Comunidad contra las vacunas obligatorias en Argentina

Entradas etiquetadas como ‘Autoinmune’

Vacuna de la Gripe H1N1: 14 veces más riesgo de una enfermedad neurológica permanente

flu_vaccine_damages_brain
Por Sayer Ji (GreenMedinfo) – Un nuevo estudio vincula a la vacuna contra la gripe H1N1, a un aumento de 14 veces en el riesgo de una enfermedad cerebral incurable: la narcolepsia.

Un estudio nuevo perturbador publicado en la revista Eurosurveillance vincula a la vacuna contra la gripe Pandemrix, con un aumento del riesgo, 14 veces mayor de desarrollar la narcolepsia, un trastorno cerebral incurable que se cree que es activado por la destrucción autoinmune de las células cerebrales responsables de mantener ‘vigilia’.

Bajo el título, “La investigación de una asociación entre la aparición de narcolepsia y la vacunación con la vacuna contra la gripe pandémica, Irlanda abril 2009-diciembre 2010“, los investigadores irlandeses llevaron a cabo un estudio retrospectivo de cohorte basado en la población con el fin de examinar la asociación entre la vacunación contra la influenza A (H1N1) con Pandemrix y la narcolepsia, después de numerosos informes que los vinculan ellos alertaron a la Junta de Medicamentos de Irlanda en 2011.

Después de que el estado de vacunación pandémica se obtuvo de las bases de datos de vacunación, y fue revisado por dos expertos independientes, se comparó la incidencia de la narcolepsia en los individuos vacunados y los no vacunados.

Los resultados fueron reportados así:

“De los 32 casos de narcolepsia identificados, 28 ocurrieron en niños / adolescentes y para 24 el primer contacto sanitario fue entre abril de 2009 y diciembre de 2010. La incidencia de narcolepsia fue (intervalo de confianza del 95% (IC): 3.4 a 8.9) 5.7 por cada 100,000 niños / adolescentes vacunados con Pandemrix y 0,4 (IC del 95%: 0,1 a 1,0) por cada 100.00 niños/adolescentes no vacunados (riesgo relativo: 13,9; absoluto riesgo atribuible: 5,3 casos por 100.000 niños vacunados/adolescentes)”.

Los investigadores concluyeron:

“Este estudio confirma la asociación cruda entre la vacunación Pandemrix y la narcolepsia como se observa en Finlandia y Suecia. La vacuna ya no está en uso en Irlanda. Se necesitan más estudios para explorar el mecanismo de inmunogenética de la narcolepsia.”

Narcolepsia: ¿Una forma inducida de destrucción del cerebro por la vacuna?

La narcolepsia se caracteriza por somnolencia excesiva durante el día, y también está ligada a la debilidad muscular repentina pero temporal (cataplexia), a menudo inducida phttp://www.sciencedaily.com/releases/2013/12/131218143718.htmor las emociones fuertes.

De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, viene con los siguientes comportamientos:

  • Los pacientes suelen tener períodos de somnolencia cada 3 o 4 horas que generalmente terminan en siestas cortas.
  • Los pacientes pueden dormir por unos minutos durante el día, sobre todo si se encuentran en una posición incómoda, o por unas horas si están acostados.
  • Los pacientes a menudo subestiman la duración de sus períodos de sueño y no pueden recordar claramente su comportamiento durante ese tiempo.

Se cree que la causa principal de la narcolepsia es una deficiencia en el neurotransmisor hipocretina (orexina) precipitada por un ataque autoinmune contra las células que contienen este péptido cerebral – hay normalmente sólo alrededor de 70.000 células que contienen hipocretina en el hipotálamo que son faltante o profundamente reducidas en las personas con narcolepsia.

Justamente cómo ocurre esta destrucción autoinmune de las regiones del cerebro que contienen hipocretina fue sugerido por un provocativo informe de 2013 en ScienceDaily titulado, “La narcolepsia puede provenir de la activación de ‘mimetismo molecular’ de H1N1“, en donde se describe los hallazgos de los investigadores médicos de Stanford: “la narcolepsia a veces puede ser desencadenada por una similitud entre una región de una proteína llamada hipocretina y una porción de una proteína del virus pandémico H1N1”.

Según el informe,

“Las porciones mixtas de proteínas virales de la vacuna Pandemrix con un ‘adyuvante’ no-viral para inducir una respuesta inmune más fuerte y presumiblemente más eficaz. En total, puede haber precipitado la narcolepsia en unos pocos miles de casos en Europa.”

Esencialmente, su investigación indica que la vacuna contra la gripe H1N1 Pandemrix es capaz de inducir un ataque autoinmune contra características moleculares del cerebro – específicamente contra las células secretoras de hipocretina en el hipotálamo – responsables de causar la narcolepsia. Por cierto, esta no es la primera vacuna en ser vinculada a fenómenos de autoinmunidad: hemos indexado la investigación sobre la relación entre el mimetismo molecular/daño cerebral inducido por la vacuna en relación con las vacunas contra la hepatitis B y MMR aquí.

Las autoridades y los medios de comunicación obviamente ajenos al problema

Las vacunas han sido relacionadas con una amplia gama de reacciones autoinmunes en la literatura biomédica, a pesar de ser universalmente caracterizadas casi por las autoridades sanitarias dominantes como el CDC y la OMS no sólo de seguras, sino también como una manera eficaz de mejorar la inmunidad natural conferida por millones de años de evolución y adaptación exitosa y la interacción diaria con un paisaje biológico que contiene miles de millones de virus potencialmente patógenos, hongos, bacterias y otros microorganismos.

Pandemrix: El vínculo entre la Vacuna contra la gripe y la Narcolepsia ya fue establecido

En 2011, la Agencia de Productos Médicos de Suecia (MPA) informó los resultados de una investigación iniciada en 2010, después de haber recibido un inesperado gran número de denuncias de casos de narcolepsia en niños y adolescentes que recibieron la vacuna Pandemrix. Encontraron una incidencia 6.6 veces mayor de narcolepsia entre los niños vacunados/adolescentes que en los no vacunados. [1]

Lo que estamos viendo en este nuevo informe es simplemente la confirmación adicional de un enlace ya establecido entre la vacuna H1N1 y la narcolepsia. Al igual que demasiadas vacunas puestas en el mercado antes de tiempo – y que se administran a millones de nuestras poblaciones más susceptibles y frágiles (0-36 meses de edad) – la aprobación de la vacuna no se basa en los ECA realizados con un grupo de control verdadero, es decir, con un grupo de control no-vacunado; es decir, que no es “basada en la evidencia científica”; sino que más bien, a los grupo de control en estos estudios de vacunas, se les administra otra vacuna que también contiene adyuvantes tóxicos, productos biológicos, conservantes y productos químicos relacionados (menos el antígeno diana), haciendo efectivamente imposible determinar los verdaderos efectos adversos para la salud de la vacuna en cuestión. Sólo después de muchos años de vigilancia pasiva posterior a la comercialización, donde la carga de probar que una vacuna es insegura está sobre los heridos – lesiones que son difíciles, si no imposibles de comprobar, subclínicas y crónicas, agravadas y confundidas por docenas de otras exposiciones nocivas simultáneas de orden ambiental – son los padres de los niños heridos por la vacuna, que, después de presenciar una clara señal de daño en su progenie, deben luchar desde abajo hacia arriba, para exponer la realidad de un daño irreparable por estas vacunas.

Teniendo en cuenta las recientes revelaciones de William Thompson, un científico líder de seguridad de las vacunas de los CDC, acerca de que los datos de la conexión de las vacunas con el autismo fueron manipulados y/o omitidos, o dicho de otro modo, falsificados, por más de una década, ¿en quién podemos confiar? La investigación publicada de lal vacunas en sí misma, en este caso, ofrece evidencia clara: no el CDC, que notoriamente mantiene a priori la seguridad y eficacia de todas las vacunas en su calendario de vacunación en constante expansión.

Lector, es hora de despertar. Los medios de comunicación, cuyo mayor financiador es la industria farmacéutica (y el subconjunto de la industria de las vacunas), no va a abogar por la verdad sobre el tema; ni tampoco lo harán las autoridades de salud del gobierno, que no sólo tienen billones de dólares de responsabilidad en sus manos, sino que son responsables penalmente, por violar su mandato constitucional: para proteger y servir a los intereses de la salud del público.

Lea el artículo original de GreenMedinfo

Referencias:

[1] “The MPA investigates reports of narcolepsy in patients vaccinated with Pandemrix“. The Swedish Medical Products Agency. 2010-08-18. Retrieved 2010-08-19.

 

Anuncios

Una mirada del calendario de vacunación y las tasas de autismo


Por Joel Edwards – Con demasiada frecuencia, quienes estamos opuestos a las vacunas escuchamos un contra-argumento simple, pero cansador, “Bueno, yo tuve mis vacunas cuando era un niño y estoy bien”. Los adultos que hacen esta afirmación no parecen darse cuenta de que el número de vacunas que recibieron fue mucho menor, que el número de vacunas en el calendario de vacunas de hoy. Y pocos de ellos, siguen el calendario de vacunas para adultos.

En realidad, las personas muy vacunadas no son un grupo sano. Se enferman con regularidad. Esto es particularmente evidente en aquellos que reciben con regularidad las vacunas anuales de la gripe.

Los niños reciben muchas más vacunas ahora, que en cualquier otro momento de la historia, y reciben más vacunas que los niños que viven en cualquier otro país. Si las vacunas eran, de hecho, tan eficaces, se podría pensar tendríamos los hijos más sanos del mundo. Este no es el caso en absoluto. Aparte de los niños hambrientos en los países en desarrollo, los niños de países desarrollados están ahora, entre los niños más enfermos en el mundo.

Los grandes laboratorios farmacéuticos pretenden tener todas las respuestas, excepto, por supuesto, sobre lo que está causando todas estas enfermedades de la infancia. El aumento de las tasas de autismo y otras enfermedades crónicas se dice que son un completo misterio (si usted desea ser desmitificado simplemente lea el prospecto de advertencia de una vacuna). A pesar de su supuesto despiste sobre nuestras epidemias repentinas de enfermedades crónicas, tanto las compañías farmacéuticas y el gobierno afirmar “saber” que “las vacunas son seguras y eficaces”. SIDS (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante), asma, ADHD, ADD, y el autismo son todos considerados como enfermedades misteriosas con una causa desconocida o una causa genética. Esto puede sonar bien, pero las epidemias genéticas no son posibles, y hay pocas toxinas ambientales que podrían tener un impacto tan generalizado en los niños de todo un país, al mismo tiempo. Las toxinas ambientales más probables que podrían haberse propagado a todos los niños del país al mismo tiempo son las toxinas en los alimentos y las vacunas. Nosotros, en el lado OLM con el creciente número de científicos que piensan que las vacunas, pesticidas y transgénicos son las principales causas de nuestras enfermedades de la infancia, con vacunas como la causa principal del rápido deterioro de la salud de nuestra nación.

A continuación se mira calendarios de vacunación anteriores en comparación con el calendario de vacunas actual “recomendado” por el CDC. Recomendaciones de vacunación de los CDC se están convirtiendo en obligatorios en los EE.UU.

Una mirada histórica en el calendario de vacunas

Como el número de vacunas programadas ha aumentado, también lo han hecho las tasas de enfermedades comunes de la infancia ahora incluyendo ADD / ADHD, SIDS, y el asma. Antes de la década de 1970, ADD y ADHD no eran aún lo suficientemente prevalentes para un que diagnóstico existiera, en el DSM. El primer diagnóstico relacionado salió en el DSM-II como “Reacción hipercinética de la infancia”. Esto fue cambiado posteriormente a “ADD con o sin hiperactividad” en el DSM-III en la década de 1980. Se aclaró además en ediciones posteriores. El número de niños (y adultos) que han sido prescritos con medicamentos ADD / ADHD se ha disparado en los últimos decenios. Y las tasas de asma también han experimentado un fuerte aumento en los últimos años.

Según Harris Coulter, un historiador médico y científico, SIDS (síndrome de muerte súbita del lactante) no se informó en las estadísticas antes de la aparición de la vacunación masiva, debido a su rareza. Como las tasas de vacunación han aumentado, también lo han hecho las tasas de SIDS. Cuando Japón puso una moratoria sobre todas las vacunas antes de la edad de los dos años, su tasas de SIDS se desplomaron a casi nada. A pesar de que son, tan científicamente adeptos como nosotros lo somos, y tecnológicamente muy avanzados, su calendario tiene menos de la mitad de las vacunas recomendadas que el calendario de Estados Unidos.

Así como no todos pueden comer los mismos alimentos, no todo el mundo puede tolerar los mismos medicamentos. Es increíblemente ingenuo pensar que sólo porque su hijo sobrevivió a las vacunas sin lesiones graves, que ningún daño fue hecho. A medida que se añaden más y más vacunas al calendario, la dolorosa realidad está cada vez más clara. La salud no necesita ser tratada como una enfermedad. ¿Cuántos más deben morir o ser incapacitados por esta práctica, antes de que despertemos y nos demos cuenta de lo que está sucediendo? Eche un vistazo a cómo desintoxicarse de las vacunas (adultos y niños), y para aprender más acerca de la vacuna triple vírica, haga clic aquí. Si usted está interesado en escuchar lo que muchos científicos y los médicos tienen que decir, echa un vistazo a las dos primeras fuentes de abajo.


Lea más en:

Científicos contra las Vacunas – Escuche de los que han hecho la investigación

Médicos contra las Vacunas – Escuche a quienes han hecho la investigación

Fuentes:

organiclifestylemagazine.com

organiclifestylemagazine.com

autismspeaks.org

autismspeaks.org

cdc.gov

cdc.gov

cdc.gov

Lea el artículo original de OrganicLifestyleMagazine

Vacuna Gardasil: mecanismo de daño expuesto

vaccinesPor Cynthia A. Janak (HealthImpactNews.com) – L-histidina + Inyección = liberación de histamina + Exceso de histamina, exceso de inflamación = ¿Intolerancia a la histamina?

Hay momentos en nuestras vidas cuando parece que llegamos al punto de partida en nuestros resultados. Este es uno de esos momentos para mí. Al principio de mi investigación sobre las vacunas contra el VPH, sabía que la L-histidina, que es exclusiva de esta vacuna, jugó un papel importante en lo que estaba escuchando de los padres y niñas afectadas negativamente por Gardasil®. Hice la conexión entre la histamina e liberación de IgE. Tuve la oportunidad de hacer la conexión con toda la variedad de los síntomas a los distintos componentes de esta vacuna. Debido a experiencias personales, me encontré con que la mayoría de los heridos sufrió un tipo de incidente anafiláctico. Los eventos adversos experimentados de las vacunas contra el VPH casi duplican los de un niño autista incluso a la regresión. Ahora me parece que no sólo los componentes de esta vacuna juegan una parte integral, pero el principal actor en este escenario es la histamina excesiva probablemente liberada debido a la L-histidina inyectada.

Así que, básicamente estoy en el principio, pero con un toque sobrio. Prepárate para estar tan sorprendido como yo, debido a que la respuesta simple estaba delante de mí todos estos años.

NOTA: La información que voy a compartir con ustedes ha sido extraída de estudios revisados por pares y artículos. Las referencias serán publicadas al final de este artículo y las definiciones será dentro de corchetes [] en todo el artículo. También he subrayado y en cursiva los artículos que siento son de importancia.

En primer lugar, te voy a dar un poco de historia sobre la histamina.

“L-histidina es un aminoácido esencial necesario para la síntesis de proteínas [creación] y varias otras funciones en las células y tejidos, por ejemplo, como un precursor [Fundación] para la histamina. (8) La histamina fue descubierto en 1910 por Dale y Laidlaw (1, 2, 3), y fue identificado como un mediador de las reacciones anafilácticas en 1932 (1, 2, 4). Se sintetiza [creada] por los mastocitos, basófilos [glóbulos blancos, plaquetas] [Pieza de célula que ayuda coágulo de sangre], y algunas neuronas, donde se almacena intracelularmente [dentro de la célula] en vesículas [pequeño saco u órgano hueco en el cuerpo] y puesto en libertad en la estimulación. Esto causa contracción de las células del músculo liso, vasodilatación [ensanchamiento de los vasos sanguíneos], aumento de la permeabilidad vascular y la secreción de moco, taquicardia [latido del corazón excesivamente rápida], alteraciones de la presión arterial y arritmias [latidos cardíacos irregulares], y estimula la secreción de ácido gástrico y nociceptivo en las fibras nerviosas [causando dolor]. También se sabe que juega varios papeles en la neurotransmisión, la inmunomodulación [la supresión del sistema inmune], la hematopoyesis [formación de las células rojas de la sangre], la cicatrización de heridas, el ritmo día-noche [ritmo circadiano], y la regulación de la histamina y la poliamina inducida la proliferación celular y la angiogénesis [formación de nuevos vasos sanguíneos] en modelos de tumores. (1, 2, 5, 6), y la isquemia intestinal [falta de sangre] (1, 2, 7).”

“La histamina es una sustancia biológicamente activa que desempeña un papel clave en la reacción inflamatoria del cuerpo a la lesión causada por la infección, daño físico o alergia. La histamina es liberada de las células en respuesta a un anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE). Este anticuerpo puede ser secretada en respuesta a un patógeno invasor tal como un virus o una bacteria, una sustancia alergénica como el polen o en respuesta al daño causado por las toxinas. Cualquiera que sea desencadena la liberación de IgE, la respuesta es una inundación de la histamina que tiene varios efectos diferentes en función del receptor de con el que la histamina entra en contacto. (9)”
150210janakReferencia 1 – Figura 1 (1)

TABLA 1

Efectos de histamina de acuerdo con plasma [sangre] concentración de histamina (ng / mL) [nanogramos / mililitro]

El efecto clínico de la histamina

0-1 Referencia

1-2 ↑ secreción de ácido gástrico del ritmo cardíaco ↑

3-5 Taquicardia [excesiva frecuencia cardíaca rápida], dolor de cabeza, rubor [un intenso repentino advierten / sensación de calor], urticaria [] erupción, prurito [intensa sensación de picazón]

Presión arterial 6-8 ↓

7.12 El broncoespasmo [estrechamiento de las vías respiratorias aguda transitoria]

≈100 Paro cardíaco

Referencia 1 – Tabla 1 (1)

Con los años he escuchado de las niñas y sus padres que expresan diversos eventos adversos después de la administración de la vacuna contra el VPH. Yo sólo voy a centrarme en los cinco primeros eventos que más a menudo experimentan.

Dolor de cabeza / migraña

La migraña y dolores de cabeza recurrentes parecen ser una queja común entre las mujeres y los hombres afectados de manera adversa. La FDA, Merck y CDC saben que los dolores de cabeza serán de una ocurrencia común. La información que voy a compartir es en la página 30 de la Revista Clínica de la Solicitud de Licencia Biológica para el Virus del Papiloma Humano de fecha 08 de junio 2006 (26). Estos datos se presentó a la FDA antes de los ensayos clínicos reales y aprobación fue dada a Merck para llevar a cabo los ensayos clínicos de la vacuna contra el VPH a pesar de estos hallazgos.

“Nota: Placebo – se encuentra en la página 20 del documento – V501 HSS001 A001 (225 mcg de aluminio en forma de sulfato de hidróxido de aluminio amorfo o AAHS).”

Sistémico [que afecta a todo el cuerpo] experiencias clínicas adversas fueron generalmente comparables entre los grupos de tratamiento.

Las tasas de incidencia global en los diferentes grupos de dosis –

Grupo placebo: 96,3% (26/27)

10/40 mcg grupo de dosis: 92,3% (12/13)

40 mcg grupo de dosis: 82,2% (37/45)

80 mcg grupo dosis: 91,7% (22/24)

La experiencia clínica adversa sistémica más frecuente fue el dolor de cabeza:

Placebo: 70,4% (19/27)

10/40 mcg grupo de dosis: 76,9% (10/13)

40 grupo mcg dosis: 64,4% (29/45)

80 grupo mcg dosis: 54,2% (13/24) (Fuente: Cuadro 40, la RSC 002, p 169-73, que no se muestra aquí.)

Esto es lo que la comunidad científica ha descubierto.

“La histamina se cree que desempeña un papel en la modulación del dolor y se ha demostrado que induce la migraña, lo que provocó la investigación de la desensibilización de histamina para la profilaxis contra la migraña intratable. (10) Dolor de cabeza puede ser inducida de forma dependiente de la dosis por la histamina en las personas sanas así como en pacientes con migraña (11, 12). Cefalea inducida por histamina es un dolor de cabeza vascular … En los pacientes con migraña, se ha demostrado que las concentraciones de histamina en plasma a ser elevados, tanto durante los ataques de dolor de cabeza y durante períodos sin síntomas. Un aumento en el número de mastocitos cerebrales está asociada con condiciones patológicas tales como migraña, cefalea en racimos, y la esclerosis múltiple (13)(1).”

“Las altas concentraciones de histamina y decarboxilasa de histamina se encuentran en neuronas del hipotálamo que envían proyecciones escaso pero extendidas a casi todas las regiones del cerebro y la médula espinal. Las proyecciones de histamina centrales median la excitación y la atención, similar al centro de Ach [hormona adrenocortical] y las proyecciones de norepinefrina [es tanto una hormona como un neurotransmisor]. Esto explica en parte por qué los antihistamínicos que cruzan la barrera sangre-cerebro, como la difenhidramina (Benadryl ®), actúan como sedantes. La histamina también se libera de los mastocitos en respuesta a las reacciones alérgicas o daño tisular. La proximidad de los mastocitos a los vasos sanguíneos, junto con las acciones potentes de la histamina sobre los vasos sanguíneos, aumenta la posibilidad de que la histamina puede influir en el flujo sanguíneo cerebral. (14)”

“De acuerdo con Horton, dolor de cabeza de histamina en los síntomas son causados por la dilatación y constricción de las arterias carótidas externas y comunes. Por otro lado, Wolff, Schumacher, Clark, Butler, Shuterland, y Pickering han demostrado, en la evidencia de muchos casos, en que la carótida interna es responsable de la calidad y la intensidad de la histamina dolor de cabeza, y que la dilatación de la externa carótida es de una importancia decisiva en la migraña. Ellos demostraron con fotografías, tomadas durante la cefalea producida por la inyección de histamina: (1) la amplitud de la pulsación intracraneal (que se incrementa); (2) la presión sanguínea arterial; (3) la presión del líquido cefalorraquídeo; y (4) el grado de pulsación en la arteria temporal. (16)”

“En conclusión, creemos que el dolor de la migraña espontánea puede ser producido y mantenido en el cerebro y que la vasodilatación es un epifenómeno [síntoma adicional]. Sin embargo, creemos que es posible que un efecto vasodilatador transitorio (como la provocada por algunas drogas) puede accionar mecanismos centrales definidos que son capaces de provocar un ataque de migraña, ya que cualquier desencadenante de la migraña tales como el estrés, las variaciones hormonales, etc .. Esta interpretación puede explicar incluso el dolor de cabeza retraso provocado por agentes vasodilatadores, en un momento en vasodilatación ha terminado. (15) “

Vía Aerea

“Está bien documentado que las mujeres tienen mayores concentraciones de anticuerpos en suero en comparación con los hombres. Además, IgE se une causan la desgranulación de los mastocitos [eliminación de gránulos] y la liberación de histamina, IL-4 e IL-13. Los niveles de IgE en las mujeres se ha demostrado que varian con el estado hormonal, que puede desempeñar un papel en las exacerbaciones de asma premenstruales. … El estrógeno estimula la desgranulación y aumenta la secreción de histamina en los mastocitos sensibilizados. Este es un caso en el que la progesterona antagoniza los efectos del estrógeno en la respuesta inmune … la respuesta inflamatoria global puede variar, como puede ocurrir en el asma premenstrual o en el embarazo. (21)”

“ARNm del receptor de histamina en cultivos de células epiteliales nasales humanos y microvascular de la mucosa humana [vasos sanguíneos más finos] las células endoteliales se aumentaron por el estrógeno y la progesterona (pero no por la testosterona). La histamina es liberada en respuesta a estímulos alergenos, y la hiperreactividad de la mucosa nasal a la histamina es un sello distintivo de la rinitis alérgica. (21)”

“Por lo tanto, se analizaron las respuestas de las culturas de las vías respiratorias humanas a reacciones alérgicas. Tres líneas de evidencia han descubierto que indican que los aumentos de desgranulación de mastocitos en la secreción mucosa de las vías respiratorias humanas cultivadas. (A) Los fluidos sobrenadantes de tejido pulmonar humano periférico sensibilizados pasivamente con la IgE humana y desafiados [dados con más de una dosis] con el antígeno específicos contienen una mezcla de los mediadores de la anafilaxia; estas soluciones mediadoras ricos en sobrenadantes [líquidos superficie] aumentó significativamente la secreción mucosa. (B) cultivadas vías respiratorias vez pueden estar pasivamente sensibilizados con IgE y desafió con un antígeno específico; la reacción inmunológica resultante induce la liberación de histamina y tanto cantidades de moco aumentado. (C) Los anticuerpos dirigidos contra la IgE humana pueden interactuar con las moléculas de IgE presentes en los mastocitos de las vías respiratorias y causar la liberación de mediadores; esta reacción también causó un aumento de la secreción de moco. Por lo tanto, los mediadores de la anafilaxis, así como la anafilaxia invertidas y directa de las vías respiratorias induce la secreción mucosa. (22)”

“Estos datos indican que un producto derivado de mastocitos de pulmón degranulado es capaz de estimular la secreción mucosa. La histamina ha sido previamente sugerida como un secretagogo de la mucosa [compuesto liberación de la hormona del crecimiento] (15), aunque otros experimentos in vitro han sido inconsistentes con esta conclusión (5, 7, 16). La histamina (1-100, uM) aumento la secreción mucosa máximo a 100, uM. El pulmón humano contiene 10, ug de histamina periférica / g. de peso húmedo. Se podría prever que la liberación inmunológica de tan poco como el 20% de la histamina total (porcentaje medio de histamina liberada por las interacciones alergeno-IgE en pulmón humano in vitro) generaría concentraciones de histamina en el intersticial [pequeña abertura] espacio alrededor de los mastocitos superior 100-1.000, mM [milímetro]. Los efectos de la histamina exógena sobre la secreción de mucosa podrían prevenirse por H-2 antagonistas de los receptores y reproducidos por H-2 agonistas. Antagonistas de los receptores H-1 no podían ser estudiados como parecían ser estimulantes; sin embargo, 2-metilhistamina, un H-1 agonista [competidor], no fue eficaz. Estos datos indican que la histamina estimula la secreción de mucosa mediante la interacción con los receptores H-2. (22)”

Sistema reproductivo femenino

“Los estrógenos pueden apoyar la reactividad alérgica en las hembras, actuando a través del receptor de estrógenos alfa en los mastocitos, lo que podría explicar las reacciones alérgicas en horas pico en las hembras alrededor de la menstruación y el embarazo, en virtud de los anticonceptivos orales y terapia de reemplazo hormonal … para la alergia, es importante tener en cuenta que xenoestrógenos interactúan igualmente bien con los receptores de estrógenos alfa y beta y, por tanto, puede ya sea directamente o en conjunción con una reacción alérgica apoyar la liberación de histamina. (17, 18, 19)”

“Es posible que varias reacciones inmunes están en el trabajo en el proceso de la alergia de la hormona. Una de estas posibilidades puede ser que el estrógeno, la progesterona y sus metabolitos pueden actuar como antígenos después de la unión a proteínas diferentes, promoviendo el desarrollo de células Th2, y regulando de este modo la síntesis de IgE o de otros anticuerpos. La unión de estos anticuerpos a las células cebadas con sus correspondientes antígenos (hormonas o metabolitos) induce la desgranulación de los mastocitos o basófilos. Esta reacción conduce a la liberación de histamina citocinas Th2, y la secreción de leucotrienos, lo que resulta en la enfermedad alérgica de tipo I. (17)”

“El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es uno de los trastornos endocrinos más comunes, y se encuentran en el 4-7% de las mujeres en edad reproductiva y que representa alrededor del 75% de los anovulatorios [ausencia de ovulación] infertilidad. Se caracteriza por los ovarios poliquísticos, hiperandrogenismo [niveles anormalmente altos de las hormonas andrógenas] y anovulación crónica (Knochenhauer et al. 1998). PCOS también se asocia con el hirsutismo [vellosidad excesiva en las mujeres], obesidad, resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia compensatoria [exceso de los niveles de insulina circulantes en la sangre]. Resultados hiperinsulinemia en un mayor riesgo de trastornos cardiovasculares y un aumento de siete veces en el riesgo de diabetes mellitus no insulino-dependiente (DMNID) (Legro et al. 1999). Muchas anormalidades en los lípidos (sobre todo, los bajos niveles de colesterol de alta densidad de lipoproteínas y triglicéridos elevados) y fibrinolisis alterada [proceso que evita la formación de coágulos de sangre] se ven en las mujeres con SOP. La estimulación de estrógenos sin oposición larga conduce a un mayor riesgo de carcinoma endometrial. PCOS también se asocia con una tasa de aumento (30-40%) de la pérdida del embarazo temprano (Watson et al. 1993). El diagnóstico precoz de este síndrome, cerca a largo plazo de seguimiento y detección de diabetes y enfermedades cardiovasculares están garantizados. (21)”

“Nuestro estudio también reveló algunos otros genes … HNMT (histamina N-metiltransferasa), la protrombina [proceso de coagulación de la sangre] (Roach et al., 2002), … (21)”

“Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) – El síndrome se caracteriza por la ampliación quística de los ovarios y un cambio fluido de la intravascular al tercer espacio debido al aumento de la permeabilidad capilar [fugas] y neoangiogénesis de ovario [nueva formación de vasos sanguíneos]. β-hCG y sus análogos, el estrógeno, estradiol, prolactina, la histamina y prostaglandinas han sido implicados en el síndrome de hiperestimulación ovárica, pero ahora es cada vez mejor entendido que las sustancias vasoactivas [contraer o dilatar los vasos sanguíneos] como las interleucinas, factor de necrosis tumoral-α, endotelina-1, y factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) secretado por los ovarios han sido implicados en el aumento de la permeabilidad vascular. La ampliación de los ovarios causa dolor abdominal, náuseas y vómitos. Pérdida de líquido de los folículos, aumento de la permeabilidad capilar que lleva a tercera separación (debido a la liberación de sustancias vasoactivas), o franca ruptura de folículos pueden todas causar ascitis [fluido en el abdomen]. (20)”

Artritis reumatoide / JRA

“La Arthritis Foundation reporta el número de estadounidenses con artritis o síntomas articulares crónicos ha aumentado 35 millones a 66 millones (casi 1 de cada 3 adultos) en 2005. La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune crónica que se caracteriza por la inflamación de la mucosa, o sinovial [el revestimiento de fricción] de las articulaciones. Es una de las formas más graves de artritis y puede conducir a daño en las articulaciones a largo plazo, lo que resulta en dolor crónico, pérdida de la función y la discapacidad. La AR afecta a un 1 por ciento de la población estadounidense o 2,1 millones de estadounidenses, la mayoría mujeres. (24)”

“En su estudio, los investigadores desarrollaron un nuevo método de imagen microscópica de visualizar los cambios en la permeabilidad de los vasos sanguíneos en ratones anestesiados. En cuestión de minutos después de la entrega de los anticuerpos de artritis que causan a los ratones, los vasos sanguíneos que rodean las articulaciones se convirtieron en temporalmente permeables, lo que facilita a los anticuerpos para entrar en los espacios de las articulaciones. Allí, los anticuerpos establecen una cascada de células inflamatorias y moléculas, resultando eventualmente en la artritis. (24)”

“La gran sorpresa fue que los otros vasos sanguíneos de todo el cuerpo no llegaron a ser permeable, lo que sugiere que hay algo especial acerca de los vasos y las articulaciones”, dice Bryce Binstadt, MD, Ph.D., de Joslin y el Hospital Infantil de Boston, autor principal del estudio. (24) ”

“Al tratar de identificar la característica especial, los investigadores hicieron el descubrimiento aún más inesperado de que la histamina era responsable de la permeabilidad de los vasos sanguíneos conjunta – de hecho, los investigadores podrían imitar el efecto de los anticuerpos sobre la permeabilidad de los vasos sanguíneos con sólo la inyección de histamina. (24)”

“La histamina y la IL-1 han sido implicados en la patogénesis de enfermedades inflamatorias crónicas, tales como reacciones alérgicas pulmonares y la artritis reumatoide. (23)”

“Estos resultados sugieren que los mastocitos pueden sufrir procesos inflamatorios crónicos upregulating auto-inducción de IL-1 a través de la liberación de histamina. (. J. Clin Invest 1993.92:.. 281 a 287) (23) ”

“Nuestros estudios indican que la histamina aumenta la auto-inducción de IL-I: a través de receptores H2. Debido a que la IL-1 contribuye a la característica de la infiltración de eosinófilos de la respuesta de fase tardía al antígeno, la liberación de histamina por los mastocitos activados pueden sostener los procesos inflamatorios crónicos, además de sus propiedades inflamatorias inmediatas. (23)”

Los alimentos con histamina

Muchas personas que me he comunicado con me han hablado de las diferentes sensibilidades a los alimentos que están experimentando. Los alimentos que amaban están causando una exacerbación de los síntomas. Muchos han dicho que cuando recibieron una prueba de alergia para los elementos específicos que las pruebas resultaron negativas. Es por ello que mi último artículo es acerca de los alimentos. Los alimentos que usted come si usted es intolerante a la histamina, tienen el potencial de causar una leve a severa reacción alérgica. Usted encontrará un enlace a la información a continuación en la referencia 25.

Es importante comer alimentos que sean bajos en histamina. Por favor, recuerde siempre que no hay tal cosa como una dieta libre de histamina!

Alimentos con bajo nivel de histamina:

Carne fresca (refrigerado, congelado o fresco)
Pescado fresco
Pollo (sin piel y fresco)
Yema
Las frutas frescas – con la excepción de las fresas, la mayoría de las frutas frescas se considera que tienen un nivel bajo de histamina (ver también liberadores de histamina a continuación)
Las verduras frescas – con la excepción de los tomates
Granos – fideos de arroz, levadura de pan libre de centeno, arroz crujiente de pan, avena, galletas de arroz inflado, harina de mijo, de pasta (espelta y maíz con base)
Leche y productos lácteos pasteurizados frescos
Sucedáneos de leche – leche de coco, leche de arroz
Queso crema, mantequilla (sin el enranciamiento de generación de histamina)
La mayoría de los aceites de cocina – Comprobar que el tipo antes de su uso
La mayoría de las hierbas de hoja – Comprobar que el tipo antes de su uso
La mayoría de los jugos de frutas no cítricas
Los tés de hierbas – con la excepción de los que se enumeran a continuación

Alimentos de alto nivel de histamina:

Alcohol
Alimentos encurtidos o enlatados – sauerkrauts
Quesos curados
Los productos ahumados de carne – salami, jamón, salchichas, etc.
Mariscos
Los frijoles y legumbres – garbanzos, frijoles de soya, maní
Frutos secos – nueces, anacardos
Chocolates y otros productos a base de cacao
La mayoría de las frutas cítricas
Productos a base de trigo
Vinagre
Platos precocinados
Aperitivos salados, dulces con conservantes y colorantes artificiales

Libertadores histamina:

La mayoría de las frutas cítricas – kiwi, limón, lima, piña, ciruelas …
Cacao y chocolate
Nueces
Papaya
Los frijoles y legumbres
Tomates
El germen de trigo
Aditivos – benzoato, sulfitos, nitritos, glutamato, colorantes alimentarios

Oxidasa diamina (DAO) bloqueadores: [La enzima principal para el metabolismo de la histamina ingerida y pueden ser responsables para el barrido de la histamina extracelular.]

Alcohol
El té negro
Las bebidas energéticas
Té verde
Mate

Discutible:

Yogur – depende del cultivo de bacterias utilizado
La clara de huevo – es un liberador de histamina sólo cuando está en su estado crudo

Otro

Levadura – a pesar de que no contiene histamina como tal, la levadura sirve como un catalizador para la generación de la histamina durante la fabricación. No hay levadura en el producto final.

Mi opinión es simplemente esto. Las vacunas están diseñadas para provocar una respuesta inmune a entrenar el cuerpo para atacar a ese antígeno específico, patógeno o toxina para proteger el cuerpo de cualquier daño. Esto es facilitado por la activación de los mastocitos por IgE para liberar histamina. La vacuna contra el VPH Gardasil tiene (partículas similares a virus) de VLP cultivadas en levadura y tiene 0,78 mg de L-histidina, que se convierte a la histamina y que aumenta el nivel de histamina en el cuerpo. Esta respuesta de la histamina causa la inflamación. La inflamación, dependiendo de qué o cómo los mastocitos se activaron, podría ser específica del sitio o de todo el sistema. Teniendo en cuenta que la generación de la histamina puede ser producido en muchos órganos y zonas del cuerpo como el sistema reproductivo y el cerebro, esta inflamación crónica si tiene el potencial de causar enfermedades autoinmunes, daño cerebral e incluso la muerte si la concentración de histamina es demasiado alta.

Para estimar lo 0,78 mg [microgramos] de L-histidina es en ng [nanogramos] he usado una calculadora de conversión. Esto es lo que encontré. 0,78 mg = 780 ng. Se necesita ~ 100 ng para causar un paro cardíaco como se indica en la Referencia 1 – Tabla 1 en el principio de este artículo.

Teniendo en cuenta que la L-histidina se inyecta por vía intramuscular, tiene el potencial de causar efectos adversos en el sitio de inyección (específico local). La L-histidina se convierte en histamina que ahora tiene acceso a la corriente sanguínea. Por lo tanto, después de la reacción específica del sitio inicial de la histamina recién creado lentamente se introduce en el resto del cuerpo causando reacciones sistémicas (sistémica). Esto explica por qué tenemos la variedad de eventos adversos y por qué puede suceder horas hasta varios meses después.
150210janak2Los mastocitos se han cebado debido a la respuesta inmune a la vacuna para apuntar histamina. Ahora, cada vez que una persona lesionada por la vacuna come ciertos alimentos existe la posibilidad de una reacción anafiláctica a la histamina crónica de leve a grave.

He encontrado toda esta información y mucho más para ser chocante en cuanto al hecho de que la mayoría de la información que les presenté estaba antes de la aprobación de la vacuna contra el VPH Gardasil en 2006.

Quiero agradecer a Leslie Carol Botha por ser mi caja de resonancia en los años de mi investigación de esta vacuna y por su experiencia en los efectos de las hormonas femeninas en el cuerpo. También, por todas las veces que la llamé en todo momento del día para opiniones y a veces sólo para escucharla después de hablar con otro padre de un hijo o hija que ha sido lesionado.

Quiero agradecer a Michelle de Florida que tiene dos hijos jóvenes que ahora están sufriendo a causa de las reacciones adversas después de la vacunación por traer la posibilidad de que la intolerancia a la histamina podría ser causal después de la vacunación. Este artículo es para usted.

Quiero agradecer a la pequeña Jenny Tetlock por darme la tenacidad para nunca darse por vencido en mi búsqueda para encontrar la verdad con respecto a las vacunas contra el VPH. Nunca me di por vencido Jenny. Que ahora descansa en paz.

Por último, quiero agradecer a todos los cientos de padres a quienes he comunicado con los últimos años. Ustedes me han mantenido en mi búsqueda, incluso cuando pensaba que nadie estaba escuchandome. Ustedes son los guerreros y los quiero a todos y cada uno de ustedes.

Ahora vamos a empezar a curar a nuestros niños.

Cynthia Janak es una periodista independiente, madre de tres hijos, madre adoptiva de uno, abuela de cinco nietos, dueña de un negocio, miembro de la Cámara de Comercio. Su experiencia es como una profesional administrativa. Su especialidad es la adopción, la genealogía de investigación y el periodismo de investigación.

Lea el artículo original de HealthImpactNews.com

Referencias
1. Histamine and histamine intolerance1,2,3, Laura Maintz and Natalija Novak, Am J Clin Nutr May 2007 vol. 85 no. 5 1185-1196 http://ajcn.nutrition.org/content/85/5/1185.full

2. Histamine Intolerance in Clinical Practice, Laura Maintz, Thomas Bieber, Natalija Novak, Dtsch Arztebl 2006; 103(51-52):A 3477-83, http://www.aerzteblatt.de [This text is a translation from the original German which should be used for referencing. The German version is authoritative.] http://www.aerzteblatt.de/pdf/103/51/a3477e.pdf

3. Dale HD, Laidlaw PD. The physiological action of β-iminazolyl-ethylamine. J Physiol (Lond) 1910;41:318–44.

4. Steinhoff M, Griffiths C, Church M, Lugar TA. Histamine. In: Burns T, Breathnach S, Cox N, Griffiths C, eds. Rook’s Textbook of Dermatology. Oxford, United Kingdom: Blackwell Science, 2004:9.50–2.

5. Raithel M, Ulrich P, Hochberger J, Hahn EG. Measurement of gut diamine oxidase activity. Diamine oxidase as a new biologic marker of colorectal proliferation? Ann N Y Acad Sci 1998;859:262–6.

6. Kusche J, Bieganski T, Hesterberg R, et al. The influence of carcinoma growth on diamine oxidase activity in human gastrointestinal tract. Agents Actions 1980;10:110–3.

7. Kalchmair B, Klocker J, Perkmann R, et al. Alterations in plasma amine oxidase activities in a compartment syndrome model. Inflamm Res 2003;52(suppl)1:S67 – 8

8. Handbook of Neurochemistry and Molecular Neurobiology: Amino Acids…, Volume 4, chapter 3, edited by Abel Lajtha, Simo S. Oja, Pirjo Saransaari, Arne Schousboe

9. Histamine Storage and Release, By Sally Robertson, BSc, Last Updated: Dec 23, 2014, http://www.news-medical.net/health/Histamine-Storage-and-Release.aspx

10. National Medical Policy, Subject: Histamine Desensitization Therapy, Policy Number: NMP351, Effective Date*: June 2007, Updated: June 2009, June 2010, July 2010, June 2011,https://www.healthnet.com/static/general/unprotected/pdfs/national/policies/Histamine_Desensitization_Therapy_Jun_11.pdf

11. Kaliner M, Shelhamer JH, Ottesen EA. Effects of infused histamine: correlation of plasma histamine levels and symptoms. J Allergy Clin Immunol 1982;69:283–9.

12. Lassen LH, Heinig JH, Oestergaard S, Olesen J. Histamine inhalation is a specific but insensitive laboratory test for migraine. Cephalalgia 1996;16:550–3.

13. Huszti Z. Histamine in CNS-resident non-neuronal cells. In: Falus A, Grosman N, Darvas Z, eds. Histamine: biology and medical aspects. Budapest, Hungary: SpringMed Publishing, 2004:272–80.

14. Neuroscience. 2nd edition., Purves D, Augustine GJ, Fitzpatrick D, et al., editors. Sunderland (MA): Sinauer Associates; 2001. The Biogenic Amines

15. Migraine pain: reflections against vasodilatation, Alessandro Panconesi, Maria Letizia Bartolozzi, Leonello Guidi, J Headache Pain (2009) 10:317–325 DOI
10.1007/s10194-009-0130-6

16. British Medical Journal, pg. 1121-1123, Histamine Headache, June 25th, 1949, M. ESZENYI-HALASY, M.D., (From the Neutrological Department of Szent lstvdn Hospital, Budapest) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2050426/pdf/brmedj03683-0019.pdf

17. Hormonal Link to Autoimmune Allergies, Shilpa Shah, ISRN Allergy. 2012; 2012: 910437., Published online Aug 22, 2012. doi: 10.5402/2012/910437

18. Narita SI, Goldblum RM, Watson CS, et al. Environmental estrogens induce mast cell degranulation and enhance IgE-mediated release of allergic mediators. Environmental Health Perspectives. 2007;115(1):48–52.

19. Maranghi F, Rescia M, Macrì C, et al. Lindane may modulate the female reproductive development through the interaction with ER-β: an in vivo-in vitro approach. Chemico-Biological Interactions. 2007;169(1):1–14.

20. Ovarian hyperstimulation syndrome, Pratap Kumar, Sameer Farouk Sait, Alok Sharma,1 and Mukesh Kumar, Departments of Obstetrics and Gynecology, Kasturba Medical College, Manipal University, Manipal, Karnataka, India, Departments of Obstetrics and Gynecology, Deen Dayal Upadhyay Hospital, Shimla, Himachal Pradesh, India, Department of Pharmacy Practice, Manipal College of Pharmaceutical Sciences, Manipal University, Manipal, Karnataka, India, Received June 1, 2011; Revised June 1, 2011; Accepted June 4, 2011. Copyright : © Journal of Human Reproductive Sciences

21. Sex Differences and Sex Steroids in Lung Health and Disease, Elizabeth A. Townsend, Virginia M. Miller, and Y. S. Prakash, Journal of Molecular Endocrinology (2004) 33, 59–72, 0952–5041/04/033–59, © 2004, Society for Endocrinology, Printed in Great Britain

22. Immunologic and Neuropharmacologic Stimulation of Mucous Glycoprotein Release from Human Airways In Vitro, JAMES H. SHELHAMER, ZVI MAROM, and MICHAEL KALINER, Allergic Diseases Section, Laboratory of Clinical Investigation, National Institute of Allergy and Infectious Diseases, National Institutes of Health, Bethesda, Maryland 20205

23. Histamine Enhances Interleukin (IL)-1-induced IL-1 Gene Expression and Protein Synthesis via H2 Receptors in Peripheral Blood Mononuclear Cells Comparison with IL-1 Receptor Antagonist , Edouard Vannier and Charles A. Dinarello, Department of Medicine, Tufts University School of Medicine, and New England Medical Center, Boston, Massachusetts 02111, J. Clin. Invest., © The American Society for Clinical Investigation, Inc., 0021-9738/93/07/281/07, Volume 92, July 1993, 281-287

24. Unexpected rheumatoid arthritis discovery, News-Medical.net, Published on February 17, 2006 at 4:13 PM, http://www.news-medical.net/news/2006/02/17/16030.aspx

25. Managing your diet, Copyright 2012 – Histamine Intolerance Awareness, http://www.histamineintolerance.org.uk/about/the-food-diary/the-food-list

26. Subject: Clinical Review of Biologics License Application for Human Papillomavirus, 6, 11, 16, 18 L1 Virus Like Particle Vaccine (S. cerevisiae), (STN 125126 GARDASIL), manufactured by Merck, Inc., BLA STN# 125126 http://www.fda.gov/downloads/BiologicsBloodVaccines/Vaccines/ApprovedProducts/UCM111287.pdf

Sólo con fines informativos.

The Merck Manual, Overview of Allergy and Atopy, Classification of Hypersensitivity Reactions, Type 1,http://www.merckmanuals.com/professional/immunology_allergic_disorders/allergic_auto

Mercurio igual al utilizado en las vacunas de manera concluyente vinculado como causa de trastornos autoinmunes

Gloved-Hand-Mercury

Por Mike Adams (NaturalNews) – Un nuevo estudio publicado en la revista Environmental Health Perspectives, ofrece una nueva perspectiva sobre por qué millones de personas que viven en el mundo desarrollado de hoy, sufren de trastornos autoinmunes severos que eran prácticamente desconocidos antes del advenimiento de las vacunas.

Investigadores de la Escuela Médica de Salud Pública de la Universidad de Michigan en Ann Arbor descubrieron que el mercurio, como el tipo agregado a las vacunas como conservante, es una de los principales desencadenantes de la autoinmunidad en mujeres en edad fértil.

Dr. Emily Somers, Ph.D., y sus colegas analizaron los datos del gobierno sobre las mujeres entre las edades de 16 y 49, la comparación de sus respectivos niveles de exposición al mercurio para la positividad de anticuerpos antinucleares, un indicador de la actividad autoinmune.

La autoinmunidad, como usted ya sabe, es esencialmente una respuesta inmune anormal en el que los anticuerpos atacan errantes del cuerpo humano, causando la inflamación sistémica. El resultado es una variedad de enfermedades, a menudo debilitantes, que dejan a una persona débil e incapaz de funcionar con normalidad.

En las mujeres con altos niveles de exposición al mercurio, los autoanticuerpos, o los anticuerpos responsables de desencadenar la autoinmunidad, resultaron ser más frecuentes. Se observó una correlación directa entre los dos, lo que lleva a los investigadores a la conclusión de que el mercurio es un importante factor de riesgo en la autoinmunidad.

El mercurio se encontró que es, “el factor principal de riesgo” para la enfermedad autoinmune

Con base en los resultados del equipo, el Dr. Somers concluyó que la exposición al mercurio es en realidad el principal factor de riesgo para la autoinmunidad, lo que explicaría por qué tantos niños que habían sido vacunados de acuerdo con las directrices de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC) ahora sufren de diversas enfermedades autoinmunes.

“En nuestro estudio, la exposición al mercurio se destacó como el principal factor de riesgo para la autoinmunidad”, declaró Somers, quien agregó que en la conclusión de su estudio que la exposición al mercurio “en niveles bajos generalmente considerados seguros” puede todavía dar lugar a la autoinmunidad subclínica entre las mujeres en edad reproductiva.

“Los autoanticuerpos pueden predatar la enfermedad clínica, por lo que la exposición al metilmercurio puede ser relevante para el riesgo futuro de enfermedad autoinmune”, agregó el equipo.

Lo que esto significa es que la exposición al mercurio puede causar problemas de salud a largo plazo que pueden o no mostrar síntomas en el corto plazo. Así que un niño vacunado, por ejemplo, podría parecer sano y normal en los días, semanas o incluso meses después de la vacunación, pero varios años en el camino desarrollar una enfermedad autoinmune, como resultado de las vacunas.

Las vacunas contra la gripe multidosis y otras vacunas (BCG) todavía contienen mercurio, lo que puede desencadenar la autoinmunidad

La forma en que este estudio crítico se presenta en los medios de comunicación, aunque (si es que está siendo cubierto en absoluto), sólo advierte a las mujeres en edad fértil para evitar cosas como el atún que son ampliamente conocidas por contener mercurio. Nada acerca de evitar vacunas como Novartis Fluvirin y Fluzone de Sanofi Pasteur que aún contienen mercurio agregado no está y no se encuentra mencionado en los informes de los medios.

Esto tal vez se deba al hecho de que gran parte de los medios de comunicación se encuentra actualmente en la negación irracional del hecho de que el mercurio todavía se utiliza en las vacunas. La afirmación engañosa que “las vacunas no contienen mercurio!” es evidentemente falsa, y sin embargo, casi todos los medio de comunicación importantes están ahora diciendo esto para disuadir a los padres del libre pensamiento de hacer una decisión educada en contra de las vacunas.

“El mercurio es un neuro-toxina conocida que puede cruzar la barrera placentaria y hematoencefálica y concentrarse en la sangre y en el cerebro, pero también puede afectar el sistema inmunológico, los riñones y los pulmones”, explica el Centro Nacional de Información sobre Vacunas. “Algunos niños autistas se han encontrado para tener altos niveles de mercurio en el cabello, así como otros metales pesados, como el aluminio y el plomo”, que también están en las vacunas.

Fuentes:

http://www.empr.com

http://ehp.niehs.nih.gov[PDF]

https://www.rheumatology.org

http://www.naturalnews.com

http://www.naturalnews.com

http://www.nvic.org

Lea el artículo original de NaturalNews.com

Un Ataque a Nosotros Mismos: Prestigiosos Doctores Revelan Cómo las Vacunas Vuelven Nuestro Sistema Inmune Contra Nosotros

Attacking-Ourselves

Por Celeste McGovern – Prestigiosos doctores identifican a los 4 grupos más propensos a sufrir lesiones por las vacunas. La investigación es difícil de ignorar, las vacunas pueden desencadenar autoinmunidad con una larga lista de enfermedades a seguir. Con metales nocivos y tóxicos como algunos de los ingredientes de las vacunas, ¿quien es más susceptible y qué individuos tienen más riesgo?

Nadie podría acusar a Yehuda Shoenfeld de ser un charlatán. El médico israelí ha pasado más de tres décadas en el estudio del sistema inmunológico humano y está en la cima de su profesión. Se podría decir que es quién con más fundamento en la franja en su especialidad; escribió los libros de texto. El Mosaico de autoinmunidad, Autoanticuerpos, Criterios de diagnóstico en enfermedades autoinmunes, infecciones y autoinmunidad, cáncer y autoinmunidad – la lista es de 25 títulos de largo y algunos de ellos son piedras angulares de la práctica clínica. Tampoco es de extrañar que Shoenfeld ha sido llamado el “Padrino del Autoinmunología” – el estudio del sistema inmunológico vuelto sobre sí mismo en una amplia gama de enfermedades desde la diabetes tipo 1 a la colitis ulcerosa y la esclerosis múltiple.

Pero algo extraño está sucediendo en el mundo de la inmunología últimamente y una pequeña prueba de ello es que el padrino de Autoinmunología está apuntando a las vacunas – en concreto, a algunos de sus ingredientes, incluyendo el metal tóxico aluminio – como un contribuyente importante a la creciente epidemia mundial de enfermedades autoinmunes. La evidencia más grande es un enorme cuerpo de investigación que se vierte en los últimos 15 años, y particularmente en los últimos cinco años. Tomemos, por ejemplo, un reciente artículo publicado en la revista Investigación en Farmacológica en la que Shoenfeld y colegas establezcen directrices sin precedentes de nomenclatura cuatro categorías de personas que están en mayor riesgo de autoinmunidad inducida por las vacunas.

Por un lado, “las vacunas previenen infecciones que pueden desencadenar la autoinmunidad”, dicen los autores del artículo, Alessandra Soriano, del Departamento de Medicina Clínica y Reumatología en el Campus Universitario de Bio-Medico de Roma, Gideon Nesher, de la Escuela de Medicina de la Universidad Hebrea de Jerusalén y Shoenfeld, fundador y director del Centro de Zabludowicz de Enfermedades Autoinmunes en el Centro Médico Sheba en Tel Hashomer. También es editor de tres revistas médicas y autor de más de 1.500 artículos de investigación en todo el espectro de periodismo médico y fundador del Congreso Internacional sobre Autoinmunología. “Por otro lado, muchos informes que describen autoinmunidad después de la vacunación sugieren fuertemente que las vacunas pueden de hecho provocar autoinmunidad. Las enfermedades autoinmunes definidas que puede ocurrir después de la vacunación incluyen la artritis, lupus (lupus eritematoso sistémico, LES) diabetes mellitus, trombocitopenia, vasculitis, dermatomyosiositis , síndrome y desmielinizantes Guillain-Barre trastornos. Casi se ha informado de que todos los tipos de vacunas se asocian con la aparición de ASIA.

ASIA – o síndrome inflamatorio/autoinmune inducido por adyuvantes (también conocido como síndrome de Shoenfeld) – apareció por primera vez en la revista Journal of Autoimmunology hace cuatro años. Es un término genérico para un conjunto de síntomas similares, incluyendo el síndrome de fatiga crónica, que resultan después de la exposición a un adyuvante – un agente ambiental que incluye ingredientes de las vacunas comunes que estimulan el sistema inmunológico. Desde entonces un enorme cuerpo de investigación, utilizando el ASIA como paradigma, ha comenzado a desentrañar el misterio de cómo las toxinas ambientales, particularmente el aluminio, un metal usado en las vacunas, puede desencadenar una reacción en cadena del sistema inmune en individuos susceptibles y puede conducir a desencadenar la enfermedad autoinmune.

La enfermedad autoinmune es cuando el sistema del cuerpo destinado a atacar invasores extranjeros se convierte y en su lugar, ataca a una parte del cuerpo que le pertenece (auto del griego. Para sí mismo). Si el sistema inmunológico es como un sistema de defensa nacional, los anticuerpos son como aviones programados para reconocer un cierto tipo de invasor (dicen que una bacteria) y para destruirlas o marcarlas para su destrucción por otras fuerzas especiales. Los autoanticuerpos son como aviones no tripulados que se identifique de forma incorrecta un componente del cuerpo humano y lanzando un ataque sostenido contra él. Si por error se dirigen a un componente de la vaina conductora alrededor de las neuronas, por ejemplo, los impulsos nerviosos dejan de llevarse a cabo correctamente, los músculos entran en espasmo y la coordinación falla; los resultados de la múltiples esclerosis. Si autoanticuerpos erróneamente se centran en el tejido de las articulaciones; el resultado es la artritis reumatoide. Si se dirigen a los islotes de Langerhans en el páncreas, la diabetes tipo 1, y así sucesivamente

A lo largo de nuestra vida el sistema inmune normal camina una línea muy fina entre la preservación de las reacciones inmunes normales y el desarrollo de enfermedades autoinmunes“, dice el documento. “El sistema inmunológico saludable es tolerante a antígenos propios. Cuando se altera la auto-tolerancia, la desregulación del sistema inmune sigue, dando lugar a aparición de una enfermedad autoinmune. La vacunación es una de las condiciones que puedan perturbar esta homeostasis en individuos susceptibles, lo que resulta en fenómenos autoinmunes y ASIA.

¿Quién es “susceptible”? es el tema del artículo titulado, “La predicción de la autoinmunidad después de la vacunación: ¿Quién podría estar en riesgo.” En él se enumeran cuatro categorías de personas:  1) los que han tenido una reacción autoinmune anterior a una vacuna, 2) cualquier persona con un historial médico de autoinmunidad, 3) los pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas, 4) cualquier persona con alto riesgo o antecedentes de desarrollar autoinmune – incluyendo cualquier persona con antecedentes familiares de autoinmunidad, la presencia de autoanticuerpos que son detectables por los análisis de sangre y otros factores, como niveles bajos de vitamina D y el tabaquismo.

REACCIÓN ANTERIOR

En cuanto a los que han tenido una reacción adversa a las vacunas, el documento cita cinco estudios pertinentes, incluido el caso de la muerte de una adolescente seis meses tras su tercera inyección de Gardasil contra el virus del VPH. Ella había experimentado una serie de síntomas poco después de su primera dosis, incluyendo mareos, entumecimiento y hormigueo en las manos, y lapsos de memoria. Después de su segunda inyección, desarrolló “debilidad intermitente en el brazo, cansancio frecuente que requiere siestas durante el día,” peor hormigueo, sudores nocturnos, dolor en el pecho y palpitaciones. Una autopsia completa no reveló nada pero la sangre y el tejido del bazo análisis reveló fragmentos de ADN del gen L1 de VPH-16 del – que coincide con el ADN encontrado en viales de la vacuna Gardasil contra el cáncer cervical – “lo que plantea la vacuna como un factor causal“. También se han encontrado que los fragmentos de ADN en “complejo con el adyuvante de aluminio”, que, según el informe, se ha demostrado que persiste hasta 8 a 10 años causando estimulación del sistema inmune crónica.”

Aunque los datos son limitados, Shoenfeld y sus colegas concluyeron que “parece preferible que los individuos con reacciones autoinmunes previa o enfermedad autoinmune, como reacciones a las vacunas, no deben ser vacunados, al menos no con el mismo tipo de vacuna.”

CONDICIÓN AUTOINMUNE ESTABLECIDA

El segundo grupo que el documento cita la exención vacuna es pacientes con “enfermedades autoinmunes establecidas.” Las vacunas no funcionan tan bien en ellos, dicen Shoenfeld y sus colegas, y ellos están en “riesgo de brotes después de la vacunación.” Las inoculaciones que contienen virus vivos, incluyendo varicela, fiebre amarilla y el sarampión, las paperas y la rubéola vacuna triple (MMR) están “generalmente contraindicadas” para personas con enfermedades autoinmunes, debido al riesgo de “replicación viral no controlada.” Pero las vacunas inactivadas no son una buena idea, ya sea porque generalmente contienen el ingrediente añadido de aluminio, vinculado a la autoinmunidad.

Los inmunólogos describen los estudios recientes en los que los pacientes con enfermedad reumática autoinmune dada la vacuna contra la influenza (sin aluminio) sufrieron más dolor articular y fiebre que los controles y cuyos niveles de autoanticuerpos, aumentó después de recibir la vacuna contra la gripe. Lo que es más, desarrollaron nuevos tipos de autoanticuerpos que no estaban presentes antes de las vacunas, y que persistieron. Como la presencia de autoanticuerpos puede ser predictivo de desarrollar enfermedad autoinmune en pacientes sin síntomas, incluso años antes de inicio de la enfermedad, esto es preocupante para aquellos que entienden la inmunología.

Varios estudios afirman las vacunas son seguras para la “inmensa mayoría de los pacientes con enfermedades autoinmunes establecidas“, los estudios que se limitan a la artritis reumatoide y el lupus, y no en los casos graves y activos por lo que “el beneficio potencial de la vacunación debe ser sopesar su riesgo potencial,” advirtieron.

LOS PACIENTES CON ANTECEDENTES DE ALERGIAS

Los ensayos de vacunas por lo general han excluido a las personas “vulnerables” – sólo los individuos extremadamente sanos y sin alergias son reclutados. Es un “sesgo de selección”, dice Soriano y Shoenfeld, y que probablemente ha provocado reacciones adversas graves que se “han subestimado considerablemente” en la “vida real donde las vacunas tienen el mandato para todos los individuos, independientemente de su susceptibilidad.” La verdadera incidencia de reacciones alérgicas a las vacunas, normalmente estima entre uno de cada 50.000 a uno en un millón de dosis, pero es probablemente mucho más alta y en particular cuando las proteínas de gelatina o huevos están en la lista de ingredientes, dicen.

Hay una larga lista de ingredientes en las vacunas que son posibles alérgenos: además de los propios agentes infecciosos, están aquellos de huevo de gallina, suero de caballo, levadura de panadero, numerosos antibióticos, formaldehído y lactosa, así como ingredientes “inadvertidos”, tales como el látex. Las historias de personas alérgicas tienen que ser tomadas antes de la vacunación, dicen los investigadores. Sin embargo, algunos signos de reacción no aparecen hasta después de la inyección.

Las enfermeras de salud pública o médicos podrían decirle a los pacientes que una duradera inflamación alrededor del sitio de la inyección después de una vacuna es una reacción al normal, por ejemplo. Pero eso no es lo que dicen los inmunólogos. “La sensibilización a aluminio se manifiesta como nódulos [bultos duros] en el sitio de la inyección que a menudo tienen una regresión después de semanas o meses, pero pueden persistir durante años.” En tales casos, se suele hacer, una prueba de parche se puede hacer para confirmar la sensibilidad y evitar la vacunación.

De acuerdo a un creciente cuerpo de investigación, sin embargo, la alergia puede ser sólo el comienzo de muchos fenómenos peligrosos inducidos por el aluminio.

EL PROBLEMA CON EL ALUMINIO

El aluminio ha sido añadido a las vacunas desde alrededor de 1926 cuando Alexander Glenny y sus colegas notaron que podía producir mejores respuestas de anticuerpos en las vacunas que el antígeno solo. Glenny figuró que el alumbre estaba induciendo lo que llamó un “efecto de depósito” – retarda la liberación del antígeno y que aumenta la respuesta inmune. Durante 60 años su teoría fue aceptada como dogma. Y en el mismo tiempo, el calendario de vacunas creció década en década, pero pocos son los que cuestionaron los efectos de la inyección de aluminio en el cuerpo, lo cual es extraño teniendo en cuenta su toxicidad conocida.

Una búsqueda en PubMed sobre aluminio y “toxicidad” arroja hasta 4.258 entradas. Su neurotoxicidad está bien documentada. Afecta la memoria, la cognición, el control psicomotor; daña la barrera hematoencefálica, activa la inflamación del cerebro, deprime la función mitocondrial y un montón de investigación sugiere que es un jugador clave en la formación de los amiloides “placas” y ovillos en el cerebro de pacientes con Alzheimer. Se ha implicado en la esclerosis lateral amiotrófica, el autismo, y demostró inducir alergia.

Cuando los pacientes de diálisis renal fueron infundidos accidentalmente con el aluminio, el “encefalopatía inducida por diálisis” (DAE) desarrollaron síntomas neurológicos: anomalías del habla, temblores, pérdida de memoria, problemas de concentración y cambios de comportamiento. Muchos de los pacientes finalmente entraron en coma y murieron. Los afortunados que sobrevivieron: cuando la fuente de toxicidad, el aluminio, fue removido de su diálisis se recuperaron rápidamente.

Con estas nuevas observaciones, los investigadores comenzaron a investigar los efectos de los adyuvantes de aluminio y en la última década ha habido un aluvión de investigación. Lejos de ser un saco de arena que contiene el antígeno por un tiempo y luego se excreta, resulta que las sales de aluminio desencadenan una tormenta de acción de defensa. Pocas horas después de la inyección del mismo oxihidróxido de aluminio en las vacunas en ratones, por ejemplo, los ejércitos de células inmunes especializadas están en movimiento, llamando en coordenadas de la cuadrícula para que las fuerzas de asalto más especializadas. Dentro de un día, toda una serie de comandos del sistema inmunológico están en juego – neutrófilos, eosinófilos, monocitos inflamatorios, mieloide y células dendríticas, linfocitos activantes y proteínas secretoras llamadas citoquinas. Las citoquinas en si mismas causan daños colaterales sino que además envían señales, dirigiendo la comunicación de célula a célula y la contratación de otras células a la acción. Si se inicia la siguiente fase del ataque: factor de crecimiento de fibroblastos, interferones, interleucinas, factor de crecimiento derivado de plaquetas, factor de crecimiento transformante y el factor de necrosis tumoral podrían todos ser activados. Hay evidencia de que los poco conocidos inflamosomas molestos, (en la actualidad un tema de investigación como causa del cáncer de vanguardia) como el receptor-Nod como 3 (NLRP) se activan también, pero es todo, por lo que todavía es demasiado pronto para decir exactamente lo que están haciendo.

Una nueva investigación emergente de la Universidad de British Columbia ha descubierto que el adyuvante de aluminio inyectado en ratones puede alterar la expresión de genes asociados con la autoinmunidad. Y en su reciente estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, los inmunólogos de la Universidad de Colorado encontraron que incluso el ADN del anfitrión es reclutado por el asalto del aluminio, que rápidamente inyecta alumbre, y dispara efectos que para los cuales, los científicos apenas han arañado la superficie del entendimiento.

LA IMPORTANCIA DE LA MIOFASCITIS MACROFÁGICA

Esta movilidad o “translocación” del aluminio en el cuerpo es tal vez la más inquietante de la creciente evidencia en la investigación de aluminio actual. En 1998, el investigador francés Romain Gherardi y sus colegas observaron una condición emergente de origen desconocido que presenta en pacientes post-vacunación con fatiga crónica como síntomas que incluyen ganglios linfáticos inflamados, dolor articular y muscular y agotamiento. Biopsias de tejido de músculo deltoides de los pacientes revelaron lesiones de hasta 1 cm de diámetro y lesiones únicas, diferentes de otras enfermedades. Fueron al laboratorio para su análisis y para asombro de Gherardi, que consistían principalmente en macrófagos – grandes células blancas de la sangre en el sistema inmune, cuyo trabajo es para tragarse a los invasores extranjeros en el cuerpo. Encerrado en el líquido celular de estos fagocitos fueron aglomerados de nanocristales de aluminio.

Gherardi y sus colegas comenzaron a inyectar ratones con aluminio para ver qué pasaba. Su investigación publicado en 2013 reveló que las partículas de metal fueron engullidas por macrófagos y formaron granulomas-MMF que se dispersaron -a los ganglios linfáticos distantes, el bazo, el hígado y eventualmente cerebro.

Esto sugiere fuertemente que biopersistencia del adyuvante a largo plazo dentro de las células fagocíticas es un requisito previo de la translocación lenta del cerebro y neurotoxicidad retardada.“, escribe Gherardi en su revisión de la investigación relevante en Frontiers in Neurology, en 2105.

Un estudio en animales más aterrador sobre el aluminio es el estudio del investigador veterinario español Lluis Lujan sobre ASIA ovina. Después de que un gran número de ovejas en España murieron en 2008 como consecuencia de una campaña de vacunación múltiple obligatoria contra la lengua azul en España en 2008, Lujan se dispuso a averiguar lo que los mató – y empezó inoculando con aluminio.

Su estudio 2013 encontró que sólo el 0,5% de las ovejas inoculadas con vacunas de aluminio mostró reacciones inmediatas de letargia, ceguera transitoria, estupor, postración y convulsiones – “que se caracterizan por una meningoencefalitis grave, similar a reacciones postvacunales observadas en los seres humanos.” La mayoría de ellos se recuperaron, temporalmente, pero los exámenes post mortem de los que no, revelaron la inflamación cerebral aguda.

La fase de comienzo tardío “crónica” de la enfermedad afectó mucho más de las ovejas – 50-70% de los rebaños ya a veces a prácticamente el 100% de los animales dentro de un rebaño dado, generalmente incluyendo todos aquellos que se habían recuperado previamente. La reacción se desencadena con frecuencia por la exposición al frío y comenzó con la inquietud y morderse en forma compulsiva la lana, luego avanzó el enrojecimiento agudo de la piel, la debilidad generalizada, pérdida de peso y temblores musculares extremos, y, finalmente, entró en la fase terminal en el que los animales bajaron en sus cuartos delanteros, entraron en coma y murieron. Las autopsias revelaron “necrosis neuronal severa” y aluminio en el tejido nervioso.

La reacción del sistema inmunológico al aluminio “representa un desafío importante de salud,” Gerhardi declara en su reciente revisión, y añade que “intenta examinar seriamente las preocupaciones de seguridad planteadas por la bioacumulación en el cerebro y el caráctes persistente de las partículas de alumbre no se han hecho. Una gran cantidad se debe hacer para entender cómo, en algunas personas, las vacunas que contienen alumbre pueden llegar a ser insidiosamente inseguras.”

Volvemos al problema de que “ciertas personas” deben evitar la vacunación para evitar la enfermedad autoinmune.

PERSONAS PROPENSAS A DESARROLLAR AUTOINMUNIDAD

Soriano y Shoenfeld identifican a la última categoría: cualquier persona en riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune. Dado que un número de ellos han demostrado tener factores genéticos que incluirían a cualquier persona con antecedentes familiares de enfermedad autoinmune. También incluye a cualquier persona que ha dado positivo por autoanticuerpos que pueden indicar la enfermedad años antes de que aparezcan los síntomas. Las vacunas, dicen los médicos, “puede desencadenar o empeorar la enfermedad.

Los fumadores también tienen un excepcionalmente alto riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune, dice el informe. La Sociedad Americana del Cáncer estima que cerca del 18% de los estadounidenses fuman. Eso significa que unos 42 millones de estadounidenses tienen un riesgo elevado de desarrollar una enfermedad autoinmune y que están apilando las probabilidades con cada vacuna.

Y, por último, los factores que Shoenfeld y Soriano han asociado con alto riesgo de desarrollar autoinmunidad son niveles altos de estrógeno y niveles bajos de vitamina D – que significa cualquier persona que toma pildoras de control de la natalidad o terapia de reemplazo hormonal, según un estudio de 2009 del estado de la vitamina D, cerca de tres cuartas partes de adolescentes y adultos estadounidenses deben tener cuidado con las vacunas.

Shoenfeld no parece significar excluir a todas estas personas de la inmunización, sin embargo. El documento concluye que “para la inmensa mayoría de las personas, las vacunas presentan ningún riesgo de enfermedad autoinmune sistémica y deben administrarse de acuerdo con las recomendaciones actuales.” ¿Qué está en marcado contraste con el cuerpo del documento? La palabra final es cautelosa sobre el que pesa el “beneficio potencial de la vacunación … en contra de su riesgo potencial.”

Es un ejemplo de una extraña especie de esquizofrenia en una amplia gama de publicaciones de inmunología recientes. Los médicos parecen estar tratando de conciliar un siglo de dogma de las vacunas “seguras y eficaces” con el valor de los resultados de la última década de investigación aterradores. Hay un montón de “por una parte” y “por otro lado” en ellos.

La nueva investigación parece a punto de ganar la mano, sin embargo. Una visión general de ASIA, en 2013, por seis inmunólogos incluyendo Shoenfeld, por ejemplo, es un catálogo de los efectos secundarios de la vacuna de Gardasil muertes, epidemias narcolepsia, la infertilidad, la fatiga crónica, ovejas muertas y cerebros de aluminio. Están plagados de declaraciones que habrían sido prácticamente desconocidas en la medicina convencional hace una década atrás. ¿Te gusta esta sorpresa?

Tal vez, en veinte años, los médicos dejarán la partículas mejor caracterizados de autoinmunidad, y las vacunas pueden ser completamente seguras, así como efectivas. No obstante, el reconocimiento de ASIA ha iniciado el cambio de poner más esfuerzos en la identificación de lo bueno, lo malo y lo feo de las vacunas y, en particular, de los adyuvantes como factores desencadenantes de la autoinmunidad.

¿Lo malo y lo feo de las vacunas? ¿Qué pasa con los aditivos? Eso no está en el CDC para su campaña. ¿O qué tal ésta?

“A pesar de la enorme cantidad de dinero invertido en el estudio de las vacunas, hay pocos estudios observacionales y prácticamente no hay ensayos clínicos aleatorios que documentan el efecto sobre la mortalidad de cualquiera de las vacunas existentes. Un documento reciente encontró un aumento en la tasa de hospitalización con el aumento del número de dosis de vacuna y una proporción de la tasa de mortalidad por 5-8 dosis de vacunas a 1-4 dosis de 1,5, lo que indica un aumento estadísticamente significativo de muertes asociadas con altas dosis de vacunas. Desde que las vacunas se administran a millones de bebés al año, es imperativo que las autoridades de salud tengan datos científicos de los estudios de toxicidad sinérgicos sobre todas las combinaciones de vacunas.”

Eso podría decir cualquier anti-vacunas … pero no es el caso.

Pero aquí está lo máximo:

La Corte Suprema de Estados Unidos resolvió que los fabricantes de vacunas son inmunes a demandas alegando que el diseño de la vacuna es defectuoso. Por lo tanto no hay necesidad de diseño de ensayos clínicos innovadores y que las vacunas deban rediseñarse.

Los inmunólogos incluyendo las principales autoridades del mundo en autoinmunidad están diciendo que es el momento de llevar a las vacunas de nuevo a la mesa de dibujo.

La enfermedad autoinmune es la tercera causa de morbilidad y mortalidad en todo el mundo y ahora entre las 10 principales causas de muerte de las jóvenes americanas. La Asociación Americana de Enfermedades Autoinmunes Relacionadas estima que 50 millones de estadounidenses sufren de una de las 88 enfermedades autoinmunes – de la diabetes tipo 1 a lupus eritematoso sistémico – y algunas investigaciones pone la cifra en uno de cada cinco en todo el mundo. Al menos 40 enfermedades más son sospechodas por ser inmune mediadas. La mayoría de ellas son devastadoras – a menudo incapacitantes, costosas de tratar e incurables. Y están aumentando a un ritmo asombroso.

En esta etapa, parece que cuanto más la investigación vierte, más difícil va a ser conseguir para los inmunólogos pro-vacunas mantienen el trastorno de personalidad múltiple -o tienen completos ataques de nervios- bajo control. Diez años de investigación de vanguardia en los efectos del aluminio sobre el sistema inmunológico han revelado sobre todo, lo equivocados que estaban. Y lo poco que saben. Si, después de 90 años, los médicos finalmente han comenzado a examinar seriamente el mecanismo y cuestionar los méritos de la inyección de toxinas de metales en los bebés recién nacidos, ¿Qué queda aún de descubrir? ASIA suena horrible. (Demasiado malo para todas las personas cuyos hijos sufrido fatiga crónica cuando era sólo un anhelo freudiano por dormir con su madre.) Pero ¿qué pasa si, como con las ovejas de Luján, la minoría “insignificante” que ha estado pagando el precio por el bien de la humanidad es realmente sólo la punta del iceberg? ¿Y si algunas personas con reacciones inmunes adversas aparentes todavía tienen nanocristales de aluminio depositados en silencio en sus cerebros? ¿Qué pasa si ASIA realmente incluye a la enfermedad de Alzheimer? ¿ALS, y el autismo? ¿ADD? Y esas son sólo las A’s.

Incluso si los inmunólogos se mantienen luciendo sus gafas de color de rosa, y los ingredientes de la vacuna sólo son responsables de una pequeña fracción de la explosión de autoinmunidad, el “feo” en las vacunas todavía será más difícil y más difícil de ignorar. Cuando todos en el planeta se están inyectando, 20 años es mucho tiempo para que las personas con discapacidad se acumulen mientras que los científicos “se baten a duelo con las partículas caracterizadas de autoinmunidad.” En la furia por el brote de sarampión Disneyland del que se están apoderando los promotores de vacunas del mundo, el tiempo se acaba para los médicos e investigadores que ven el lado “malo y lo feo” de las vacunas y sus adyuvantes para hacer algo al respecto. Hay escasas posibilidades de un rediseño de las vacunas en la ausencia de un incentivo de ganancias y una gran posibilidad de mandatos de vacunas universales para todos y cada uno – incluidos aquellos que hayan tenido una reacción de choque anafiláctico anterior.

Lea el artículo original de GreenMedInfo.com

Corte de EE.UU. admite que la vacuna hepatitis B causó enfermedad autoinmune fatal en niños

10401359524_b7df988ffa_o-300x225

En nuestra sociedad actual, los recién nacidos son inyectados con un montón de productos químicos tan pronto como llegan en el mundo. En nombre de la “prevención”, les damos vacunas, que no estamos siquiera seguros, de que son seguras. Como cuestión de hecho, en muchos casos, sabemos que son inseguras. Este es el caso de la vacuna contra la hepatitis B, aprobada para los bebés al nacer, pero la verdad es, que es responsable por causar enfermedades graves e incluso la muerte.

El Tribunal de Reclamaciones Federales de Estados Unidos se puso de parte de Tambra Harris, quien murió como consecuencia de una enfermedad autoinmune llamada lupus eritematoso sistémico (LES). El tribunal otorgó 475.000 dólares a raíz de su muerte después de encontrar que la vacuna contra la hepatitis le causó lesiones en forma de LES. Pero esta casi admisión de una relación causa-efecto entre la vacuna y la enfermedad y posterior muerte no es suficiente. No, todavía damos esta vacuna a los bebés.

Entonces, ¿qué es la hepatitis B y por qué se nos dice que es tan importante que los recién nacidos sean vacunados contra ella? La hepatitis B no es agradable y puede ser mortal. Pero los recién nacidos (y la gran mayoría de las personas a cualquier edad) no están en riesgo de contraer la enfermedad. Se transmite por contacto con fluidos corporales, como lo son, las relaciones sexuales sin protección o las agujas contaminadas.

Los riesgos asociados con la vacuna contra la hepatitis B son mucho más apremiantes que el riesgo de contraer la enfermedad, dice la Dra. Jane Orient de la Asociación de Médicos y Cirujanos Americanos (AAPS). “Para la mayoría de los niños, el riesgo de una reacción a la vacuna grave puede ser 100 veces mayor que el riesgo de hepatitis B.”

Sin embargo, los recién nacidos se les da la vacuna dentro de los momentos de entrar en el mundo.

Considerado por muchos como crímenes contra los niños, la vacunación contra la hepatitis B, se ha relacionado con el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS), la esclerosis múltiple y otras enfermedades autoinmunes. Muchos expertos han cuestionado el uso prolífico de la vacuna, ya que entró en escena hace unas décadas. Lo que es más, muchos padres están comenzando a cuestionar la necesidad de la vacuna.

“En números crecientes, los padres de todo el país están en contacto con el Centro Nacional de Información de Vacunas (NVIC) que informe de la oposición a las regulaciones promulgadas por ser funcionarios del departamento de salud estatal que legalmente requieren que los niños sean inyectados con tres dosis de la vacuna contra la hepatitis B antes de ser autorizados a asistir guardería, jardín de infantes, escuela primaria, escuela secundaria o la universidad, ” – National Vaccine Information Center (NVIC.org).

Como padre, todavía es su decisión si desea o no vacunar a su hijo . Hay un montón de investigación por ahí para que le oriente en esta decisión. No deje que su médico o las personas que lo rodean sean su única fuente de información. Haga su investigación y determine la mejor solución para la salud a largo plazo de su hijo.

Lea el artículo original de Family Health Freedom Network

Un nuevo Síndrome de Autoinmunidad vinculado al Aluminio en las Vacunas

vaccine_autoimmune_syndrome_aluminumPor Celeste McGovern (GreenMedInfo) – Inmunólogos líderes en el Congreso Internacional de Autoinmunidad, vincularon al aluminio en las vacunas a un nuevo síndrome post-vacunal. Mientras que los “anti-vacunas” están siendo manchados en campañas públicas de miedo por los traficantes no científicos, un creciente cuerpo de investigación de vanguardia está saliendo de los niveles más altos de la inmunología médica para confirmar lo que las bielas, han estado diciendo por años acerca de los efectos devastadores de los ingredientes de la vacunas.

Los nombres más importantes en el campo de estudio del sistema inmunológico humano se unen a trabajos actuales más prestigiosos en la literatura de la inmunología que vinculan a los ingredientes de las vacunas ampliamente utilizados como el aluminio, por crear aterradoras epidemias modernas de enfermedades autoinmunes como el autismo y el Alzheimer.

Además, se ha identificado un nuevo síndrome post-vacunal: Síndrome inflamatorio-autoinmune inducido por adyuvantes (ASIA). Y aunque el estudio de ASIA hace brillar la luz sobre los mecanismos subyacentes a través del cual los ingredientes de vacunas desencadenan la enfermedad, también expone las grietas en la fundación de un siglo de ortodoxia de las vacunas.

Cerca de 3.000 médicos y científicos de todo el mundo se reunieron la semana pasada en el 9 º Congreso Internacional de Autoinmunidad (ICA) en el Nice Acropolis Convention Center en la Riviera francesa. Se programaron decenas de seminarios y mesas redondas de las causas y tratamientos de las puntuaciones de las enfermedades autoinmunes. Pero un día entero del evento de cuatro días celebrado cada dos años se dedicó al 3° Simposio Internacional de Vacunas, celebrada bajo los auspicios de la ACI.

Ignasi Rodríguez-Pinto, un autoimmunologista en el Hospital Clínic de Barcelona y ex miembro de la preeminente Center Zabludowicz de Enfermedades Autoinmunes en el Sheba Medical Center de la Universidad de Tel Aviv, fue al simposio a anunciar la creación de un registro mundial de ASIA.

ASIA se identificó por primera vez en la revista Journal of Autoimmunology en 2011, por el Dr. Yehuda Schoenfeld, fundador del Centro Zabludowicz. Incluye un amplio espectro de fenómenos neurológicos y inmune mediados observados después de las inyecciones de vacunas que resultan de la exposición a sus ingredientes, incluyendo el aluminio. Entre los criterios de diagnóstico de ASIA: debilidad, ansiedad, erupciones cutáneas, fatiga crónica, trastornos del sueño y el inicio de una serie de enfermedades autoinmunes, como Lupus eritematoso y la artritis reumatoide – a veces años después de una reacción inicial.

ASIA también es apodado “el síndrome de Schoenfeld” por el Dr. Yehuda Schoenfeld que ha publicado más de 1.700 artículos en la literatura médica y es ampliamente considerado como la principal autoridad del mundo en enfermedad autoinmune, que se produce cuando ciertas proteínas en el cuerpo pierden su “privilegio inmune” o estado protegido, y la maquinaria de errores del sistema de defensa humano las ve como invasores extranjeros y lanza un asalto a su propio cuerpo.

“ASIA es un concepto amplio que incluye cualquier factor ambiental que se demuestre por desencadenar enfermedades autoinmunes”, dijo Rodríguez-Pinto. Los casos de síndrome de la Guerra del Golfo, que resultan de la exposición al químico escualeno – un componente de las vacunas que se utilizan en el personal militar durante la Guerra del Golfo, y siliconosis – síntomas autoinmunes provocadas por la exposición al silicio en las prótesis y los implantes mamarios – ahora se estudiarán en relación bajo el paraguas de ASIA”, dijo.

El registro se realizó en enero de este año como una herramienta para permitir a los investigadores analizar los casos de ASIA a nivel mundial, para comparar las manifestaciones clínicas después de la exposición, así como establecer instigadores comunes de autoinmunidad y comparar la eficacia de los tratamientos. En su primer mes de funcionamiento, 283 casos confirmados del síndrome se registraron – 73% seguido de la vacunación, mientras que el resto fueron expuestos a otras toxinas conocidas.

ASIA

Foto: ovejas adultas afectadas por ASIA: catchexia extrema, abrigos de lana pobres, enrojecimiento de la piel, atrofia de la masa muscular y debilidad generalizada, seguidas de la muerte.

 

La mayoría de los casos de ASIA actualmente registrados han seguido la vacunación contra la hepatitis B (70,7 por ciento), dijo Rodriguz-Pinto. Cuarenta por ciento de los casos desarrollaron condiciones autoinmunes definidas como la esclerosis múltiple, y un subgrupo de 20 por ciento tenían más de una enfermedad autoinmune diagnosticada.

“Los adyuvantes se han utilizado durante décadas para mejorar la respuesta inmune a las vacunas, y entre este grupo grande, el aluminio y la silicona son los más comúnmente descritos”, explica un artículo de Julio de 2013, publicado en Immunologic Research, escrito por cuatro inmunólogos líderes como Schoenfeld.

“Sin embargo, como con el apoyo de cada vez más informes, aunque raramente las vacunas pueden desencadenar el desarrollo de AD´s [enfermedades autoinmunes] en los seres humanos genéticamente susceptibles, esto podría atribuirse a la presencia de los adyuvantes contenidos. La relación temporal entre la administración de la vacuna y la enfermedad manifiesta puede durar desde unas pocas semanas hasta incluso años”.

El documento añade que una “literatura abundante ahora muestra que la exposición de seres humanos y animales al aluminio a partir de diversas fuentes puede tener consecuencias perjudiciales sobre el sistema nervioso, especialmente en los adultos.”

Entre los autores de ese abundante literatura es el canadiense Christopher Shaw, presidente del Instituto de Investigación Médica de Seguridad de los Niños y un investigador de la Universidad de la Columbia Británica que, en el IAC, la semana pasada describió aluminio como “insidiosamente peligroso”.

“Que el ión aluminio es muy tóxico es conocido”, dijo Shaw. “Su toxicidad fue reconocida ya en 1911 y la evidencia sólo se ha ampliado desde entonces”, dijo, sobre todo en un creciente cuerpo de evidencia del papel que tiene el aluminio en la enfermedad de Alzheimer y el autismo.

A pesar de encontrarse en algunas fuentes de agua y alimentos, desde los años 1920, el aluminio se ha utilizado en muchos y un número creciente de vacunas, dijo Shaw, y “el compartimiento en que lo pones ey la vía de administración que hace la diferencia.”

“El aluminio es una demostrada neurotoxina”, agregó. “Desde el nivel molecular entre los iones y moléculas, con las proteinas del genoma, y el nivel celular a nivel del circuito, no hay ningún nivel del sistema nervioso en el que el aluminio no tenga un impacto negativo.”

Shaw informó sobre su investigación en ratones inyectados con dosis equivalentes a las de aluminio en inyecciones de vacunas. Estos mostraron una pérdida progresiva de la fuerza muscular y la resistencia, y en el nivel celular, “una profunda pérdida de las neuronas motoras”.

Él y otros investigadores también demostraron “déficits en la interacción social” y niveles de ansiedad elevados entre los ratones vacunados, reflejados por subir escaleras obsesivamente y la renuencia a moverse entre la luz y las regiones oscuras en comparación con los controles, por ejemplo. La próxima investigación de Shaw demuestra el impacto del aluminio en las proteínas de los genes y la expresión de genes y cómo se relacionan con el autismo.

La científico senior de investigación del MIT Stephanie Seneff, presentó un resumen de los estudios que describen el efecto de aluminio en la glándula pineal y su posible explicación para la alta prevalencia de los trastornos del sueño entre los enfermos de Asia.

El investigador francés Romain Gherardi explicó el estudio de 2013 de su equipo que describe una meningoencefalitis severa en ratones después de la vacunación y el rastreo de la ruta de acceso de las nanopartículas de aluminio en dosis equivalentes a lo que recibiría un ser humano. El equipo encontró depósitos de aluminio encapsulados en los macrófagos – células inmunes grandes que engullen partículas extranjeras – en los ganglios linfáticos, el bazo y el tejido cerebral sólo cuatro días después de la inyección y que pueden durar hasta un año después de una sola vacuna. “Las partículas de aluminio usados ​​en las vacunas son biopersistentes neuromigratorias”, concluyó. “Estas propiedades han sido subestimadas previamente”, y él dijo, podrían explicar “los eventos neurobiológicos adversos”.

Otro investigador canadiense, Lucja Tomljenovic, describe los mecanismos que ella cree operaron en la muerte de dos niñas: una de 19 años de edad, quien murió mientras dormía a los seis meses siguientes a la vacunación contra el VPH, y en una niña de 14 años de edad, quien murió en su bañera 15 días después de una segunda vacuna contra el VPH. Tomljenovic manchando muestras de tejido de cada uno de los cerebros de las niñas, encontró evidencia de que el aluminio estaba actuando como un “Caballo de Troya” en el cerebro, llevando con ello componentes de la vacuna que indujeron una “reacción cruzada”, un ataque autoinmune que causa hemorragia cerebral.

Aunque no es un estudio en humanos, el experimento de investigador veterinario español Lluis Lujan con ovejas expuestas a las vacunas que contienen aluminio quizás es aún más significativo. Luján destacó las “consecuencias devastadoras ” de una campaña de vacunación obligatoria contra la fiebre catarral ovina múltiple en España en 2008, en la que murieron rebaños de animales – ahora reconocidos como la versión ovina de ASIA.

Su estudio de 2013 para investigar las causas subyacentes de la epidemia encontró que sólo el 0,5 % de las ovejas inoculadas con vacunas de aluminio mostró una reacción aguda dentro de las primeros dos a seis días, marcadas por una serie de signos nerviosos incluyendo letargia, ceguera transitoria, estupor, postración y convulsiones.

Sin embargo, como las vacunas letales contra la fiebre catarral ovina, siguiente a la fase de comienzo tardío “crónica” la enfermedad varía ampliamente, y se manifiesta en el 50-70% de los rebaños y, a veces afecta a casi el 100 % de los animales en un rebaño determinado. La reacción se desencadena frecuentemente por la exposición al frío y comenzó con un comportamiento anormal, agitación y el morder compulsivamente la lana, y luego avanzó a la rojez aguda de la piel, la debilidad generalizada, la pérdida de peso y temblores musculares y finalmente, entró en la fase terminal, donde los animales cayeron sobre sus cuartos delanteros y  ya no podía levantarse. Ellos dejaban de responder, entraban en estado de coma y finalmente morían. Las autopsias revelaron una “necrosis neuronal severa” y aluminio en el tejido nervioso.

“Se supone que debemos equilibrar los beneficios de las vacunas contra los efectos adversos”, dijo Luján. “Lo que se vende [el mensaje] es que las vacunas tienen sólo efectos beneficiosos, y el resto se olvida o ignora, o nadie quiere oír hablar de eso.”

Es cierto que hay muchas personas que no quieren oír hablar de la última investigación que vincula las vacunas para las enfermedades incurables y debilitantes. La enormidad de las implicaciones de ASIA y la toxicidad del aluminio como adyuvante en uso actual en todo el mundo parece no haber penetrado en la conciencia médica.

La política de salud pública apenas fue mencionada, aunque se señaló que las nuevas y más vacunas que continúan siendo añadidas a los calendarios pediátricos sin tener en cuenta la carga tóxica de aluminio. ¿Y cuál es una dosis tolerable de una neurotoxina en la vacuna en un recién nacido saludable?

Hay un problema sin resolver de una asombrosa falta de consentimiento informado. ¿Cuántos padres, por ejemplo, teniendo en cuenta el riesgo lejano de una infección de hepatitis B en su recién nacido sano, en comparación con el riesgo de que su hijo desarrolle tal vez múltiples enfermedades neuroinmunológicas irreversibles y mal entendidos, elegiría la vacuna?

“En primer lugar, no hacer daño”, expresó un científico aparentemente frustrado vinculado a la FDA de EE.UU.. “Cuando sabemos que algo es una toxina, no debe administrarse a personas, y especialmente a personas saludables. Hemos escuchado suficiente evidencia hoy de qué es una toxina. Podemos debatir, pero basado en mi experiencia, no es ni siquiera un buen adyuvante”.

Nadie siquiera se pronuncia desafiante ante los gigantes farmacéuticos y exige la retractación del aluminio de la fabricación de vacunas, aunque estos científicos de la ICA son quizás, los mejores candidatos para hacerlo.

Las víctimas de ASIA se encuentran todavía en un sistema que es totalmente ignorante del problema de los adyuvantes. Sus síntomas, incluso si se producen inmediatamente tras la vacunación, no son reconocidos por los médicos que han sido impregnados por un siglo del dogma de las vacuna. Ellos son transportados de un especialista a otro, y con frecuencia terminan siendo tratados por los psiquiatras.

Sarah Jensen, miembro del consejo del Foro de Vacunación de Dinamarca tiene la intención de enviar los datos de registro de ASIA de cerca de 200 casos de Dinamarca, recogidos de las familias de las niñas, en su mayoría de 14 años a 25 años, que han sufrido graves complicaciones de salud después de la inyección con Gardasil, la vacuna contra el cáncer de cuello uterino. Pero Jensen supone que la mayor parte de las víctimas de Gardasil – al igual que los que dicen que el daño de la vacuna es un mito – nunca han oído hablar del síndrome.

Aunque muchos médicos e investigadores del IAC ven el problema como simplemente uno de sustitución del aluminio con algo “más seguro”, hay cuestiones más fundamentales provocadas por el estudio de ASIA. La toxicidad del aluminio se subestimó y negó previamente durante casi un siglo, así como se hace con otros ingredientes, como los contaminantes virales de ADN (que se examinan en el congreso), y los propios agentes infecciosos. ¿Qué pasa si todo el modelo de las vacuna ha sido sólo la arrogancia de un paradigma de un solo medicamento-efecto que ha subestimado enormemente la espectacular complejidad del sistema inmunológico humano?

La mayoría de las ovejas de Luján no mostraron de forma inmediata la fase aguda del trauma post-vacuna. ¿Cuánto dura esta latencia en los seres humanos? Las ovejas de Lujan sufría de una toxicidad por aluminio aparentemente dependiente de la dosis. ¿Qué pasa si incluso una sola inyección de aluminio establece al sistema inmunológico para una caída en la enfermedad neurológica o inmunológica que se desencadena años, quizá décadas, más tarde? En ese caso, ASIA es sólo la punta de un gran iceberg.

Lea el artículo original de GreenMedinfo.com