la necesidad de saber más acerca de cómo la cepa de la vacuna contra el sarampión tiene vertimiento por largos plazos. Llegaron a la conclusión de que el caso que se informó “probablemente representa la existencia de excepciones adicionales, pero no identificadas, al intervalo temporal de los diseminación del virus de la vacuna contra el sarampión y la enfermedad.” Agregaron que “se necesita más investigación sobre el límite superior de derramamiento del virus de la vacuna contra el sarampión basada en una mayor sensibilidad de las tecnologías de detección basados en RT-PCR y factores inmunológicos asociados con las enfermedades asociadas con la vacuna contra el sarampión y la eliminación del virus.”

Además de esta evidencia, la naturaleza promotora de la enfermedad de la vacuna contra el sarampión, recientemente se informó sobre un caso de un adulto vacunado dos veces en Nueva York con la infección por sarampión y que luego se contagio a dos contactos secundarios, los cuales fueron vacunados dos veces y tenían anticuerpos IgM que presumiblemente daban protección.

Este doble fracaso de la vacuna triple vírica hace altamente sospechosas las afirmaciones sin fundamento que cuando se produce un brote de sarampión los no vacunados o los mínimamente vacunados son los responsables. La suposición de que la vacunación es igual a la inmunidad natural nunca ha sido apoyada por la evidencia. Hemos informado anteriormente en un creciente cuerpo de evidencia, de que incluso cuando tiene se tiene una vacuna obligatoria, y el 99% de una población recibe las vacunas contra el sarampión, los brotes no sólo ocurren, pero a medida que aumenta el cumplimiento, los brotes esporádicos de resistencia a la vacuna también aumentan – una indicación clara de ineficacia de la vacuna.

También está el hecho, de que en relación al prospecto del propio fabricante de la vacuna triple vírica de Merck, que admite que la MMR puede causar encefalitis por cuerpos de inclusión de sarampión (MIBE), una forma rara pero potencialmente letal de la infección con sarampión del cerebro. Para más información, puede revisar un informe de caso sobre MIBE causado por el sarampión de la cepa vacunal publicado en la revista Clinical Infectious Diseases en 1999 titulado “El sarampión por cuerpos de inclusión y encefalitis causada por la cepa de la vacuna del virus del sarampión.”

Son cada vez más los informes sobre los fracasos globales de la vacuna contra el sarampión

China no es el único país de hacer frente a los brotes en poblaciones universalmente vacunadas. Entre 2008-2011, Francia informó de más de 20.000 casos de sarampión, en adolescentes y adultos jóvenes que representan más de la mitad de los casos. [4] Cabe destacar que estos brotes comenzaron cuando Francia estaba experimentando algunas de sus tasas de cobertura más altas de la historia. Por ejemplo, en 2008, la cobertura de la MMR alcanzó el 96,6% de los niños de 11 años de edad. Para una revisión más extensa de los brotes de sarampión en poblaciones vacunadas lea nuestro artículo. Brote de sarampión de 2013: Falla de la vacuna, no falta de vacunación.

Dado que la evidencia clínica, informes de casos, estudios epidemiológicos, e incluso propias advertencias del fabricante de la vacuna, todos muestran directa o indirectamente que la vacuna MMR puede propagar la infección del sarampión, ¿cómo podemos continuar cruzados de brazos y dejar que los medios de comunicación, el gobierno y establecimiento médico culpen a los no vacunados de estos brotes, sin ninguna prueba concreta?

Referencias

[1] Kaic B, Gjenero-Margan I, Aleraj B. Spotlight on Measles 2010: Excretion of Vaccine Strain Measles Virus in Urine and Pharyngeal Secretions of a Child with Vaccine Associated Febrile Rash Illness, Croatia, March 2010. Eurosurveillance 2010 15(35).

[2] Nestibo L, Lee BE, Fonesca K et al. Differentiating the wild from the attenuated during a measles outbreak. Paediatr Child Health Apr. 2012; 17(4).

[3] Murti M, Krajden M, Petric M et al. Case of Vaccine Associated Measles Five Weeks Post-Immunisation, British Columbia, Canada, October 2013. Eurosurveillance Dec. 5, 2013; 18(49).

[4] Antona D, Lévy-Bruhl D, Baudon C, Freymuth F, Lamy M, Maine C, Floret D, Parent du Chatelet I. Measles elimination efforts and 2008-2011 outbreak, France. Emerg Infect Dis. 2013 Mar;19(3):357-64. doi: 10.3201/eid1903.121360. PubMed PMID: 23618523; PubMed Central PMCID: PMC3647670.

Lea el artículo original de GreenMedinfo.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: